Sugerencias para fiestas patrias seguras

Padre con un niño en los hombros observando juegos artificiales
[/media-credit] “La gente tiene un falso sentido de la seguridad ante los juegos pirotécnicos.”, Dr. Donald Jenkins

Los juegos pirotécnicos puede ser un espectáculo bonito y emocionante tanto para familiares como amigos, pero su encendido es mejor dejarlo a los profesionales, advierten los médicos de Mayo Clinic. Todos los años, sus médicos en Estados Unidos atienden a docenas de pacientes que bien han perdido los dedos de la mano y/o las extremidades, han sufrido graves quemaduras o han perdido el oído a consecuencia directa de los juegos pirotécnicos. Incluso aquellos fuegos artificiales que parecen inofensivos, como las luces de Bengala, pueden ocasionar quemaduras graves y hasta ceguera.

La gente tiene un falso sentido de la seguridad ante los juegos pirotécnicos. Lo cierto es que las personas generalmente no se sitúan a una distancia segura del lugar de explosión de los fuegos artificiales, y lo peor es que los juegos pirotécnicos en realidad se les encienden en la mano. Una situación así puede conducir a quemaduras faciales, lesiones en los ojos y la amputación de los dedos de la mano, sobre todo entre los niños”, comenta el Dr. Donald Jenkins, médico para traumatismos de Mayo Clinic.

Aparte de evitar los juegos pirotécnicos lo más posible, a continuación ofrecemos otras sugerencias para una temporada sin lesiones:

  •  Consumir alcohol en moderación. Beber demasiado alcohol puede conducir no solamente a tomar decisiones cuestionables, sino a presentar reflejos más lentos y una falsa confianza en uno mismo. Todo esto puede ser peligroso al realizar las actividades al aire libre, salvo escasas excepciones.
  • Nunca suponer, en caso de ir a acampar, que la fogata está completamente extinguida. En más de una ocasión, se ha escuchado que los campistas arrojan gasolina u otro líquido inflamable en la fogata que parecía extinguida o humeante y terminan con quemaduras de tercer grado. Además, es común que acudan a la sala de emergencia niños y adultos que pisaron el lugar de la fogata que creían estaba ya frío.
  • Usar siempre casco para andar en bicicleta, motocicleta, vehículo todo terreno o montar a caballo. El casco es igual al cinturón de seguridad del automóvil. A pesar de que todos podemos sufrir una lesión grave en un accidente, las posibilidades de sobrevivir aumentan exponencialmente cuando se lleva puesto un casco.

Este tipo de lesiones son casi completamente evitables, dice el Dr. Jenkins. “Cuando uno conduce la motocicleta demasiado rápido y no lleva puesto el casco ni el equipo protector adecuado, cuando uno está ebrio y se sube a una escalera, o cuando no se vigila a un niño que anda cerca de una podadora de césped, lo que ocurre no es ningún accidente porque esas lesiones son previsibles”.

Publicaciones relacionadas