Vacuna contra influenza porcina

El virus de influenza que hasta el pasado 27 de abril se le asocia en México con 149 muertes, es un virus nuevo contra el cual la humanidad no cuenta medidas de inmunidad, porque es una combinación que nunca antes se había observado, coincidieron en señalar expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Instituto Pasteur de París.

Salvo coincidencias con otros virus de influenza en torno a que su nivel de contagio “es más alto en el pico de los síntomas en el momento que la persona se siente peor”, de acuerdo a Isabelle Bomarin, del Instituto Francés de Vigilia Sanitaria, el virus de la influenza porcina A/H1N1 sobresale por la alta cantidad de muertes provocadas en México, mas no así en otros países donde se le ha identificado, como Estados Unidos, Gran Bretaña, España, Australia, Nueva Zelanda e Israel.

Ante esto, la comunidad científica internacional inició una carrera contrareloj para comprender mejor a este virus y evitar una pandemia humana, encontrar una vacuna y los tratamientos más adecuados para combatirlo.

La vacuna

Aunque la OMS ya contrató al consorcio suizo Novartis para el desarrollo de una vacuna contra el virus A/H1N1, esta no estará disponible sino hasta dentro de cuatro meses, debido principalmente a que el método para fabricar vacunas contra la influenza no es a través de tecnologías avanzadas y para modernizar su desarrollo, se llevaría de tres a cinco años.

El método para que en el lapso de un año se cuente con unos dos mil 500 millones de dosis de la vacuna contra la influenza porcina, consiste en cultivar los virus en centenares de miles de huevos de gallina, de donde posteriormente se extraen los virus para fabricar el antígeno.

Te recomendamos:  Miomas

Un vocero del laboratorio especificó que si todo sale bien, “con el cultivo celular podemos presentar al mercado una vacuna en tres meses”.

De hecho, normalmente el desarrollo para la producción de vacunas antigripales lleva de seis a nueve meses, tarea que desde 2007 lleva a cabo este laboratorio para combatir la influenza.

Este nuevo virus identificado en la comunidad científica como un auténtico e inédito cóctel, por su combinación de virus aviario, humano y porcino, para la farmacéutica francesa Sanofi-Aventis, “en teoría, después del cuarto mes después de que nos manden la cepa podríamos contar con la primera dosis”, dijo Pascal Barollier, portavoz de Sanofi-Pasteur, división de vacunas del laboratorio.

Cabe aclarar que la producción de dos mil 500 millones de dosis de la vacuna contra el virus A/H1N1, sería posible alcanzarlo de participar las 20 empresas que fabrican estos biológicos a nivel mundial, entre quienes se encuentran, Glaxo Smith Kline, Australia´s CSL, Baxter y Astra Zeneca, además de las antes mencionadas.

¿Por qué una vacuna exclusiva?

Es pertinente recordar que la vacuna contra la influenza se hace con un año o más de anticipación, a fin de determinar cual de los 14 subtipos de virus de influenza podría ser el más proclive a prender como una epidemia, o peor, como pandemia.

Esta decisión se toma a partir de la red de rastreo global que encabeza la OMS con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los cuales monitorean la actividad de la enfermedad y “predecir” los componentes apropiados de la vacuna de influenza anual, además de que los CDC actualizan semanalmente la información de estas cepas durante la temporada de influenza, que va de noviembre a marzo del siguiente año.

Te recomendamos:  Descubre cuál es tu nivel de estrés...

En México Novartis y GSK son las farmacéuticas que distribuyen estos antígenos cada año, los cuales son muy específicos para combatir las cepas determinadas por la OMS y las CDC, por eso las vacunas contra la influenza del invierno 2008-09 no funcionan contra el virus A/H1N1, y lo peor es que quienes han logrado encontrar esta vacuna de producción limitada y adquirirla, se sienten inmunes a la influenza porcina, cuando incluso, estos antígenos tardan dos semanas o más en crear los anticuerpos para la que fueron diseñadas.

Como estas vacunas no tienen un efecto inmediato, por eso se recomienda que se inicie la vacunación contra la influenza de invierno desde octubre, pues se espera que los casos empiecen a surgir a finales de noviembre.

Sin embargo, la sorprendente influenza porcina del virus A/H1N1 prendió en abril, si bien los expertos presumen que los primeros casos de esta se dieron desde marzo, por lo que se considera un caso atípico de influenza primaveral, pero que por lo pronto ha desquiciado las actividades de la mayoría de los mexicanos.


(Con información de diversas agencias)




Escrito por


Temas relacionados