Cáncer y obesidad

La obesidad es un factor de riesgo importante para desarrollar cáncer, 3% de casos nuevos en el país están relacionados a ésta, afirmó la Dra. Lourdes Morato Hernández, médico internista y endocrinóloga del Instituto Nacional de Nutrición.

La obesidad es una enfermedad asociada a la diabetes, en la que se ve afectada la química del organismo durante la digestión y por lo tanto, hay una desproporción en la distribución y control de las proteínas que dan energía a las células. Éstas pueden presentar un desarrollo celular anormal, lo que daría lugar al desarrollo de cáncer.

En el marco del Día Mundial de la Prevención de Cáncer, la especialista advirtió que la obesidad predispone dos o tres veces más al surgimiento de cáncer de mama y de endometrio en las mujeres. También es factor para cánceres del tracto digestivo, principalmente de colon o recto, además de cáncer renal.

Durante la presentación de diversas ponencias en torno a la obesidad infantil y el desarrollo de cáncer, a cargo de la Red de Apoyo, Difusión y Lucha Contra el Cáncer que es una unión de diversas organizaciones hermanadas en esta lucha y que son presididas por la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, se dijo que también la obesidad incide en el desarrollo de hígado graso, que pude derivar en cáncer en este órgano.

Otros tipos de carcinoma que se presentan por la obesidad son los de tiroides, útero, vesícula y esófago, por lo cual, la nutrióloga Julieta Ponce recomendó que desde la niñez se adopten medidas preventivas en la alimentación de los niños.

Dijo que si se evita el elevado consumo de bebidas azucaradas como los refrescos, los cuales en su presentación de 600 mililitros equivalen a una ingesta de nueve cucharadas de azúcar, además de alimentos industrializados o las llamadas comidas rápidas, es posible evitar el sobrepeso y obesidad infantil.

Te recomendamos:  Operan a Margarita Zavala por desgarre de retina

Asimismo, la madre durante el embarazo, debe evitar subir de peso ya que eso representa una predisposición a que el producto sea obeso durante su desarrollo en la niñez. Sostuvo que si una madre durante el crecimiento alimenta a su hijo con las costumbres de los mexicanos anteriores a la década de 1970, es posible evitar la obesidad, además de reducir las porciones y un equilibrio rico en frutas, verduras y reducción de harinas.




Escrito por


Temas relacionados