Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es un padecimiento frecuente, que afecta desde niños hasta gente mayor. Sin embargo, se presenta más en mujeres de entre 15 y 60 años, a mayor edad más incidencia. “Se sabe que el 35% de la población de 15 a 60 años la tiene, y el 60% de las personas mayores de 60 años” comentó el Dr. Miguel Ángel Reyes, Cirujano Urólogo.

Se entiende que esta enfermedad es el escape involuntario de orina. Dependiendo de su magnitud, puede generar un problema social, higiénico y hasta económico en la persona que lo padece. Existen tres tipos:

Incontinencia urinaria por esfuerzo

Es la más común, sobretodo en las mujeres. Son muchos los factores que la provocan: raza, edad, embarazos y partos, situación laboral, tipo de actividad, estreñimiento, entre otras. En ella, las estructuras que sostienen el piso pélvico, que mantienen en su lugar la vejiga, se pierden, por lo que cuando se realiza algún esfuerzo como toser, reír, o cargar algo, se escapa un poco de orina.


Incontinencia urinaria de urgencia

Se caracteriza por el deseo urgente y frecuente de ir al baño, por lo que puede haber salida de orina. Se conoce que estos pacientes tienen algo que se llama vejiga hiperactiva.

La vejiga hiperactiva puede ser resultado de alguna lesión de tipo neurológico, por alguna enfermedad en el sistema nervioso como la Enfermedad de Parkinson, Esclerosis Múltiple, accidentes cerebrovasculares, tumores medulares, entre otras, que puedan generar un desorden en la vía urinaria.

El Dr. Miguel Angel asevera que “también existe una vejiga hiperactiva ideopática, bastante común en poblaciones mayores; hasta el 40% de la población puede padecerla. Se caracteriza por frecuencia urinaria aumentada, urgencia y escape de orina”.

Te recomendamos:  Flacidez


¿Debo con ir con un urólogo o ginecólogo?

Se debe acudir con un especialista que esté capacitado para hacer diagnóstico, que esté preparado para tratar estos trastornos, no importa si es el urólogo o el ginecólogo.

“Lo que es vital resaltar es el hecho de que se puede encontrar la causa y se le puede dar solución a cualquier tipo de incontinencia. Este problema no tiene por qué ser consecuencia inevitable de haber tenido hijos o de ser mayor” dice.

Tratamiento

Para la Incontinencia urinaria por esfuerzo se utiliza la cirugía, por medio de la cual se reponen las zonas que han caído. Se basa en la utilización de mayas o cabestrillos de material sintético que sustituirán los ligamentos que están alrededor de la uretra, que provocan que haya salida de orina. Actualmente las cirugías son de mínima invasión, duran unos 20 minutos y tienen resultados de un 85 a un 95% de efectividad.

En el caso de la vejiga hiperactiva, es fundamental tener estudios funcionales como el estudio urodinámico. Se utilizan medicamentos como los anticolinérgicos que bloquean las contracciones normales disminuyendo la urgencia y frecuencia con que acuden al baño. “La desventaja de este tipo de medicamentos, es que en algunos pacientes se presentan efectos secundarios como: resequedad de boca, estreñimiento y algunas veces taquicardia”.

“Se está utilizando también, Toxina Botulínica Tipo II, el Botox, que se coloca a través de una endoscopia dentro del músculo de la vejiga del paciente. Se puede dejar instalado por periodos de 6 meses hasta un año, dependiendo de la respuesta que se tenga, y no se tienen efectos secundarios” aclara el Dr. Reyes.

Te recomendamos:  Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrócica

El costo de este método es de $4000 por vial, que es un frasco con el medicamento, además de la endoscopia. El paciente se recupera casi inmediatamente y vuelve a sus actividades normales.

Debemos prevenir

• Es indispensable que realicemos alguna actividad física desde que somos jóvenes.

• Podemos realizar ejercicios pélvicos como los de Kegel.

• Digámosle no al sobrepeso.

• Debemos orinar cuando se sienta la necesidad de hacerlo, no es recomendable aguantarse.

• Cuidémonos de las infecciones.

• Hay que tomar suficiente agua.




Escrito por

Aunque soy publicista, llevo algunos años concentrada en escribir y editar textos, lo cual me encanta por cierto. Sobre todo me he interesado en temas que tienen que ver con la salud reproductiva y sexual, al menos eso es lo que más he disfrutado escribir. En Plenilunia me he dedicado a hablar de temas relacionados con la salud femenina, siempre rescatando la importancia que tiene hacerlo de manera integral, pero sobre todo pensando que la conciencia de tu cuerpo te ayuda a empoderarte en los demás ámbitos de tu vida.


Temas relacionados