Identifica si tienes problemas en el hígado

Problemas en el higado

A muchas enfermedades nos cuesta trabajo identificarlas, no tenemos idea de cómo saber cuando algo anda mal. En el caso del hígado esto se complica, porque suele decirse que la gente con manchas oscuras en la cara puede tener algún problema de este tipo.

Científicamente se sabe que esto no es así. “No para nada, a eso se le llama cloasma o melasma facial, no tiene nada que ver con el hígado. Más bien se trata de problemas de otro tipo, como afectación por el sol, o de hecho cuestiones hormonales”, explica el Dr. Víctor Manuel Hernández Carballo, gastroenterólogo certificado por la Asociación Mexicana de Gastroenterología.

La gente con problemas en el hígado se pone de color amarillo, por algo que se conoce como ictericia, que viene de icterus, un pájaro griego de coloración amarilla. La gente con cirrosis primero se pone totalmente amarilla y luego, con el tiempo, su cuerpo toma una coloración oscura”, agrega el especialista.

Cuando el hígado se enferma

A nuestro hígado le afectan un sinfín de cosas, desde infecciones virales como la hepatitis, hasta problemas por obesidad. En el caso de las hepatitis viral se identifican las siguientes:

  1. Hepatitis E. Se presenta normalmente en las embarazadas.
  2. Hepatitis D. Habitualmente se presenta en la infancia. Prácticamente todos los mexicanos estamos en contacto con este virus. Es una infección que se cura por completo.
  3. Hepatitis B y C. Son las más graves y pueden dejar lesiones. Se sabe que en el 10 por ciento de quienes las padecen pueden provocar cirrosis con el paso de los años. “Habitualmente algunos pacientes eliminan el virus, pero en quienes no, se sigue reproduciendo y se desarrolla como cirrosis. Lo bueno es que para la Hepatitis B ya se cuenta con una vacuna”, menciona el Dr. Hernández.

 

La Hepatitis C se transmite por vía sexual y sanguínea. La B se supone que se debe eliminar con el tiempo. El problema con este tipo de Hepatitis es que en algunos casos no se curan. Esta infección crónica puede desenvolver en una cirrosis crónica y luego en cáncer hepático. Afortunadamente sólo un dos por ciento de la población tiene problemas en el hígado por esta clase de virus. Lo afortunado es que en gente con buenas defensas, en ocasiones se puede eliminar el virus de manera natural”.

Otro factor que puede dañar al hígado es el alcohol. Esto puede llevar al desarrollo de una cirrosis hepática y puede llevar a la muerte en caso de que se presenten complicaciones. Esto es más frecuente en hombres que en mujeres. Los infartos, la cirrosis alcohólica y los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte en varones.

Además, están los problemas en el hígado para la gente que tiene sobrepeso. El hígado graso es cuando existe presencia de mucha grasa en el hígado, lo cual puede lo puede inflamar y se llega a desarrollar cirrosis hepática por hígado graso.

Este padecimiento se presenta frecuentemente en personas que han tenido problemas de obesidad desde la infancia, hasta que a los cuarenta o cincuenta se presenta esteatohepatitis (inflamación) y luego cirrosis. Esto no quiere decir que siempre suceda de esta manera.

¿Cómo saber cuando hay un problema?

Según comenta el Dr. Víctor Manuel Hernández cuando existe un problema en el hígado habitualmente las personas se ponen de color amarillo y las uñas oscuras. Puede haber náuseas o vómito, pero depende mucho de qué tipo de problema se trate. Sin embargo, ante cualquiera de estos síntomas se debe acudir al médico.

Prevención

La alimentación es básica en el caso de los problemas hepáticos no virales, especialmente en el hígado graso, así que el Dr. Hernández recomienda:

  1. Consumo diario de frutas y verduras.
  2. Consumo moderado de alcohol.
  3. No ingerir bebidas gaseosas.
  4. En personas con más de 30 años el huevo se debe consumir con moderación.
  5. Se puede comer de todo tipo de carne pero con mesura.

 

El caso de los embutidos es especial ya que tienen mucha grasa, no es que pueda presentarse una intoxicación. Lo que sucede es que la grasa afecta al hígado y a las arterias, lo que sí puede generar es pancreatitis, inflamación en el pancreas”, agrega el médico.

En el caso de la transmisión de virus que afectan al hígado lo más importante es tener relaciones sexuales protegidas, evitar las transfusiones sanguíneas a menos de que sean provenientes de un banco de sangre; además de que en el caso de las personas con adicciones graves siempre se tenga el cuidado de no usar la misma jeringa”, puntualiza.

 

Imagen cortesía de Wavebreakmedia


Daniela Herrero

Escrito por

Aunque soy publicista, llevo algunos años concentrada en escribir y editar textos, lo cual me encanta por cierto. Sobre todo me he interesado en temas que tienen que ver con la salud reproductiva y sexual, al menos eso es lo que más he disfrutado escribir. En Plenilunia me he dedicado a hablar de temas relacionados con la salud femenina, siempre rescatando la importancia que tiene hacerlo de manera integral, pero sobre todo pensando que la conciencia de tu cuerpo te ayuda a empoderarte en los demás ámbitos de tu vida.

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste