Para anemia prevenir estos consejos de adecuado consumo de hierro te proponemos seguir

Debemos trabajar en generar conciencia sobre cómo prevenir esta condición para que nuestras hijas e hijos tengan una nutrición balanceada y su crecimiento sea positivo que nos permita heredarles una mejor salud, un mejor futuro y un envejecimiento saludable.

 La falta de este elemento puede provocar anemia, la cual afecta alrededor del 24% de la población en todo el mundo, mientras que en México 29% de las mujeres y el 23.4% de los niños menores a 5 años la presentan.
La falta de este elemento puede provocar anemia, la cual afecta alrededor del 24% de la población en todo el mundo, mientras que en México 29% de las mujeres y el 23.4% de los niños menores a 5 años la presentan. bit245
Si la anemia no se trata adecuadamente, niños y adultos presentarán complicaciones irreversibles en su desarrollo físico, mental y social a largo plazo.

En el marco del Día Mundial de la Deficiencia de Hierro que se conmemora el 26 de noviembre, es la oportunidad de reflexionar respecto a la anemia ferropénica que se presenta cuando el cuerpo no cuenta con niveles adecuados de hierro, un mineral necesario para producir hemoglobina, transportar el oxígeno a los tejidos y llevar acabo otras funciones vitales.

Este padecimiento puede presentarse en cualquier etapa de la vida, aunque las niñas y los niños y las mujeres en edad fértil, embarazo y lactancia son los grupos más vulnerables.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), resalta que la anemia afecta alrededor del 24% de la población en todo el mundo [1]; en México las cifras son similares, la última Encuesta Nacional de Salud, indica que 29% de las mujeres y el 23.4% de los niños menores a 5 años presentan anemia [2]. Ante ello, Takeda, biofarmacéutica con más de 238 años de historia, busca generar mayor conocimiento sobre la deficiencia de hierro, considerada por la OMS como la más común y la de mayor prevalencia entre los distintos tipos de anemia [3].

¿Por qué las niñas, los niños y las mujeres son más vulnerables?

Aunque los requerimientos de hierro son distintos para cada persona, la escasez de micronutrientes en la sangre afecta en su mayoría a mujeres y bebés; en casi el 30% de los embarazos, no se cuenta con niveles de hierro suficientes, lo que podría llevar a presentar partos prematuros o tener mayores probabilidades de que el recién nacido tenga bajo peso. Además, en los primeros años de vida, el hierro es imprescindible para el desarrollo neuronal del niño”, destaca la Dra. Fernanda Prado, gerente médica para hierros en Takeda.

La OMS destaca que 528.7 millones de mujeres y 273.2 millones de niños menores de 5 años eran anémicos en 2011, y cerca de la mitad de ellos tenían deficiencias de hierro [3]. Durante el embarazo y la lactancia, las necesidades de este elemento aumentan; también las adolescentes y mujeres en edad fértil pueden presentar anemia ferropénica por sangrados menstruales anormales e intensos durante más de una semana o que sean más de 80 mililitro  [4], lo equivalente a 16 toallas llenas totalmente.

Utilizar doble protección para controlar el flujo menstrual o tener que cambiarlo durante varias horas consecutivas ante coágulos muy grandes pueden ser otros síntomas de la menorragia.
Esto puede ir acompañado de palidez, debilidad y fatiga, a causa de la disminución de los niveles de hierro, lo suficiente como para aumentar el riesgo de tener anemia.

En las niñas y los niños en edad preescolar la falta de este mineral podría afectar su sistema inmunológico; pues baja las defensas y aumenta el riesgo de adquirir infecciones, incluso su peso, estatura, desarrollo psicomotor se podrían ver afectados a largo plazo y de no tratarse a tiempo las consecuencias pueden ser irreversibles.

En cualquier persona lo fundamental es tener un nivel adecuado de hierro, en los niños la ingesta recomendada diaria es de 8 a 10 miligramos, que se traduce en una alimentación equilibrada que incluya carnes, pescados, cereales y derivados; una baja cantidad de hierro puede repercutir en sus capacidades y habilidades como falta de concentración en clases lo que generará retraso en el aprendizaje; en los adultos esta condición afecta el rendimiento en la vida laboral y social, causa desgaste físico, irritabilidad por mencionar algunas consecuencias”, indica la Dra. Fernanda Prado.

¿Cómo detectar la anemia?

A veces este tipo de anemia puede pasar desapercibida o los síntomas se confunden con alguna otra afección, en otros casos, los síntomas son notorios. La poca cantidad de hierro en el organismo genera, entre otros:

  • cansancio
  • dificultad para concentrarse
  • mareos
  • caída del cabello
  • uñas frágiles
  • dolor de cabeza e insomnio
  • piel pálida

En algunos casos incluso se da un trastorno llamado pica, pues buscan ingerir materiales extraños como arcilla, hielo, tierra o gises.

Acudir a un médico es la mejor alternativa para conocer que estos síntomas se deben a la falta de hierro; por ejemplo, la prueba de ferritina puede decirnos la cantidad de hierro en nuestro organismo. Normalizar los niveles de hierro puede realizarse con tratamientos orales o inyectables. Además, una nutrición adecuada rica en hierro brindará los aportes nutrimentales necesarios para rendir con eficiencia. En el embarazo se recomienda una suplementación adecuada que sólo el médico autorizado puede recetar”, destaca la gerente médica de Takeda.

La prevalencia de anemia sigue siendo un problema serio en México, que puede revertirse si se diagnostica en los primeros síntomas y se tratada adecuadamente. Un primer paso es mejorar los hábitos alimenticios que incluyan, entre otros alimentos más:

  • carnes rojas
  • pescados
  • verduras de hoja verde
  • legumbres
  • frutos secos
  • huevo
  • cereales

Publicaciones relacionadas