Ejercicios de Kegel una buen hábito a desarrollar

Como en cualquier disciplina, la constancia es fundamental y mientras más se practiquen estos ejercicios las personas afectadas fortalecerán los músculos pélvicos logrando un tono ideal pero es fundamental la continuidad y mantener el hábito.

Mujer haciendo un ejercicio levandando sus piernas acostada en el piso
Se calcula que el 50% de las mujeres, sin importar su edad o posición socioeconómica, padecen de incontinencia urinaria en algún momento de su vida. Realizar ejercicios de Kegel te ayuda a mejorar y prevenir la incontinencia urinaria
Actualmente la incontinencia urinaria es un problema que está afectando a más mujeres en el mundo, estas fugas de orina se deben a la pérdida de control de la vejiga. Este padecimiento es común que se manifieste desde los 20 años y se incrementa conforme la edad de la mujer avanza, de acuerdo con un estudio del 2012 de la OMS (Organización Mundial de Salud), se calcula que en el mundo existen alrededor de 200 millones de personas del sexo femenino, viviendo con esta enfermedad, y que en México 1 de cada 7 mujeres la presentan.

Los problemas para controlar los esfínteres comienzan cuando los músculos de la vejiga están muy débiles o híper activos. Cuando los músculos del esfínter vesical encargados de mantener la vejiga cerrada se debilitan por la edad e hipoestrogenismo, se empezarán a manifestar ciertos grados de incontinencia urinaria involuntaria al momento de cualquier esfuerzo como estornudar, reírse o levantar cosas pesadas, a estos trastornos se les conoce como incontinencia por estrés. Por otro lado, cuando los músculos del esfínter vesical se encuentran híper activos, ocasionan la necesidad imperiosa o urgente por orinar independientemente de la cantidad de líquido acumulado, a este tipo de incontinencia se le conoce como de urgencia o vejiga hiperactiva.

Dependiendo del tipo de incontinencia que se presente, existen diferentes opciones para combatir esta molestia, todo depende del tratamiento y lo que mejor se adapte con el estilo de vida de cada persona. Las acciones pueden ser desde ejercicios simples, medicamentos específicos para su manejo, dispositivos especiales llamados pesarios hasta procedimientos quirúrgicos realizados e indicados por el médico.

Una de las mejores soluciones para ponerle fin a este padecimiento es practicar ejercicios que fortalezcan los músculos de la pelvis mejor conocidos como Ejercicios de Kegel, los cuales fueron implementados por el Dr. Arnold Kegel en 1948 con la finalidad de prevenir o disminuir las alteraciones en los músculos del esfínter vesical sin la necesidad de procedimientos o aditamentos especiales aplicados por un equipo profesional. Simplemente se requiere la contracción continua del músculo elevador del ano, similar a la que se produce para retener las heces fecales o salida de orina por un lapso de 10 a 15 minutos, 3 o 4 veces al día.

Los Ejercicios de Kegel están destinados tanto para hombres como para mujeres, con el objetivo de fortalecer los músculos pélvicos pero también de aprender a diferenciar las funciones de los esfínteres uretral y rectal, el éxito de estos ejercicios dependerá de la técnica apropiada y apego a su realización para llevarlos a cabo”, comentó el Dr. Víctor Manuel Vargas Hernández, ex Presidente del Colegio Mexicano de Ginecólogos dedicados a la Colposcopía, miembro Colegiado Emérito del Emérito del Colegio de Médicos Especialistas de Ginecología y Obstetricia A.C., y la Academia Mexicana de Cirugía.

Para empezar a realizar los ejercicios es de suma importancia detectar los músculos correctos, esto lo podemos lograr a través de tres técnicas diferentes las cuales constan en hacer una contracción de los músculos pélvicos como si estuviéramos intentando contener gases, donde se palpe y sienta un pequeño estirón, al introducir un dedo en la vagina y contraer los músculos como si se estuviera intentando contener la orina, se debe sentir la piel ajustada alrededor del dedo cuando los músculos se contraen e imaginarse que se está sujetando algo en la vagina y mantener esta posición durante tres segundos sin relajar. Mientras se realizan estos ejercicios se debe evitar contraer otros músculos al mismo tiempo así como contener la respiración.

Los ejercicios se deben realizar todos los días, en cualquier parte y a cualquier hora del día en tres posturas diferentes: sentados, acostados o parados. Si se usan las tres posiciones los músculos se fortalecerán con mayor firmeza.

Liberty, cuenta con una línea de toallas para la incontinencia urinaria le aconseja a sus consumidoras adquirir el hábito de realizar los Ejercicios de Kegel con regularidad, es por esto que las invita a asociarlos con alguna actividad cotidiana como por ejemplo cuando se va por una vaso con agua, cuando consultan sus redes sociales, al contestar el teléfono o manden un correo en la oficina o casa, mientras se encuentran paradas en un semáforo así nadie podrá notar su ejecución y de manera inconsciente se realizaran un mínimo de 2 a 3 series al día.



Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste