Nunca lo Digas

Un tema particularmente difícil y escabroso que resulta arriesgado de abordar en la pantalla grande, como lo es el de la pederastia cometida por el propio padre a sus hijos, es abordado con sutileza y buen tacto en la película italiana Nunca lo Digas, ahora disponible para su renta en video.

Se trata de una obra que deja huella en el espectador por su aptitud para incitar una reflexión sobre el daño provocado en las víctimas por los abusos sexuales y sobre todo, la afectación a su capacidad de relacionarse afectivamente.

Aquí, el tema mismo funciona como un catalizador para adentrarse en una profunda crónica cotidiana de un drama individual. Es decir, no se agota en la anécdota ni recurre al tono sensacionalista, sino que el hecho mismo que denuncia sirve para construir el testimonio de un conflicto intimista, una inteligente descripción de un cuadro psicológico, con la que, por sus implicaciones humanas, todos podemos encontrar puntos de identificación.

La directora italiana Cristina Comencini, realizadora de El Mejor Día de mi Vida, logra la obra más redonda de su trayectoria, basada en su propia novela La Bestia Nel Cuore. Como mujer, tiene la sensibilidad para captar la dimensión del drama y reflejar los sentimientos más hondos, y lo hace con vigor pero con dignidad en el respeto al personaje, captado como ser humano.

Sin chantajes moralinos y sin excesos, alejándose prudentemente de cualquier inclinación al morbo, el relato parte de la decisión de una joven de visitar a su hermano, que ha encontrado refugio de su pasado en Estados Unidos cuando se entera de su embarazo, para afrontar sus propios fantasmas interiores.

El filme posee una fuerza inherente que incita a la cavilación. En contraparte, hay que reconocer que en la trama se desarrollan historias paralelas que no están del todo amarradas y que parecen naufragar, por innecesarias.

Pero es indudable que el balance general resulta sumamente satisfactorio y ante todo, trascendente. Sin duda se trata de una valiosa realización tanto en su propuesta argumental como en su calidad cinematográfica.

Vale la pena destacar la presencia de la actriz italiana Giovanna Mezzogiorno en el papel principal, quien sabe llevar el peso del intrincado personaje. A ella la recordamos recientemente como Fermina Daza en El Amor en los Tiempos del Cólera.

Coproducida por Francia, España y Gran Bretaña, Nunca lo Digas fue nominada en 2005 al Oscar a la mejor película extranjera pero apenas recibe la distribución en México, constituyendo una opción diferente al cine que comúnmente invade nuestras pantallas.



Avatar

Escrito por

Crítico de cine con amplia trayectoria; ha asistido a diversos festivales. Colaborador actual en "Formula Financiera" y "México al Día"

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste