Oaxaca, tierra de contrastes y posibilidades

Viajar al estado de Oaxaca es una experiencia llena de contrastes, pues a pesar de su riqueza en recursos naturales, gastronomía, tradiciones, lenguas y atractivos turísticos, aún tiene marcados rezagos en sus comunidades rurales con población indígena.

La desnutrición es uno de sus principales problemas, ocasionada en gran medida, por la pobreza extrema en la que viven estas localidades.

Afortunadamente, existen instancias que le están entrando en serio a combatir la desnutrición, sobre todo en la población infantil y, que además, impulsan proyectos productivos para apoyar la economía de las familias y mejorar su calidad de vida.

Desde el 2006 se instrumentó el programa Herdez Nutre en colaboración con el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INNSZ); este programa se lleva a cabo actualmente en ocho comunidades oaxaqueñas: Santiago Laxopa, San Francisco Jayacaxtepec, La Luz, Santa Maria Yacochi, Santa Catarina Yahuio, Palma Sola, Charco Redondo y Chacalapa.

Beneficia a estas localidades a través de los Centros de Capacitación Integral de Promotores Comunitarios (CECIPROC), que capacitan a miembros de la comunidad en temas relacionados con la salud, nutrición y desarrollo comunitario.

El programa brinda orientación sobre el valor nutricional de las plantas de la región, así como de alimentos disponibles en su localidad, aprendiendo a preparar menús saludables para la comunidad. Ha logrado reducir en 50% la desnutrición infantil moderada y eliminar por completo los casos graves en menores de 5 años en la zona.

También ha logrado organizar a grupos de mujeres que han echado a andar ecotecnologías, como los sanitarios y estufas ecológicas, que preservan el cuidado del medio ambiente, y empresas sociales muy exitosas como panaderías, guarderías, hortalizas y alimentos en conservas, entre otras.

Es muy alentador conocer proyectos como los que el programa Herdez Nutre implementa en comunidades marginadas, pues ayudan a mejorar las condiciones de vida de miles de personas, que difícilmente podrían tener un pleno desarrollo, pues diversos programas de gobierno no llegan a cubrir estas comunidades o son insuficientes.



Escrito por

Editora y periodista especializada en periodismo en salud por la Universidad Anáhuac y Universidad Panamericana, respectivamente. Ha incursionado en diversas áreas como radio, televisión, prensa escrita, editorial, comunicación institucional y relaciones públicas. Socia Fundadora de Plenilunia desde 2004. Editora de revistas como Plenilunia, Diabetes Hoy, así como publicaciones especializadas para la industria farmacéutica. @GabXochiteotzin


Temas relacionados