Consumo de yoghurt, ¿puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares?

El yoghurt es un alimento lácteo con un equilibrio nutricional adecuado que debe incluirse en la dieta diaria ya que su consumo habitual puede ayudar a tener una mejor salud cardiovascular, nos comparte la especialista Valeria Rubio, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos y asesora de Grupo Alpura.

Mujer comiendo con una cuchara yogurt
El yoghurt es un alimento lácteo muy completo: contiene proteínas, carbohidratos vitaminas y minerales esenciales. Además es de fácil digestión.
Si se consume diariamente, puede traer diferentes beneficios en la salud:

  • Prevenir la hipertensión arterial
  • Disminuir el colesterol y los triglicéridos
  • Mejorar el estreñimiento y con ello, la digestión
  • Prevenir la osteoporosis, por ayudar a absorber el calcio
  • Controlar la diabetes

Valeria Rubio, comenta que “el yoghurt contiene vitaminas antioxidantes como la A y la E, así como vitaminas del complejo B, necesarias para el buen funcionamiento del organismo. La vitamina B contribuye a la producción de energía a partir de los alimentos, cuida la salud cardiovascular y es necesaria para la producción de numerosas enzimas, proteínas y hormonas. La vitamina D que contiene el yoghurt ayuda al organismo a absorber mejor el calcio”.

Según la Asociación Americana del Corazón, las características de fermentación del yoghurt lo convierten en un alimento que protege especialmente a las mujeres de sufrir hipertensión y ayuda a controlar el riesgo cardiovascular, pues las proteínas de los lácteos, especialmente cuando están fermentadas, derivan en pequeños péptidos que tienen la capacidad de relajar los vasos sanguíneos, lo que disminuye la presión arterial.

Consumir yoghurt ayuda a disminuir el colesterol, favorece la absorción de grasas, a su vez, contiene calcio, magnesio y fósforo, minerales indispensables para mantener sanos los huesos” continua la especialista.

El yoghurt es un alimento lácteo muy completo: contiene proteínas, carbohidratos vitaminas y minerales esenciales y además es de fácil digestión. “Contiene probióticos que son microorganismos (lactobacilos)  benéficos para restaurar la flora intestinal, moderan el PH del intestino y forman una barrera inmunológica natural, por lo que su consumo habitual no solo combate el estreñimiento sino que puede ser útil después de un tratamiento prolongado con antibióticos” comenta la nutrióloga Valeria Rubio.

Finalmente nos afirma que “el placer de saborear un delicioso yoghurt solo o acompañado de cereales o fruta es benéfico y nutritivo para toda la familia, pues contribuye a mejorar la digestión, eliminar los excesos del organismo, disminuye el colesterol y ayuda a prevenir la osteoporosis. Por estas razones es recomendable consumirlo de manera habitual, junto con una alimentación equilibrada, variada y completa, lo cual contribuirá a que nuestro organismo funcione correctamente“.

Sitios de interés

Imagen cortesía de SimpleFoto | Tyler Olson


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste