6 recomendaciones que debes seguir después de entrenar

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la actividad física aporta grandes beneficios para el corazón, cuerpo y mente. Así mismo, reduce los síntomas de la depresión, ansiedad y que en general apoya al bienestar general de las personas.

Alimentación saludable y pérdida de peso
Después de tu entrenamiento y rutinas físicas debes tener en consideración el desgaste físico-mental que realizas, por ello el cuidado después del ejercicio es igual de importante que el preentrenamiento.

Las encuestas del INEGI afirman que aproximadamente el 39.6% de la población mexicana hace alguna actividad física activamente, es importante destacar que se hace referencia a todo movimiento corporal que consigue el consumo de energía y puede existir tanto una intensidad moderada como intensa.

El incremento de actividad física entre las personas ha generado un cierto desconocimiento sobre lo que debes hacer después de tu rutina; sin embargo, todos los entrenamientos físicos están diseñados para cansar tu cuerpo por lo que, la recuperación de tus músculos y ligamentos es fundamental para evitar agotamiento de energía o lesiones.

A continuación, te compartimos algunas recomendaciones que te pueden ayudar.

Estiramientos

Después de completar tu rutina los estiramientos fáciles y cortos serán tu mejor aliado para un efecto relajante muscular y dar un cierre mental a tu deporte, además que esto te permitirá facilitar la recuperación de tus músculos.

Baños Fríos

Una exposición corta con el agua fría permite una mayor circulación a la sangre, permitiendo una mayor carga de oxígeno a los órganos principales y a los músculos, por lo que después de esta ducha tu piel se estirará y buscará la tonificación

Relajación Mental

El ejercicio permite un desgaste mental porque todo se concentra en hacer las repeticiones de manera correcta y eficiente, por ello el realizar sesiones de yoga o meditación después del entrenamiento te permitan liberarte del estrés y tensión generadas con las actividades físicas.

Hidratación y Alimentación

Para la recuperación del cansancio físico hay que priorizar los electrolitos perdidos por ello, de acuerdo con la intensidad del esfuerzo físico hay que privilegiar la hidratación como mínimo medio litro de agua.

Así mismo, el consumo de carbohidratos complejos y la proteína propicia al desarrollo muscular deseable; sin embargo, siempre hay que acudir con un especialista para atender las necesidades y objetivos individuales de cada cuerpo.

Uso de thermogeles

Los thermogeles utilizan la compensación frío calor que permiten una reafirmación de piel, además que si usas uno con ingredientes naturales te permitirá una absorción más rápida, con hidratación a la piel sin manchas en la ropa de manera que te permitirá maximizar tus resultados.

Descanso

Los estiramientos, los baños fríos y las sesiones de relajación te favorecen a desestresar los músculos y la mente; sin embargo, el momento más importante para la recuperación de muscular y regeneración del tejido es durante la noche por ello el descanso deseable nocturno nos permite un bienestar significativo para nuestro cuerpo.

Los beneficios de hacer actividades físicas cotidianas son inigualables para la mejora muscular, cardiovascular, funcional y el mantenimiento del peso corporal deseable; no obstante, el cuidado antes, durante y después de la rutina son fundamentales para evitar lesiones musculares, de ligamentos o tendones innecesarias por una mala ejecución.

Imagen cortesía de Gstockasso


Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados