Posición actual de la mujer

mujer feliz, mujer provedora, confianza, iniciativa, capacidad de adaptación, intuición, motivación, empatía, deseos de ser madre, deseo de superación
Mujeres emprendedoras

La confianza, iniciativa, la capacidad de adaptación, la intuición, motivación, empatía y la práctica de una escucha activa son algunas de las características que las han hecho llegar alto. Y es que con el tiempo, las mujeres han decidido dar un paso más, quitándose el miedo, la represión y aquellas barreras que por costumbre las limitaban a las labores del hogar.

Hoy por hoy, son las mujeres quienes son cabeza de familia, las que ocupan un lugar en las curules dando curso a una nación, quienes salen cada día a la calle a trabajar a la par de cualquier hombre. A diferencia ellos, es tal la dedicación, el empeño y la efectividad con la que las mujeres se desenvuelven laboralmente, que día con día son más las que se encuentran fuera del hogar.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) presentó un estudio en donde afirma que el 72% de la población femenina no está de acuerdo en que los hombres sean los únicos proveedores del hogar. Señala que es probable que ante la necesidad de contar con otros ingresos en el hogar, más hombres que trabajan consideren que otros miembros contribuyan en el gasto familiar, pero no estarían dispuestos a quedarse en casa mientras sus esposas trabajan.

Según el Instituto Nacional de las Mujeres, la mayor parte de las mujeres viven en pareja, casadas o unidas. Mientras que el 22 % son madres solteras, viudas o divorciadas. Son muchas las causas que llevan a una mujer a enfrentar una vida sin pareja, quién no tiene una amiga, una hermana, prima, vecina, en fin alguna mujer cercana que le haya comentado: “Seré madre soltera, me separo, voy a adoptar o no deseo casarme” todos ellos, comentarios que desafían el estereotipo de “familia normal”.

Suele afirmarse que el deseo de ser madre y formar una familia es inherente a la mujer, sin embargo, la estructura familiar tradicional (marido, esposa, hijos) ha sido sustituida paulatinamente por otros tipos de composición familiar, como son los hogares encabezados por jefas mujeres, madres solteras que han elegido tener hijos, mujeres que por preferencia sexual crían a sus hijos a lado de su amada y claro, mujeres que marcan una tendencia que podría ir en aumento, aunado a cambios sociales y culturales de las últimas décadas.

La fuerza interior de una persona se convierte en poder cuando otras personas la toman en cuenta, y le otorgan esa capacidad de influencia social. El empoderamiento femenino es algo más que el acceso de mujeres a la toma de decisiones; es un proceso que necesita percepción, reconocimiento y valorización, pero también el derecho a tener derechos y a iniciar cambios.

La participación de las mujeres en la vida política de México se ha ampliado, aunque aún es insuficiente. A nivel nacional, el Senado de la República cuenta con 128 escaños, de los cuales 27 son ocupados por mujeres. En la cámara de diputados de un total de 500 legisladores, 136 son diputadas federales. Hoy en día, por ser la mayor parte de la población nacional, las mujeres son quienes deciden los resultados electorales.

Por diversas situaciones, espontáneas o premeditadas día con día hay más mujeres como cabeza de familia, son ellas quienes van dándole rumbo económico al país. Lo crucial no es conseguir el ciento por ciento de posiciones representativas en el área política y económica, sino proveer de equidad de opciones entre hombres y mujeres, empezando por los primeros círculos; la familia, la escuela, esto dará pie a que hablemos de un verdadero empoderamiento femenino.

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste