Trastornos de Refracción

Falta conciencia en el uso de anteojos Los principios de la optometría se dieron a partir del año 1,300 de nuestra era con los conocimientos aportados por astrónomos, físicos y matemáticos, entre otros antiguos científicos, que dieron lugar al desarrollo de la óptica como una ciencia por sí misma.

La optometría moderna llegó a partir de 1890, conforme se fundamentaron los estudios de la luz y la visión que permiten corregir con lentes graduados padecimientos refractarios de la vista como miopía, astigmatismo e hipermetropía, aunque el mayor desarrollo y, sobre todo, un mejor diagnóstico, se han perfeccionado en los últimos años.

Es tan amplio este avance que la optometría ya se estudia a nivel licenciatura en las principales universidades del país. Con todo, la suma de estos egresados al año, así como los técnicos y a nivel diplomado en optometría, unos 400 en promedio, no son suficientes para atender las necesidades del país en la materia, no obstante que entre los mexicanos no hay conciencia sobre la salud visual.

¿Despreciamos nuestra vista? Se estima que al menos 64% de la población mayor de 13 años necesita lentes, pero la mitad no lo sabe o se niega a usar anteojos.

“Los pacientes están mal informados, hay demasiada gente que no se da cuenta de que tiene que hacer lo necesario por cuidar su vista porque el uso de anteojos o lentes de contacto puede incluso detener el progreso del padecimiento, sin embargo, siguen desarrollando miopía, hipermetropía y astigmatismo por no asistir a una consulta”, afirma Edurado Mayorca, director general de Acuvue, marca mundial de lentes de contacto.

Te recomendamos:  Date un momento de rélax

“En el país la gente acude con el optometrista los fines de semana casi como un paseo pero no con la conciencia de cuidar sus ojos”, dice.

“La población no toma en cuenta que sólo tenemos dos ojos y no hay de repuesto. No los cuidamos a pesar de que son la principal vinculación con la realidad de todas nuestras actividades”, apunta por su parte la licenciada en Optometría, Marlene Clara.

“Es una desgracia que persistan estigmas como el de los cuatro ojos, como le dicen a los niños que usan anteojos, sin considerar que nos dan personalidad y hacen parecer interesante hasta al más ignorante”, señala.

Padecimientos refractarios

Estos padecimientos de la visión son tan comunes que algunos especialistas se niegan a considerarlos como una enfermedad. La mayoría de estos se deben a pequeñas deformaciones en el globo ocular que se corrigen mediante lentes graduados, dado que los ojos mismos son una lente que transmite las imágenes al cerebro.

Por eso es importante realizarnos periódicamente exámenes de la vista, porque en cualquier momento, sobre todo en la niñez o adolescencia, se pueden presentar. Y una vez que se detecta el padecimiento, acudir cada año para que no suba demasiado esa graduación.

Si no te gusta usar anteojos, te recomendamos los lentes de contacto que ahora hay en modelos muy cómodos, seguros y te dan mejor visibilidad que los lentes de armazón.

Miopía

Palabra que en griego significa “ojo cerrado”. Es un error en el enfoque visual que genera problemas para ver objetos distantes. Éstos son enfocados delante de la retina y no sobre ésta. No existe ninguna prevención de esta enfermedad que se desarrolla durante la edad escolar. Astigmatismo
En este caso sucede que la córnea, (membrana transparente en la parte frontal del ojo), no tiene la forma esférica normal, sino ovalada como de balón de fútbol americano. Por esa razón la luz se enfoca por delante de la retina, lo que provoca una visión general borrosa, tanto de cerca como de lejos.

Te recomendamos:  Conoce a tu pareja ideal

Hipermetropía

En este caso el ojo es menor a lo normal o en ciertos casos la córnea es más plana. Esto hace que el enfoque de la luz se dé por detrás de la retina y provoca una imagen borrosa de cerca, principalmente para leer.
Fuente: Lic. en Optometría Marlene Clara

Te recomendamos:

Visita el Museo de la Luz de la UNAM. Aprende cuan impresionante es el universo de la óptica. Calle del Carmen, esquina San Ildefonso, Centro Histórico. C.P. 06020, México, D.F.
Estación del metro cercana: Zócalo (línea 2).




Escrito por


Temas relacionados