Cuatro padecimientos de la piel de los que hace falta saber…

Hoy en día las mujeres debemos protegernos casi para todo. Tanto los tintes de cabello, como el maquillaje y las cremas para la piel deben ser “especiales” para que no nos generen daño. Es por esto que hace falta conocimiento acerca de ciertas enfermedades involucradas a nuestra piel a las que debemos poner suma atención en su aparecimiento.

Enfermedades de la piel

Melasma

El melasma es una descoloración de la piel en las zonas expuestas al Sol, sobre todo en el rostro en donde se presenta algo parecido a un oscurecimiento de la piel. Aunque puede aquejar a cualquier persona, el melasma afecta más a las mujeres, especialmente cuando se encuentran embarazadas y/o cuando hayan consumido anticonceptivos orales u hormonas durante terapia.

La causa exacta se desconoce; sin embargo, su aparición también se ha relacionado con:

  • Radiación solar
  • Herencia
  • Menopausia
  • Enfermedades tiroideas
  • Exposición a fuentes de luz y calor como focos de luz blanca
  • Uso excesivo de perfumes y cosméticos

Es un error pensar que son causadas por enfermedades del hígado o riñón.

El melasma es un problema médico-cosmético que en ocasiones afecta la autoestima y las relaciones interpersonales o de trabajo. Se le conoce también como cloasma, paño, máscara de embarazo y manchas de riñón o de hígado. Son manchas café oscuro que afectan principalmente al rostro y pueden presentarse en cualquier tipo de piel. No existen síntomas más que los cosméticos.

Queratosis actínica

Es una pequeña área elevada y áspera que se encuentra en la piel que ha estado expuesta al Sol durante un período de tiempo prolongado. También es llamada queratosis solar. Se presenta con mayor frecuencia en pieles blancas, especialmente en personas de edad avanzada.

La queratosis actínica es una lesión pre-cancerígena y cuando no se trata, aproximadamente el 1% de ellas se convierte en carcinoma.

Factores de riesgo:

  • Tener piel clara, ojos azules o verdes y cabello rojo o rubio.
  • Antecedentes de trasplante de riñón u otro órgano sólido.
  • Exposición prolongada al Sol, todos los días.
  • Quemaduras solares graves.
  • Edad avanzada.

Este padecimiento, generalmente se presenta en la cara, el cuero cabelludo,  el dorso de las manos, el pecho u otras áreas expuestas al Sol. Pueden ser manchas color gris, rosado, rojo o del mismo color que la piel. Comienzan como áreas planas y escamosas; posteriormente desarrollan una superficie dura, verrugosa o arenosa, áspera y con aspecto de “papel de lija” y pueden desarrollar una textura corniforme.

El médico fundamentará su diagnóstico en la apariencia de la lesión. Una biopsia de la piel podría revelar signos de malignización, si es que están presentes. Recuerda que la lesión en la piel puede ser más fácil de sentir que de ver.

Las quemaduras tienen una clasificación diferente dependiendo de la intensidad.
Las quemaduras tienen una clasificación diferente dependiendo de la intensidad.

Quemaduras

Al cicatrizar las quemaduras, éstas se encuentran inflamadas, rojas, deformadas y provocan que la piel se contracture; lo que obstruye el libre movimiento de los miembros.

Clasificación de las quemaduras:

  • Epidermis o de Primer Grado: En esta quemadura solamente está lesionada la capa más superficial de la piel: la epidermis. Evolucionan hacia la curación en tres a cinco días y no producen secuelas. Este tipo de quemaduras se produce por exposición prolongada al Sol, rayos ultravioleta o por exposición breve de una llama.
  • Dérmicas o de Segundo Grado: Este tipo de quemaduras sólo afecta la epidermis y el nivel más superficial de la dermis. Son comúnmente producidas por líquidos calientes o exposición breve a flamas. Casi siempre se observan ampollas.
  • Quemaduras de Segundo Grado profundo: Las quemaduras profundas abarcan las capas de la dermis. Estás, se asocian a la inmersión en líquido caliente o contacto con flamas. Son de color rojo brillante o amarillo blancuzco. Estas lesiones curan de forma espontánea pero muy lentamente.
  • Quemaduras de Tercer Grado o de espesor total: Estas quemaduras son fáciles de reconocer. Son producidas por exposición prolongada a líquidos muy calientes, llamas, electricidad y a casi todos los agentes químicos fuertes. Ocupan todo el espesor de la piel y hasta más profundamente, llegando a quemarse la grasa y la fascia subcutáneas, músculos, tendones y el hueso. Este tipo de quemaduras no se regenera y se comporta como un tejido necrótico.

La rehabilitación de cada uno de los padecimientos anteriores tiene que ser diseñada para atender las necesidades particulares de cada paciente, por lo que cada programa debe ser diferente con el objetivo de recuperar al máximo la funcionalidad.

Sitios de interés

Referencias

  • Información de Solta Medical.
  • Federación Mexicana para la Dermatología A.C.
Imágenes cortesía de bertys30 y evgenyataman


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste