Que tu vida sexual sea plena

área biológica,área psicológica,Asociación Mexicana para la Salud Sexual, educación sexual, prevención, autocuidado,vida erótica,aceptación de nuestro cuerpo, emociones, sensaciones, vida erótica,erotismo, área sexual,
Educación sexual

Ejercer nuestra vida sexual tiene otras implicaciones además del área biológica y una de ellas es el área psicológica, qué pasa cuando no estoy segura de querer tener relaciones sexuales pero aun así lo hago, como nos dice la lic. Olivia Guerrero Figueroa, Coordinadora del Diplomado en Sexualidad Humana de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, A.C. (AMSSAC) tener vida erótica abarca mucho más que sólo la procreación y sí hay un impacto en la persona sobre el hecho de estar o no lista para tener una relación sexual.

Es una realidad que las mujeres, en su mayoría, no estamos educadas para disfrutar nuestra vida sexual, es muy probable que debutemos en este tema sin un conocimiento de todas las implicaciones que esta decisión trae consigo, y si a esto le sumamos que tal vez accedemos a tener relaciones sexuales por presión social o de mi pareja pues el hecho de disfrutar y conectarnos con nuestro placer puede ser un tanto más arduo de lo que creemos ¡pero no imposible!

Sobre este hecho la especialista explica: “culturalmente somos educadas para no tener una vida sexual activa aunque la sociedad se ha modernizado y podemos hablar de sexualidad, debajo existe una cultura de que las mujeres no pueden tener acceso al placer”. Todas estas ideas con que crecimos nos acompañan a lo largo de nuestra vida y así iniciamos nuestra vida erótica.

Entonces, si llegamos arrastrando estas ideas y nuestra decisión no fue pensada y analizada “a veces te sientas culpable y la culpa tiene una carga importante, sobre todo cuando la decisión no era muy sólida. A veces se ve el impacto en el momento de la relación sexual, se tiene pero no se disfruta, no alcanzan el orgasmo o en algunos casos ni siquiera hay excitación… Esta sintomatología puede ser a corto plazo o hasta la vida adulta” nos dice la experta en temas de sexualidad.

¿El resultado? Una vida sexual vivida a través de la culpa, sin plenitud. No suena bien ¿verdad?

Antes de tomar tan importante decisión:

Conviene estar seguras de que efectivamente así los deseamos y no que lo hacemos para que no nos deje el novio, para sentirme adulta, sino en absoluta y total conciencia y libertad.

Que sea mi deseo y no el de otros lo que me lleve a tener una relación sexual.

Por otro lado ¿has pensado que vamos a tener una relación sexual por primera vez o ya tenemos relaciones sexuales y no conocemos bien nuestro cuerpo? Cómo dice nuestra especialista “difícilmente nos educan para la aceptación de nuestro cuerpo, no se habla de los genitales. Es más se tienen una connotación negativa, por ejemplo, los mensajes dados de la menstruación se relacionan con aspectos negativos”.

Así que si tenemos un amplio conocimiento de nuestro cuerpo, sus sensaciones, cómo es, qué me gusta de él, porqué, será más fácil conectarnos con nuestras emociones y sensaciones. ¡Y sí! si queremos vivir una vida erótica plena tendremos que poner más atención en nuestro cuerpo, hacer un viaje a él y conocerlo. Sobre el tema la especialista abunda “cuando impartimos algún taller con jóvenes nos encontramos con chicas que difícilmente conocen sus genitales, algunas tal vez tienen un conocimiento por medio de un esquema de libro. Esto nos habla de la dificultad que hay para aceptar esta parte del cuerpo y el cuerpo en sí”.

¿Y si ya no soy tan jovencita?

Si ya hemos iniciado nuestra vida sexual también tenemos trabajo por hacer y una historia que contar, seguramente hemos aprendido y descubierto cosas nuevas sobre la marcha pero igual es válido cuestionarnos ¿estoy satisfecha con mi vida sexual? ¿me gusta cómo ha sido hasta hora? ¿puede mejorar?.

Un punto interesante que resalta nuestra experta es que socialmente se asume que el erotismo aparece espontáneamente cuando nos casamos, como si todas naciéramos con un botón que se oprime y ya, sabemos y entendemos del tema. “Se asume que uno se casa para tener relaciones sexuales, pero primero nos dicen no te dejes tocar, luego te casas y entonces sí se vale que te toquen y se espera que por arte de magia aparezca el erotismo”.

Así que mujeres no se cuestionen por qué a esta edad, cualquiera es válida para hacer un alto en el camino y cuestionarnos cómo deseo vivir mi vida erótica. Es igual de válido hacerlo a los 18, a los 32 o a los 60 años.

El erotismo primero se trabaja en lo individual.

Es una cuestión tan personal que la terapeuta nos recuerda que el erotismo abarca nuestros cinco sentidos. Hagamos a un lado la falsa creencia que el área sexual sólo incluye los genitales, veamos todos los aspectos de nuestra vida erótica, y hagamos uso de nuestra libertad de decidir, finalmente se trata de nuestro cuerpo y nuestra vida.

Para mayor información:

Lic. Olivia Guerrero, Educadora Sexual Infantil y Terapeuta Sexual por la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, A.C.

olivia[arroba]amssac[punto]org

Asociación Mexicana para la Salud Sexual, A.C.

Tezoquipa 26, Col. La Joya, Delegación Tlalpan, C. P. 14000, México, D. F.

5573*3460 / 5513*7489

http://www.amssac.org

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste