El impacto del frío en la piel. Cómo combatir la resequedad y otras afecciones cutáneas en época invernal

Durante esta temporada el aire genera diversas afectaciones en la piel, y de la misma manera que es recomendable usar bloqueador en la temporada de calor, durante invierno se vuelve trascendental tomar precauciones para evitar la resequedad y enfermedades de la piel como dermatitis: Algo similar sucede con la exposición al frío que puede causar deshidratación en nuestra tez, uno de los problemas más frecuentes.

Durante esta temporada el aire genera diversas afectaciones en la piel, por ello se vuelve trascendental tomar precauciones para evitar la resequedad y enfermedades de la piel como dermatitis.

Por ello, si necesitas conocer qué tipo de cuidados debes aplicar, requieres saber el nivel de afectación que puedes prevenir o tienes:

  • Leve: Turgencia de la piel disminuida, sin elasticidad, sin brillo, comienza la aparición de pequeñas arrugas en la piel más fina (debajo de los ojos).
  • Moderada: Retracción de la piel, sin flexibilidad, sin luminosidad, puede presentar una sensación de tirantez después de ducharse.
  • Grave: Descamación, la piel permanece totalmente retraída.

Combatir estos efectos a través de la correcta rutina de hidratación nos permitirá mantener una piel saludable y así, evitar el envejecimiento prematuro, entre otros daños. Es importante mencionar que las cremas ayudan a combatir estos efectos; pero no es suficiente. Por ello es necesario:

  • Tomar constantemente agua,
  • Tener una dieta equilibrada,
  • Mantener una rutina de limpieza con productos específicos para cada tipo de piel,
  • Usar la protección solar adecuada, incluso, la aplicación de productos con hidratantes como urea pura y ácido láctico (ambos activos puedes encontrarlos en geles de ducha, cremas, sueros, exfoliantes y mascarillas) permitirán mantener sana tu piel, ya que cada uno otorga beneficios únicos.

Por ejemplo, la urea pura ayuda a prevenir la pérdida de agua que poseen los tejidos de la piel manteniendo la humedad natural en los niveles adecuados. Asimismo, favorece la descamación natural y la flexibilidad de la epidermis, pues estimula la proteína estructural y su sistema inmune.

Mientras tanto, el ácido láctico posee un efecto revitalizador, debido a que potencia la hidratación y aumenta la elasticidad natural. Además, actúa como un exfoliante que ayuda a eliminar las células muertas y despigmentar paulatinamente las manchas. Este activo se enfoca a prevenir la aparición de imperfecciones y otras afecciones provocadas por los radicales libres, contaminación, estrés, entre otros.

Para mantener la hidratación en esta época de frío y procurar mayor cuidado, sigue los siguientes cuidados:

  1. Toma baños tibios y rápidos, pues el agua muy caliente elimina la capa de grasa de la piel y en esta época puede resecarse más.
  2. Deja que se absorba tu crema sin frotarla para que la piel la absorba de forma natural.
  3. Evita hacer uso fuerte de tu estropajo o esponja. Te recomendamos el uso de exfoliantes para quitar células muertas y mantener la hidratación.
  4. Usa varias capas de ropa y procura que las prendas que cubren directamente al cuerpo sean de algodón.
  5. En los labios utilizar crema o vaselina para que no se fisuren.

Recuerda siempre revisar la etiqueta de tus productos de cuidado de la piel, ahí encontrarás información sobre su uso adecuado, los ingredientes que contiene, las advertencias y la caducidad.

No olvides, cuidar de tu piel con productos que puedas encontrar en mercado formal y recurre a marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar.

 

#CUIDATUBELLEZA

 

 

Imagen cortesía de Goodluz


Avatar

Written by 

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados