La OMS no tiene previsto “por ahora” pasar a fase 6

Ante la estabilización del número de casos de la gripe A/H1N1 permite a las autoridades sanitarias mundiales mostrar los primeros síntomas de optimismo. El gobierno mexicano considera que la epidemia en el país está “en fase de descenso”.

Incluso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no tiene previsto por el momento elevar el nivel de alerta actual, y sus expertos descartan ya que la humanidad se enfrente a una enfermedad similar a la temida gripe española de 1918.

Uno de los datos clave y más esperanzadores es que hasta el momento no se han registrado casos de contagio generalizado ni en Europa ni en Asia, al contrario de lo que se ha producido en Norteamérica. Hasta el momento, y según datos de la OMS, la nueva gripe ha causado la muerte de 27 personas (26 en México y 1 en Estados Unidos) y mil 25 casos confirmados en laboratorios en una veintena de países de todo el mundo, a los que hoy se ha incorporado Portugal.

No hay ninguna prueba de que el virus sea persistente ni de que haya contagios a nivel de comunidad (fuera de Norteamérica) hasta el momento”, explicó Keiji Fukuda, director general adjunto de la OMS, en rueda de prensa celebrada este lunes en Ginebra, Suiza.

Sin embargo, Fukuda insistió en la necesidad de mantener el alto nivel de vigilancia instaurado hasta ahora. “La vigilancia no debe ser fuerte sólo en el hemisferio sur. Debe ser fuerte en todas partes. Ahora mismo no tenemos idea de cómo evolucionará esto”, reconoció.

Las autoridades temen que el virus se desplace hacia los países del sur del planeta, dado el mayor impacto de la gripe durante el invierno, estación que comienza ahora en el hemisferio austral.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, indicó que la OMS no elevará a seis (en una escala del 1 al 6) el nivel de alerta por pandemia si la nueva gripe mantiene su actual evolución.

Durante una comparecencia en una sesión informal de la Asamblea General de la ONU, Ban indicó que la directora de la OMS, Margaret Chan, le ha dicho que “si la situación sigue como está, la OMS no tiene previsto elevar el nivel de alerta a 6”.

Ban también aprovechó para anunciar la convocatoria de una cumbre de donantes y de actores del sector privado que podría celebrarse en Ginebra en un plazo de dos semanas, tiempo suficiente para que los países de todo el mundo se hagan de los recursos necesarios para combatir la pandemia.

La propia Chan declaró en videoconferencia desde Ginebra, sede de la OMS, que los casos confirmados son ya más de mil en una veintena de países. Sin embargo, aseveró que “nada indica que nos vayamos a enfrentar a una situación similar a la de 1918”, cuando una pandemia de gripe conocida como gripe española causó la muerte de decenas de millones de personas.

Tres días sin muertes en México

En México, centro de la epidemia, las autoridades no han registrado ninguna muerte por la nueva enfermedad en los tres últimos días, pese a que en apenas una semana murieron 22 personas, mientras que otras 590 resultaron infectadas. Además, el Gobierno del Distrito Federal rebajó el nivel de alerta y permitirá a restaurantes, cafeterías y otros establecimientos abrir nuevamente sus puertas a partir del próximo miércoles, 6 de mayo.

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, informó que algunos locales como los centros nocturnos, salones de baile, cines, estadios deportivos, auditorios y cabarets permanecerán cerrados hasta que el riesgo en la capital descienda a una fase amarilla. Las iglesias, museos y bibliotecas podrán reanudar sus actividades el próximo viernes, 8 de mayo.

El nivel de alerta en la capital ha pasado de rojo, que significa “riesgo muy alto”, a naranja, “riesgo elevado”. Ante esta situación, Ebrard aclaró que las medidas sanitarias continuarán, como la obligación de llevar una mascarilla cuando las personas salgan a la calle, debido a que el riesgo de contagio aún está latente.

Sin embargo, el número de casos ha seguido aumentando y el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, en rueda de prensa dijo que ya son 727 los casos confirmados, de los que 26 corresponden a fallecidos. De los muertos, nueve tenían 19 años o menos, mientras que 17 tenían entre 21 y 41 años. Con respecto al sexo, 16 eran mujeres y 10, hombres.

La nueva gripe está presente y confirmada en 26 de los 31 estados del país, explicó Córdova, quien también concretó que el índice de propagación es de 1.4, es decir que por cada enfermo contagia de media a 1.4 personas, un índice superior al de la gripe estacional convencional.

Expansión en otros países

El segundo país más afectado por la nueva gripe es Estados Unidos, donde este lunes el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) elevó a 286 los casos confirmados de la nueva afección. Destaca también su expansión territorial, pues afecta ya a 36 de los 50 estados del vecino país del norte, seis más que ayer.

Así mismo, desde el propio CDC reconocen que el número de casos aumentará, aunque destaca también que la mayoría no reviste gravedad.
Nueva York es el estado en el que se han registrados más casos de nueva gripe, con 73; seguido de Texas, con 41; California, con 30 y Delaware, con 20. Hasta el momento los casos se limitan a la parte continental de Estados Unidos, sin que afecte por el momento a Alaska ni a Hawai.

Mientras, Portugal se unió a la lista de países europeos con casos de gripe tipo A/H1N1, aunque las autoridades se han apresurado a asegurar que el paciente no supone “una preocupación añadida”, en palabras de la ministra de Sanidad de aquel país lusitano, Ana Jorge, quien informó que el infectado ya obtuvo el alta clínica sin que haya sido necesaria la administración de ningún tipo de antiviral.

Por otra parte, entre los países en los que se ha detectado un aumento de casos confirmados destacan España, con 57, 17 más que el domingo; Reino Unido, con 27, nueve más; o Francia, donde hay 4 casos confirmados, el doble de este fin de semana.



Escrito por


Temas relacionados