Hijos adultos de padres alcohólicos

La conducta es muy sutil. Tan sutil que se vuelve inadvertida. No obstante, daña emociones, mente, acciones, actitudes, alma, vida… ¿No te ha pasado, por ejemplo, que te sientes atraída por personas conflictivas, problemáticas, no disponibles (para ti) que gustan mucho de beber, de drogarse o con una vida muy difícil? ¿Sabes qué sientes o qué quieres?

Los hijos de los alcohólicos suelen representar diferentes papeles: el rebelde, el invisible, el divertido o el perfeccionista
Los hijos de los alcohólicos suelen representar diferentes papeles: el rebelde, el invisible, el divertido o el perfeccionista
Tal vez te cueste trabajo confiar en otros o tiendas a resolver y/o querer solucionar situaciones difíciles y dolorosas (aunque casi siempre fracases). ¿Te cuesta trabajo relacionarte con el sexo opuesto? ¿Tiendes a aislarte o estas casi siempre triste? ¿Eres muy responsable o irresponsable? ¿Te sientes culpable de todo lo que pasa? ¿Buscas que otros vengan a solucionarte la vida? ¿Te gusta juagar a ser el rebelde sin causa? ¿Crees que sin tu “ayuda” nada se soluciona?. Todas estás características son indicios de que creciste en hogar afectado por el alcoholismo.

https://youtu.be/LO3n67BQvh0

En teoría, la familia es un grupo de personas que nos dan amor, protección, aceptación y seguridad. En la alcohólica nada más lejano. Ésta limita y controla las acciones y las emociones de cada uno de los individuos. Sus integrantes viven como bien lo ilustra los personajes de la película Coraline, con botones en los ojos, pues esto les permite no ver la realidad. La familia vive en un microcosmos, donde o hay reglas fijas que nunca se mueven, o donde se vive en la anarquía. Los roles familiares están fuera de lugar. La hija cuida al padre alcohólico, porque la madre está muerta de miedo, por ejemplo.

Los hijos de los alcohólicos suelen representar diferentes papeles:

  • el rebelde, está “siempre” en problemas, es, la oveja negra de la familia;
  • el invisible, no existe para nadie. Suele estar escondido y silencioso en algún rincón;
  • el divertido, se las arregla para que todos la pasen bien, riéndose con sus ocurrencias., aunque en el fondo, su corazón está hecho pedazos;
  • el perfeccionista, gana los primeros lugares en la escuela, ayuda en casa y es el ejemplo a seguir, aunque nadie lo mira porque su casa es un caos.

El miedo, la incertidumbre y la angustia (a veces también la violencia) son los principales invitados en la casa de estas familias. Vivir en un hogar así es muy doloroso y en el camino hay muchas pérdidas: la autoestima, la confianza en uno mismo y los demás, la aceptación, el amor…entre otras cosas más. Los que crecen en esta clase de familias suelen ser inseguros y miedosos.

Controladores y manipuladores. Responsables o irresponsables. Aprenden a no percibir, es decir, desconcertarse de lo que está pasando a su alrededor y/o a negarlo. Ven la realidad de manera distorsionada. Muchos, con el tiempo, llegan a ser adictos al alcohol, las drogas, la comida, el sexo, las relaciones destructivas, el trabajo…Tienden a girar alrededor de las emociones y la conducta de los demás, y a involucrarse con personas adictas. Les da terror el abandono, por esta razón hacen lo que sea, para que no los dejen, sin importar su dignidad o su bienestar. Carecen de fortaleza, por lo que cualquier viento los derrumba. Les cuesta trabajo concluir sus proyectos y/o cerrar ciclos. Tienen dificultad con la diversión. Se juzgan con mucha dureza. Piensan que no merecen nada. Algunos de ellos fueron víctimas de abuso sexual y/o sufrieron maltrato físico y emocional.

La doctora Claudia Black, terapeuta especialista en trabajar con las familias de los adictos, conferencista, autora de de libros como “Esto no me sucederá. Hijos adultos de alcohólicos” miembro del Servicio Mundial de los grupos de Al-Anon y Alateen (grupos de autoayuda para familiares de alcohólicos) afirma que los hijos de los alcohólicos se pueden clasificar en cuatro categorías:

  1. El Responsable: sustituye las funciones del progenitor alcohólico. Es exitoso profesional y económicamente. Como alcanza sus metas con facilidad no encuentra por qué vivir y puede refugiarse en el alcohol.
  2. El Adaptador: su vida emocional y afectiva tiende a parecerse a la montaña rusa. Le gusta la acción. Va de un extremo a otro: del dinero a la escases, de la tristeza a la alegría….Llega a ser alcohólico social.
  3. El Conciliador: juega el papel de víctima. Se siente culpable de todo. Puede ser un bebedor problema.
  4. El sobreviviente: pocos hijos ocupan este grupo. No se tornaron alcohólicos ni se casaron con un adicto.

Características de los hijos adultos de los alcohólicos

  1. No confían en nada ni en nadie, ni siquiera en ellos mismos.
  2. No hablan de lo que les está pasando. No saben qué quieren, qué piensan ni qué sienten. No saben poner límites.
  3. Tienden a la depresión y gustan de la soledad. Se sienten frustrados y desesperados.
  4. Se sienten culpables de todo lo que pasa y responsables por lo que hacen los demás.
  5. Siempre están pensando en cómo ayudar a otro, especialmente, un adicto.
  6. Tienden a controlar las conductas de otras personas o las situaciones en las que se encuentran.
  7. Se sienten avergonzados de ser quienes son y de la familia de la que provienen.
  8. Se sienten atraídos por situaciones caóticas, inciertas y especialmente dolorosas (porque estos fueron los patrones en su hogar).
  9. El miedo, la ira, el perfeccionismo, la angustia y la negación son sus mayores aliados.
  10. Son obsesivos.
  11. Buscan constantemente el amor y la aprobación.
  12. No reconocen sus logros.
  13. Se aíslan.
  14. Atraen y buscan a gente conflictiva. Suelen vivir relaciones destructivas y codependientes.
  15. Se autocompadecen o son los rescatadores del bebedor (inventan disculpas para encubrirlo o se ocupan de sus responsabilidades).
  16. Viven en la incertidumbre, pues nunca saben qué va a pasar en su hogar y luego buscan parejas inestables que no pueden comprometerse con ellos.
  17. No cierran ciclos. Dejan todo a medias.
  18. Son extremistas
  19. Les cuesta mucho trabajo tener una relación de pareja sana (no saben qué es eso) Crecen y viven con un miedo terrible a ser abandonados.
  20. Piensan que son indignos de amor.
  21. Reaccionan de manera exagerada.
  22. Buscan desesperadamente la aprobación y la aceptación de los demás, sea quien fueren.
  23. Son muy responsables o muy irresponsables.
  24. Son muy impulsivos.

El proceso de recuperación de los hijos adultos de alcohólicos es frecuentemente, largo y difícil, por lo tanto, es necesario acudir a grupos de autoayuda como son HAA (Hijos adultos de alcohólicos), tener apoyo psicológico o terapia individual. Cualquier persona que haya crecido en un hogar alcohólico, vive con un profundo dolor emocional, pero una vez que busca ayuda e inicia un camino de recuperación, su vida puede tornarse más útil y productiva.

Grupo Nueva Vida

40 años de crecimiento espiritual

https://youtu.be/qlMBLEf4HWI

Los grupos de Al-Anon están integrados por familiares y amigos de los alcohólicos que se unen para compartir su experiencia, fortaleza y esperanza con el fin de encontrar solución a sus problemas en común (haber crecido en un hogar alcohólico o convivir con un alcohólico y por ende tener una muy baja o nula autoestima, incapacidad de relacionarse sanamente o mantener relaciones personales, reacciones emocionales intensas, una inmensa tristeza o un miedo recurrente, entre otros asuntos más) practicando el Programa de Doce Pasos de Alcohólicos Anónimos (adaptado en este caso a la codependencia) su vida paulatinamente va cambiando. De esta manera, ofrecen comprensión, esperanza, consuelo a quienes que sufren por la manera de beber de otra persona.

Si estás interesado en integrarte o conocer este tipo de grupos, puedes acudir a la Quincena de Unidad del grupo Nueva Vida, que, con cuatro décadas de existencia, lo convierte en el más antiguo de México y de América Latina. Allí, entre iguales, podrás hablar de tus sentimientos, pensamientos, secretos, miedos, daños y todo lo que necesites e iniciar así un nuevo camino que cambiará tu vida.

40 Aniversario

Grupo Nueva Vida para Hijos adultos de alcohólicos

Quincena de Unidad

Del 17 al 29 de agosto de 2015, 18:30 horas

Calle Unión 17
Colonia Industrial (Auditorio anexo a la iglesia de la Asunción)
Delegación Gustavo A. Madero

Nueva Vida

Constancia número 4
Colonia Industrial
Sesiones: Lunes, miércoles y viernes 19:00 horas

Sitios de interés

Referencias

  • Geringer, Woititiz, Jane, Hijos adultos de padres alcohólicos, México, editorial. Diana, 2000
Imagen cortesía de pat138241


Avatar

Escrito por

Humanista y facilitadora en Desarrollo Humano

, , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste