Descubre una nueva rutina para tener una piel sana y radiante 

Hoy puede ser el momento perfecto para reinventarse y crear nuevas formas de consentirte, y qué mejor que empezar por tu piel. Si en tus planes está cuidarla más, conoce estos consejos que tenemos para ti.

Antes de centrarnos en la rutina externa, recordemos que la salud de nuestra piel  comienza desde dentro. Asegúrate de beber suficiente agua de acuerdo con tu estilo de vida.

Recuerda que cada cuerpo es distinto, por lo que la cantidad mínima recomendada puede variar de acuerdo con tu complexión, talla y rutina. Si necesitas asesoría puedes acercarte con un especialista.  

Alimentación

Tu dieta juega un papel importante en la salud de tu piel. Consumir alimentos altos en antioxidantes, vitaminas y minerales, como frutas, verduras y omega-3, puede ayudar a mejorar la elasticidad de la piel y combatir los signos del envejecimiento.

¿Cómo quieres lucir tu piel?

Una de las cosas más importantes es que te sientas bien en tu propia piel, si quieres verla sin vello y sana es imprescindible que la prepares antes de un proceso de depilación o epilación, entendiendo en qué consiste cada uno de ellos y cuál se adapta mejor a lo que buscas. Aquí te decimos cómo funcionan:

Depilación

  •  La depilación es una técnica que trabaja en la superficie de la piel. Es un método rápido, sencillo e indoloro y para realizarlo existen las cremas depilatorias y mascarillas para depilar, glides away, los cuales por su práctico empaque y consistencia sólida puedes cargar en tu bolsa o mochila y estar lista para esos planes de último momento.

Epilación

  • En cambio, la epilación elimina el vello desde la raíz, lo que significa que tardará más tiempo en volver a crecer. El método más conocido es la cera, la cual puede venir en tiras para cara o cuerpo o en presentación para aplicación directa; los hay con tiras frías, las cuales puedes utilizar en cualquier momento, perfectas para una emergencia.
Te recomendamos:  Olores extraños en la zona genital

Una vez que hayas identificado con qué método prefieres depilarte, es momento de preparar tu piel:

  1. Preparación

Para minimizar la irritación y mejorar los resultados, días antes exfolia suavemente tu piel para eliminar las células muertas y evitar vellos encarnados. 

  1. Hidratación previa

Utiliza diariamente una crema hidratante, sin aceites, para mantener la piel suave y facilitar la extracción del vello al momento del proceso, esto ayudará a reducir el dolor y la posibilidad de irritación.

  1. Cuidados post- remoción de vello

Una vez completada la depilación, cuida tu piel con una loción o gel post-depilatorio que contenga ingredientes calmantes, como aloe vera o camomila. Esto ayudará a reducir la inflamación y mantener tu piel fresca.

No te olvides de consentirte como parte de tu rutina diaria. Dedica tiempo para ti misma, con un baño relajante, la práctica de meditación o la lectura de un buen libro. El bienestar interior se reflejará en tu piel y actitud.

Por último, sé constante y paciente, el cuidado de la piel es un proceso continuo, la constancia de una rutina de cuidado es clave para mantenerla saludable y radiante a lo largo del tiempo, ten paciencia para ver los resultados. 

Haz de la salud y el cuidado de tu piel y de ti una prioridad. Con estos consejos que nos proporcionaron los expertos de Nair te estamos dando las herramientas para una piel sana y radiante todo el año.

Imagen cortesía de Nobilior - stock.adobe.com



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados