30 risas al día, la fórmula de la salud

bienestar emocional, reequilibrio de la salud, reir, risoterapía, geloterapía, yoga de la risa, estado de ánimo, reir 15 minutos, beneficios multidisciplinarios, psicologicos, sistema inmunologico, sistema hormonal.
bienestar emocional

En la China de hace cuatro milenios, la gente solía reunirse para reír y reequilibrar con ello su salud. Una práctica que también surgió de forma espontánea en India y en diversas culturas tribales.

Reír, simplemente reír.

Y aunque la mayoría podríamos afirmar que reímos todo el tiempo, la realidad es que no es así.

Un par de datos estadísticos avalados por la Universidad de Medicina de Munich (Alemania) lo confirman: los niños de entre 3 y 10 años ríen unas 400 veces diarias, los adultos lo hacemos sólo 15.

Es decir, 7 minutos consagrados a la risa cada día justo cuando la geloterapia (del griego: “gelos”, reír) comienza a convertirse en un asunto serio.

Su detonante en la época moderna es, sin duda, Normand Cousins. Hace 43 años, quien entonces era el crítico y editor neoyorquino de Saturday Review, fue diagnosticado con artritis espinal, un mal que además de doloroso lo dejó inmóvil.

Cousins cayó en profunda depresión y mientras más vulnerable era su estado de ánimo, más aterradores resultaban sus dolores físicos.

Sus médicos le pidieron distraerse de alguna forma. Y el editor decidió recorrer todos los cortos de El Gordo y el Flaco y la filmomografía de los hermanos Marx. Cousins descubrió empíricamente que si conseguía reír 15 minutos de forma vigorosa y espontánea, su dolor físico amainaba sensiblemente en las dos horas posteriores. Y las investigaciones comenzaron.

Hoy, la geloterapia no es considerada una terapia formal en medicina, pero se le imparte como asignatura de técnicas alternativas en las universidades de medicina de Estados Unidos, Canadá, España, Alemania y Francia.

Sus beneficios son multidisciplinarios:

Psicológicos. Disminuye la depresión, ansiedad, estrés y revitaliza la creatividad y autoestima.

Sistema inmunológico. Multiplica las proteínas que combaten las infecciones (en las 12 horas posteriores a un episodio de risa hilarante) y regeneran las células.

Sistema respiratorio. Aumenta la capacidad pulmonar al hacer vibrar el diafragma.

Sistema hormonal. Libera endorfinas que combaten el dolor. También libera adrenalina y dopamina que proveen una sensación de bienestar al cuerpo.

Sistema músculo-esquelético. Tonifica y relaja los músculos.

Descanso. Combate insomnio.

Sistema digestivo. Favorece la secreción de jugos gástricos.

Y como aquel hipotético y catártico “Club de la pelea”, concebido por el escritor estadunidense Chuch Palahniu, también existen cada vez más “Clubes de la risa” en los cinco continentes.

Grupos de todas las edades que se reúnen para -a partir de una serie de técnicas- conseguir reír francamente entre 45 y 60 minutos por cada sesión.

Técnica que es muy apreciada en pacientes en recuperación quirúrgica y casos de cáncer.

Y la llamada “yoga de la risa”, creada por el indio Madan Kataria, consigue cada vez más adeptos.

La geloterapia sólo está contraindicada cuando hay desplazamiento de órganos, glaucoma, hernias, hemorroides activas o problemas cardiacos severos, pacientes para quienes reír siempre será sano, pero quizás no como terapia elegida expresamente.

Para el resto de los mortales, como dirían los chinos: “30 risas al día garantizan la salud”.

lisazuttel[arroba]yahoo[punto]com[punto]mx

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste