Diabetes, un reto de salud que debe atenderse en serio

Que no se quede sólo en buenos intentos. El tema de la diabetes debe atenderse en serio.
Que no se quede sólo en buenos intentos. El tema de la diabetes debe atenderse en serio.

El tema de la salud es uno de los retos más importantes en los próximos años en México, sobre todo en lo que toca a la atención de enfermedades como la diabetes que, desde el inicio del siglo XXI, es la primera causa de muerte en el país.[i].

Si bien se han implementado estrategias de control no se ha profundizado en este rubro, ya que “la falta de una política sólida en la materia y particularmente enfocada al combate de la diabetes obliga a una reflexión sobre la necesidad de diseñar y poner en marcha un modelo de atención integral con cobertura universal, sustentabilidad financiera y de mayor énfasis en la prevención de sus complicaciones, al ser éstas el principal motivo de hospitalización, discapacidad y muerte prematura”, asevera la Dra. Guadalupe Fabián, Directora Médica de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD).

La Federación Mexicana de Diabetes expone su postura respecto a la situación actual de este padecimiento, por lo que en este sentido la Dr. Fabián comenta que un dato para enmarcar la pertinencia de mayores y mejores propuestas es que el IMSS ha reconocido que incrementar en 60% su inversión destinada al control efectivo de la diabetes redundaría en un ahorro para el país de 100 mil millones de pesos anuales.

La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes mellitus tipo 2 o retrasar su aparición.
La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes mellitus tipo 2 o retrasar su aparición.

Sabemos que en materia de salud -considerada un indicador básico de desarrollo, crecimiento económico y pobreza- los retos son incontables, pero este panorama ofrece múltiples áreas de oportunidad para que el nuevo gobierno pueda articular, con apoyo de los profesionales de la salud, industria farmacéutica y sociedad, un Sistema Nacional de Salud más robusto, equitativo y eficiente”, sostiene la Jefa de la Clínica de Síndrome Metabólico en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias.

Sin embargo, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP) revela que en el 2010 el costo de la diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) en México fue mayor a los 7 mil millones de dólares[ii], por lo que de no implementar acciones para modificar su incidencia y evolución podría llevar al país a un colapso presupuestal y a la saturación de los servicios de salud en las siguientes décadas debido a la carga social y económica que representa para el paciente y su familia.

Por ejemplo, “se estima que de cada 100 pesos que se gastan en diabetes en el país, 55 son para complicaciones y 45 para manejo de caso controlado y monitoreo anual, mientras que 30 de cada 100 casos presentan deserción del tratamiento bajo control, de modo que los costos indirectos (discapacidad y muerte prematura) se incrementan considerablemente”, apuntó por su parte el Dr. Armando Arredondo, investigador titular y líder del citado estudio en el INSP.

Ante ello, agrega, “resulta fundamental no sólo modificar su incidencia mediante el control de factores de riesgo (obesidad, sedentarismo, tabaquismo y Síndrome Metabólico, etc.), sino también mejorar la calidad de la atención, reducir tiempos de espera en las instituciones de salud pública y fomentar el acceso a medicamentos que faciliten la adherencia terapéutica en los pacientes que viven con diabetes”, enfermedad que afecta a más de 7 millones de mexicanos y que al año registra cerca de 400 mil nuevo casos[iii].

Por su parte, el endocrinólogo Jorge Yamamoto dice que desafortunadamente entre el 30 y 55% de la población no sabe que la padece y el 93.7%[iv] de los adultos con DMT2 que están en tratamiento tampoco alcanza sus objetivos glucémicos, por lo que tienen tres veces más posibilidades de sufrir infartos al corazón, embolias cerebrales, ceguera, amputaciones e insuficiencia renal; esta última caracterizada por la pérdida progresiva e irreversible del funcionamiento de los riñones y que usualmente requiere hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante para preservar la vida.

El también Director General de la Policlinic for the Attention of Diabetes Mexico señala que la DMT2, la cual ocupa el 90% de todos los casos en el mundo[v], es un trastorno metabólico complejo que requiere centrar su atención en la individualidad del paciente, de ahí la necesidad de que el nuevo gobierno apueste por ofrecer a los mexicanos innovadoras alternativas de tratamiento, seguras y eficaces como el nuevo inhibidor de la DPP-4 Linagliptina[vi], que les ayude a controlar su enfermedad con menos efectos secundarios como hipoglucemia, aumento de peso o riesgo cardiovascular, generalmente asociados a una mayor tasa de abandono. Es fundamental contar con medicamentos de fácil uso para la comunidad médica que por otra parte, sean tratamientos con un régimen de administración sencillo para el paciente”.

Vayamos  forjando un mejor futuro para nuestros niños
Vayamos forjando un mejor futuro para nuestros niños

Señala que, a diferencia de otros inhibidores de la misma clase terapéutica (DPP-4), esta alternativa tiene alto perfil de tolerabilidad y es la única cuya vía de eliminación es principalmente biliar e intestinal, por lo que no requiere ajuste de dosis en pacientes con deterioro renal o hepático[vii], lo que facilita su uso e indicación por parte del médico.

A medida que la diabetes continúe extendiéndose se necesitará ofrecer innovadoras opciones de tratamiento para cambiar el paradigma en su manejo y así evitar no sólo los costos de atención médica e improductividad laboral, sino también los intangibles asociados con el sufrimiento humano, pérdida del empleo y reducción en la calidad y expectativa de vida”, enfatiza.

Finalmente, los expertos apuntan que en el combate de esta epidemia también es necesario privilegiar la educación de los pacientes en el cuidado de su propia salud, desarrollar sistemas de vigilancia epidemiológica que arrojen información oportuna y expedita, así como fomentar la investigación de nuevas moléculas y que éstas estén al alcance de los mexicanos.

Sobre la diabetes[viii]

En el mundo hay más de 346 millones de personas que viven con diabetes mellitus tipo 1 y 2. Se calcula que en 2004 fallecieron 3.4 millones de personas como consecuencias del exceso de glucosa en la sangre. Más del 80% de las muertes por diabetes se registran en países de ingresos bajos y medios. Casi la mitad de esas muertes corresponden a personas de menos de 70 años y un 55% a mujeres. La OMS prevé que las muertes por diabetes se multipliquen por dos entre 2005 y 2030. La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes mellitus tipo 2 o retrasar su aparición. La diabetes mellitus tipo 2, también llamada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta, representa el 90% de los casos mundiales y se de debe a una deficiencia de insulina producida por el páncreas o a una resistencia del cuerpo a la acción de ésta, lo que daña los pequeños vasos sanguíneos de órganos como corazón, riñón, ojos y cerebro, principalmente.

Propuestas de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. en congruencia con la Federación Internacional de Diabetes

  1. Mejorar los resultados sanitarios de las personas con diabetes. El diagnóstico precoz, un tratamiento económicamente eficiente y la educación para el autocontrol pueden prevenir yo retrasar notablemente las complicaciones de origen diabético y salvar vidas.
  2. II. Prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2. Las intervenciones que afectan al estilo de vida y las políticas e intervenciones para el mercado socialmente responsable, dentro y más allá del sector sanitario, pueden promover una alimentación sana y la actividad física, previniendo así la diabetes.
  3. Acabar con la discriminación contra las personas con diabetes. Las personas con diabetes pueden jugar un papel importante en sus propios resultados sanitarios y combatir la diabetes en general. Unos marcos legales y políticos que les apoyen, las campañas de concienciación y unos servicios centrados en el paciente defenderán los derechos de las personas con diabetes y evitarán la discriminación.
  4. Implementar programas nacionales de diabetes. Los enfoques integrales en las políticas y las prestaciones mejoran la organización, la calidad y el alcance de la prevención y la atención a la diabetes. Es viable y deseable que todos los países tengan programas nacionales de diabetes y ya hay en funcionamiento algunos modelos de éxito en algunos países.
  5. Integrar y optimizar los recursos humanos y los servicios sanitaros. Reorientar, equipar y desarrollar las capacidades de los sistemas sanitarios para que puedan responder con eficacia al desafío de la diabetes mediante la formación y el desarrollo de la mano de obra, especialmente a nivel de atención primaria.
  6. Revisar y hacer más eficientes los sistemas de suministros. Optimizar la provisión de medicamentos y tecnologías esenciales contra la diabetes mediante unos sistemas de adquisición y distribución fiables y transparentes.
  7. Generar y utilizar estratégicamente las pruebas procedentes de la investigación. Crear una agenda priorizada de investigación, desarrollar la capacidad de investigación y aplicar las pruebas resultantes a las políticas y la práctica.
  8. Monitorizar, valorar y comunicar los resultados. Utilizar los sistemas de información sanitaria y fortalecer la monitorización y la evaluación para poder valorar los progresos.
  9. Asignar recursos apropiados y sostenibles a nivel nacional. Lograr fuentes de recursos innovadoras, sostenibles y previsibles para luchar contra la diabetes.
  10. Adoptar un enfoque que incluya a toda sociedad. Implicar a gobiernos, al sector privado y a la sociedad civil (incluidos los trabajadores sanitarios, los académicos y las personas con diabetes) para que trabajen unidos e inviertan las tendencias de la epidemia de diabetes.
Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste