Aunque tienen menos riesgo, también hay que cuidar a los pequeños ante el Covid19

Van cuatro meses que la humanidad llevamos viviendo con la actual epidemia de coronavirus; aún es poco tiempo para tener toda la información sobre su comportamiento y para tener evidencia clara sobre cómo afecta a los distintos segmentos de la población. Pero lo que sabemos hasta ahora afecta muy poco a los más jóvenes, es decir a menores de edad como niñas, niños, las y los adolescentes.

Consejos para los más pequeños en tiempos de epidemia
Una niña en edad escolar enseña feliz sus manos pintadas

Aún así sí hay casos de infectados entre menores de edad, y por eso recurrimos a una especialista para que nos orientara sobre los cuidados que debemos tener con nuestros pequeños en medio de esta epidemia que a todos nos trae muy nerviosos.

Consultamos a la infectóloga pediatra Liliana Santos Aguilar, integrante del Colegio Mexicano de Pediatría, y nos comentó lo siguiente:

Conforme los datos reportados por las autoridades en la ciudad china de Wuhan, donde arrancó la epidemia, el virus identificado como SARS-Cov2 infectó a menos de 1% de los niños, y dentro de éstos los casos graves fueron cerca del 6%. Es realmente una posibilidad muy baja. Sin embargo eso no quiere decir que no les puede llegar a afectar y sí pueden convertirse en casos graves.

Particularmente, menciona la especialista consultada por Plenilunia, a los pequeños que debemos proteger son a los que tienen algún otro problema de salud respiratoria o alguna otra comorbilidad que les hace vulnerables. Por ejemplo los bebés con pocas semanas que nacieron prematuros y que pueden tener débiles sus pulmones.

Otro aspecto a considerar es cuando hay sobrepeso y obesidad, que al igual que en adultos en México es un serio problema en una alta proporción de menores de edad y ante la epidemia de Covid-19 se convierten en otro segmento vulnerable porque se eleva su riesgo; en caso de resultar contagiado, el comportamiento del virus en el organismo puede derivar en complicaciones serias en personas con obesidad ya que ésta implica una alteración del metabolismo.

Cuidados sugeridos para los más pequeños

Ante esto, las recomendaciones que nos hace la pediatra Santos Aguilar es hacer todo por mantener a nuestros niños en aislamiento, es decir resguardados en casa, como es la recomendación general para todos, sin sacarlos para nada a la calle y así mantenerlos al margen de todo riesgo.

Esto sobretodo para los niños menores de 5 años que sí están dentro del grupo de mayor riesgo dado que su sistema inmunológico aún no está al 100% de su desarrollo.

Igualmente, sin obsesionarnos por cualquier tocecita, sí estarlos vigilando, y tener presentes los síntomas característicos hoy que deben ser motivo de alerta: Fiebre, tos seca y dificultad para respirar.

Algo importante para los papás y mamás nerviosos o aprehensivos: no es necesario ir al médico o al hospital ante cualquier indicio, y menos llevar a nuestros niños. Si hay fiebre y tos u otro malestar no es imprescindible salir corriendo para el médico. Hay que tranquilizarse porque ir al hospital en estos días puede ser, en vez de benéfico, contraproducente porque ahí es donde está más alto el riesgo de contagio. Lo ideal es hablarle al médico pediatra, consultarle, y él sabrá si hay necesidad de salir de casa para revisión.

Ahorita hay que tratar de evitar lo más posible acercarse a un hospital porque es donde podrían estar los focos de contagio porque es donde están los infectados con problemas graves.

La única recomendación para que un niño, preescolar, escolar o adolescente vaya a un hospital es que inicie con dificultad respiratoria, aparte de tos y fiebre.

Otras recomendaciones

Una sana y equilibrada alimentación que incluya frutas y verduras, cereales y proteínas, es otra de las prioridades recomendadas por la doctora Liliana.

Igualmente, buscar la manera de que nuestros pequeños se mantengan activos con actividades como juegos, bailes, competencias que les hagan moverse.

Aun en casas o departamentos donde hay poco espacio, hay maneras de hacer que hagan ejercicio todos los días. Para la coyuntura actual no nos debe preocupar que salten en los sillones o brinquen en las camas; al contrario es indicio de que están sanos y un buen incentivo para que hagan ejercicio. Así que paciencia, mamás, papás, lo más importante hoy en día no es mantener un orden impecable sino que todos en la familia nos mantengamos resguardados en casa, en armonía y saludables.

Principal sugerencia: paciencia infinita ante todo

Para esto otro punto muy importante es mantener la tensión y el estrés bien controlado, sabiendo que es algo difícil después de varias semanas de confinamiento y práctica reclusión. En este sentido, la pediatría Liliana Santos nos recomienda encontrar técnicas para el manejo del estrés.

Hay una variedad de aplicaciones que hoy son accesibles en el celular o cualquier otro dispositivo para hacer yoga, meditación o mindfulness. Podemos ponernos de acuerdo con nuestra pareja y cada uno tener unos 15, 20 minutos de aislamiento en un espacio donde nadie entre, en la cocina, en el baño, en el auto o donde se pueda, para cerrar los ojos, respirar profunda y lentamente varias veces, y observar nuestros pensamientos o tratar de ver desde lejos cualquier preocupación. Una vez hecho esto, respirar de nuevo varias veces, abrir los ojos y regresar con una sonrisa a convivir de nuevo con los demás.

Es una gran dinámica para la salud mental de cada uno, ya sean padres o no, que ayudará a la armonía entre familia.

Al mismo tiempo, para la salud de los pequeños, hay que mantenerlos ocupados mentalmente con dinámicas, rompecabezas, juegos de estrategia, recortar revistas o periódicos con algún tema y otras opciones que no necesariamente están en la Tablet y la televisión. Mantener a nuestros pequeños con horarios para cada cosa es otra alternativa para que la estructura no se pierda aun estando todo el día en casa.

Un aspecto adicional que recomienda la especialista es tratar de que los pequeños mantengan su ciclo de sueño y vigilia en equilibrio, es decir que respeten los horarios de ir a dormir y despertarse, de desayunar y comer, que duerman las horas suficientes y tratar de llevarlo una rutina diaria normal y constante dentro de casa. Esto último debe aplicar para todos, chicos y grandes, porque las actividades a ciertas horas da certeza y serenidad.

Sabemos que es todo un reto, pero con buena actitud e iniciativa pasaremos esta epidemia que nos pone a prueba hoy literalmente a todo el mundo.

Imagen cortesía de DepositPhotos


Avatar

Escrito por

Directora General de Plenilunia, autora de la columna Salud y Negocios en el periódico El Economista, colaboradora sobre temas de salud en ADN Opinión en TV Azteca.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste