Cura contra la influenza porcina

Los síntomas de la influenza porcina que afecta al país, son similares a los de la denominada influenza estacional: fiebre súbita muy elevada, tos, dolor de cabeza, dolores musculares; pero si no se atiende en un lapso de 48 horas, puede ser mortal.

Afortunadamente el virus que lo crea, el A/H1N1, se ha comprobado que resulta sensible a dos medicamentos antivirales, los cuales sólo se pueden suministrar mediante las indicaciones de un profesional, pues también está comprobado que su automedicación interfiere en 70% o más de su efectividad para combatir al virus.

Estos dos antivirales, el oselatmivir, desarrollado por los laboratorios Roche y conocido comercialmente como Tamiflu, así como el zanamivir, denominado para su venta como Relazan y elaborado por Glaxo Smith Kline (GSK), han resultado un “filón de oro” en el combate de la epidemia de influenza porcina.

Por lo que toca a otros antivirales, se ha identificado que el virus es resistente a estos, como los dos más antiguos en el mercado, que son la amantadina y la rimantadina, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, indicó en rueda de prensa que aquellos pacientes que han llegado a tiempo para su atención médica a los hospitales y con signos de influenza porcina, incluso no han requerido de hospitalización y se les envía a su casa con la medicación respectiva, que consiste en alguno de los dos antivirales mencionados.

Para que tenga efecto el Tamiflu debe tomarse a más tardar 48 horas después de que surjan los primeros síntomas, indicaron voceros de Roche, puesto que el medicamento actúa al bloquear la multiplicación del virus en el organismo infectado, por lo que debe suministrarse a tiempo antes de que el virus invada órganos o tejidos vitales.



Escrito por


Temas relacionados