Laura Ariza

¿De qué está hecho el corazón de algunas mujeres?

Una adolescente llena de ilusión, talento y amor por la vida se queda dormida tres semanas antes de cumplir 15 años y despierta ciega. No puedo imaginar lo difícil y doloroso que debe haber sido enfrentarse a una situación así, y a esa edad.

Volver a aprender a leer, escribir, a vestirse, a caminar, desarrollar los sentidos restantes para abrirse paso, no sólo en la vida sino en la casa propia, en la recámara y las habitaciones que hasta entonces eran familiares y seguras. Entrar literalmente de la noche a la mañana en un mundo distinto en el que hay que renunciar a ver el propio rostro y al placer de contemplar el cielo, que era su fascinación, entre muchos otros que nos otorga la vista.

Además de aprender a lidiar con su condición de ciega, pudo crearse para sí misma una nueva realidad, logró convertirse en mamá, licenciada en Psicología, compositora de más de 312 canciones, guionista de televisión, diseñadora de modas, investigadora, conductora de radio y televisión….

Esta extraordinaria mujer se llamaba Laura Ariza y fue la primera presentadora de televisión ciega en el mundo.

Nacida en la ciudad de Paraná, en la provincia de Entre Ríos, Argentina, Laura Ariza enfrentó desde muy joven una infinidad de retos que iniciaron con la muerte de su padre cuando era apenas una niña. Su ceguera vino por desprendimiento de retina como consecuencia del Síndrome de Marfan, enfermedad congénita que ataca principalmente arterias y articulaciones, por la que también tuvo que ser operada a los 18 años con muy pocas esperanzas de sobrevivir.

El médico que realizó la cirugía, quien desde entonces la cobijó bajo su protección y habilidad profesional, fue el doctor René Favaloro, quien seis años más tarde, trajo al mundo a su bellísima hijita: Mónica Abigail.

Convertirse en madre pudo haber sido uno de los deseos más caros de Laura y la prueba más peligrosa a la que tuvo que enfrentarse. Debido a la delicada condición de su corazón, tenia prohibido tener hijos. Tras dos embarazos perdidos, su tercer intento dio como resultado el nacimiento de su hija, quien vino al mundo por cesárea sin anestesia de ningún tipo y sorprendentemente, no heredó la enfermedad de su madre. Está completamente sana. Es también el primer caso en el mundo de un bebé cuya madre padece el Síndrome de Marfan.

Esta polifacética mujer, de enorme inteligencia y estupenda memoria, se puso al frente del programa El Colmo de los Colmos en 1997, transmitido por el Canal 11 de Paraná, siendo así la primera conductora ciega a nivel mundial.

Dulce y fuerte, siguió entera y aguerrida cuando una nueva operación se hizo necesaria para prolongarle la vida. Acudió a infinidad de autoridades e instancias con el fin de reunir el dinero suficiente para viajar a Houston, único lugar en el que podían atender sus necesidades médicas, hasta que tristemente, murió el 7 de febrero de 2006 en Córdoba, España.

La historia de Laura Ariza es cálida e inspiradora para el corazón. Su amor intenso por la vida y su coraje para salir adelante a pesar de tantas adversidades, son una más de las infinitas maneras que tiene la vida de presentarse en su magnifico esplendor. El regalo de una mujer para muchas otras.

En alguna ocasión dijo que probablemente “su mirada de tanto dedicarla al cielo, se había quedado en él”. Supongo que así es. Ojalá que Laura desde allá nos mire y sepa que sabemos de ella y la recordamos con respeto y admiración.



Avatar

Escrito por

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste