Dieta y nutrición ¿determinan nuestra salud mental?

Exponen el verdadero papel de la nutrición en la salud mental y en la gestión de los trastornos mentales a nivel individual y poblacional y la necesidad de usarla para enfrentar la enorme carga de la mala salud mental.

Ilustración de un cerebro con las manos y utensilios  con un plato listo para comer
“Dime lo que comes y te diré quién eres.” Brillat Savarin (1755-1826), autor del primer tratado de gastronomía
Una nueva colaboración internacional liderada por la Universidad de Melbourne y la Universidad Deakin ha revelado que la evidencia está acumulándose rápidamente para demostrar una relación vital entre la calidad de la dieta, las deficiencias nutricionales con la salud mental.

El estudio publicado en la revista The Lancet Psychiatry, en donde destacados académicos afirman que una serie de condiciones médicas, la psiquiatría y la salud pública ahora deben reconocer y adoptar la dieta y la nutrición como determinantes de la salud mental.

El autor principal, el Dr. Jerome Sarris, de la Universidad de Melbourne y miembro de la International Society for Nutritional Psychiatry Research (ISNPR, Sociedad Internacional para la investigación malnutrición psiquiátrica), dijo que la psiquiatría se encuentra en una etapa crítica, con el actual modelo médico logrado beneficios modestos para abordar carga mundial carga de la pobre salud mental.

Mientras que los determinantes de la salud mental son complejos, la evidencia emergente y convincente de la nutrición como un elemento clave en la alta prevalencia e incidencia de los trastornos mentales sugiere que la nutrición es tan importante para la psiquiatría, como lo es para la cardiología, endocrinología y gastroenterología” dijo Dr. Sarris.

En los últimos años, se han establecido vínculos significativos entre la calidad nutricional y la salud mental. Rigurosos estudios científicos han hecho importantes contribuciones a nuestra comprensión del papel de la nutrición en la salud mental“, dijo.

Los hallazgos de la revisión revelan que, además de la mejora de la dieta, la evidencia es ahora compatible con la afirmación de que la prescripción basada en nutrientes tiene el potencial de ayudar en la gestión de los trastornos mentales a nivel individual y poblacional.

Los estudios demuestran que muchos de estos nutrientes tienen una clara relación con la salud del cerebro, incluyendo los omega-3, vitaminas del grupo B (especialmente ácido fólico y B12), colina, hierro, zinc, magnesio, S-adenosil metionina (SAM), Vitamina D, y amino ácidos.

Mientras que abogamos por estos para ser consumidos en la dieta cuando sea posible agregarlos en una receta como nutracéuticos (suplementos nutricionales) también puede estar justificado“, dijo el Dr. Sarris.

La profesora asociada Felice Jacka, investigadora principal de la Universidad de Deakin y presidenta de la ISNPR señala que muchos estudios han demostrado asociaciones entre los hábitos alimentarios saludables y una reducción de la prevalencia de riesgo y para la depresión y el suicidio a través de culturas y grupos de edad.

La nutrición materna y en las primeras etapas de de la vida también se está convirtiendo en un factor en los resultados de salud mental en los niños, mientras que las graves deficiencias de algunos nutrientes esenciales durante períodos críticos en el desarrollo han sido implicados desde hace tiempo en el desarrollo de los trastornos depresivos y psicóticos“, dijo.

Una revisión sistemática publicada a finales de 2014 también ha confirmado una relación entre los hábitos alimentarios no saludables y una peor salud mental en niños y adolescentes. Dada la temprana edad en la vida en que se da el inicio para la depresión y la ansiedad, estos datos apuntan que la mejora de la dieta puede ser un modo de prevenir la incidencia inicial de trastornos mentales comunes.

El Dr Sarris, miembro ejecutivo de la ISNPR, cree que es hora de abogar por un enfoque integral de la psiquiatría, con la dieta y la nutrición como elementos clave.

Es hora de que los médicos consideren a la dieta y los nutrientes adicionales como parte del paquete para tratar de manejar la enorme carga de la salud mental“, dijo.

Referencias

  • Dr Jerome Sarris, PhD, Alan C Logan, BA, Tasnime N Akbaraly, PhD, G Paul Amminger, MD, Vicent Balanzá-Martínez, MD, Marlene P Freeman, MD, Joseph Hibbeln, MD, Yutaka Matsuoka, MD, David Mischoulon, MD, Tetsuya Mizoue, MD, Akiko Nanri, MD, Daisuke Nishi, MD, Drew Ramsey, MD, Julia J Rucklidge, PhD, Almudena Sanchez-Villegas, PhD, Andrew Scholey, PhD, Kuan-Pin Su, MD, Felice N Jacka, PhD Nutritional medicine as mainstream in psychiatry doi: 10.1016/S2215-0366(14)00051-0 http://www.thelancet.com/journals/lanpsy/article/PIIS2215-0366(14)00051-0/abstract
Imagen cortesía de fabioberti.it


Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados