Stop y reanudación de pareja en la edad adulta

Cuando nos enfrentamos a situaciones, que no hemos experimentado hace mucho tiempo atrás en nuestra edad adulta, es normal que nos descontrolemos, nos descubrimos con las emociones a flor de piel, en momentos donde nuestro grado de vulnerabilidad es muy grande, regresamos a actitudes adolescentes, caminamos más rápido como si nos hubieran inyectado energía, hablamos hasta por los codos, nos sentimos felices al escuchar la voz de quien nos ilusiona, esperamos una llamada, un mensaje , un detalle, una señal que nos confirme que lo que sentimos es real y somos correspondidos, sin embargo este estado emocional muchas veces nos hace ser poco objetivos, una de las razones más importantes que afectan nuestra objetividad es que para nosotros todo parece nuevo, el mundo se nos voltea de cabeza y para las otras personas no es así , el stop, que nosotros pusimos en nuestra vida amorosa en la mayoría de los casos no fue así para el otro, por este motivo el otro no entiende lo que pasa, le parece que sobre actuamos, estamos desesperados o ansiosos y esto provoca que se alejen. La verdad es que es una situación temporal hasta que nuestras emociones se estabilizan y todo encuentra su cauce, lamentablemente en ese proceso ganamos una pareja o se va antes de llegar a conocernos. Cuando sientas que estas descontrolado por esta situación revisa tu conducta, obsérvate, y rectifica, si a alguien de verdad le interesas a la otra persona va a entender que el momento en que apareció en tu vida fue difícil, pero va a pasar y si se queda contigo créeme la edad adulta es una edad maravillosa, para disfrutar de una relación sana y plena llena de experiencias compartidas y un amor más profundo.

Adultos mayores caminando en una playa
Recuerda. tú eres lo más importante, busca ser feliz y nunca, bajo ninguna circunstancia renuncies a ti.
En esta ocasión me pareció importante tocar este tema, porque cuando dos adultos ya con una “vida hecha” deciden empezar a conocerse, desde mi punto de vista ya han tenido experiencias de todo tipo y esto ha formado ya conceptos de vida muy arraigados, creencias muy específicas y sobre todo ideas muy claras erradas o acertadas acerca de lo que es y debe ser una relaciones de pareja, algunas personas han tenido diversos intentos para lograr estar con alguien en pareja y otras se han ocupado de resolver situaciones difíciles y con grandes responsabilidades al grado de hacer de lado su vida personal por temporadas muy largas, estas circunstancias hacen que cuando estas personas se encuentran, para una de ellas sea más fácil que para la otra adaptarse a una nueva relación.

Estas circunstancias que antes mencione, hacen que independientemente de sentir atracción por alguien como en nuestra adolescencia, cuenten también cosas como formas de ser, actividades, gustos, aficiones, compromisos familiares, estado civil, economía ….etc en fin, no solo sentimos un remolino de emociones, sino también nos cuestionamos aspectos como : ¿Puedo realmente compaginar en tu vida?, ¿Te quiero, pero puedo renunciar a mis hábitos y costumbres y vivir contigo?, ¿Si mi familia no te acepta, yo voy a ser feliz contigo?, ¿Realmente va a funcionar o me voy a quedar solo(a) otra vez y me voy a sentir peor que antes?,¿Ya se pasó mi tiempo de tener pareja?, ¿Tengo inquietudes en mi vida sexual, quiero experimentar cosas, pero no será ridículo decírselo a mí nueva pareja?, ¿Seré cursi o me estaré viendo desesperado(a)?, ¿Estaré siendo un acosador?….etc,

Sin embargo estos aspectos y estas inquietudes son normales y así es conveniente que lo entendamos, porque de no ser así, terminaríamos con la posibilidad de tener un compañero(a) de vida antes siquiera de intentar conocerlo(a) y esto es más terrible que ir resolviendo en el camino nuestras dudas e interrogantes.

Cuando somos adultos maduros, aspiramos a tener a nuestro lado una pareja en toda la extensión de la palabra. Por este motivo hay cosas que tenemos que dar a conocer desde el principio , entre ellas : “Que queremos en nuestra vida” y “Que idea tenemos de una pareja“, esto es básico , ya que a esta edad debemos hablar claro, esta es nuestra ventaja , si la persona continua interesada, podemos tener la certeza de que vamos por buen camino , si al contrario no coincide con nuestra forma de ver la vida, simplemente no era para nosotros.

Recuerda: tú eres lo más importante, busca ser feliz y nunca, bajo ninguna circunstancia renuncies a ti.

Imagen cortesía de ViewApart


Claudia Cruz

Escrito por

La mujer que escribe desde el corazòn

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste