Cuida los ojos de los niños

Casi todos los papás se rompen la cabeza cuando piensan en los problemas que sus hijos tienen en la escuela, como bajo rendimiento escolar, malas calificaciones, poca atención durante las clases, entre otras. Lo que casi nunca consideran o lo dejan en último lugar de posibilidades es el hecho de que pudieran tener algún problema visual. Según la Academia Americana de Oftalmología (AAO por sus siglas en inglés), uno de cada cuatro niños padece de un problema visual.

Los especialistas recomiendan que antes de que los pequeños entren a la escuela se les realice una revisión de la calidad de su visión pues algunas complicaciones en los ojos podrían afectar su vida en general, su desempeño académico y hasta limitar su visión si no son detectados a tiempo.

Los padecimientos visuales más comunes a esta edad son los errores refractivos como miopía, hipermetropía y astigmatismo. Otros que también se presentan son: el estrabismo (ojos cruzados), la ambliopía (ojo perezoso) o la ptosis (párpados superiores caídos).

Otro factor de riesgo para la salud visual infantil es la exposición a los rayos ultravioleta (UV) solares. Los niños están tres veces más en contacto con los rayos UV que un adulto pues el tipo de actividades que realizan los mantiene mucho tiempo sin fuera de un techo.

Además el cristalino de un niño menor de diez años absorbe seis veces más radiación UV lo que puede ocasionar problemas como conjuntivitis, degeneración macular, daño en la cornea y retina, así como cataratas, primera causa de ceguera en el mundo.

No podemos mantener a los niños encerrados para protegerlos de todo lo que les puede afectar del exterior, lo que sí podemos hacer es tomar medidas preventivas que mantengan su salud visual en buen estado y que ofrezcan una adecuada calidad visual, así como protección al 100% contra los efectos de los rayos UV solares y el deslumbramiento.

El uso de la computadora es cada vez más común en los pequeños, realizan trabajos escolares y juegan todo el tiempo, esto les provoca problemas en la calidad visual, estrés y fatiga ocular; por lo que reiteramos el uso de una buena protección.

Una visión saludable es sinónimo de una excelente calidad de vida. Todos, niños y papás debemos acudir una vez al año con un especialista en salud visual (oftalmólogo u optometrista) para la realización de un chequeo de capacidad visual y salud ocular.

Para detectar si tu hijo tiene problemas de la vista, checa si presenta alguno de estos síntomas:

* Mantiene los objetos de cerca tratando de enfocar.

* Poca habilidad para ver objetos a distancia como leer el pizarrón.

* Cruza o entrecierra los ojos.

* Tiene dificultad para leer.

* Tiene dolores de cabeza relacionado con periodos de lectura.

* Pestañea más de lo normal.

* Se frota mucho los ojos.

* Cierra un ojo o se lo tapa para ver mejor.

* Se queja de visión borrosa.

* En ocasiones ve doble.

* Al leer, se pierde o se salta líneas.

* Hay lagrimeo o enrojecimiento de ojos.

Si deseas más información puedes consultar la página web: www.yonosabiaeso.com con información sobre salud visual infantil para padres de familia y maestros.



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados