Infertilidad

Las mujeres de hoy en día queremos hacer todo. Queremos estudiar, trabajar, casarnos, o permanecer solteras; en fin, tenemos muchas posibilidades. Lo malo es que nuestro cuerpo sigue un proceso normal de envejecimiento y eso incluye por supuesto, a nuestro aparato reproductor.

Según el Dr. Eduardo Goyri, Director Médico del Instituto Valenciano de Infertilidad en México, muchas de las parejas que llegan a pedir ayuda al centro, tienen entre 35 y 40 años, y llevan más de tres años intentando concebir.

Se sabe que sólo el 23% de las parejas jóvenes se embarazan durante el primer mes en el que intentan tener un bebé. Aproximadamente, el 15% de la población tiene problemas de infertilidad.

Son muchas las circunstancias que han hecho que cada día seamos menos fértiles. Por un lado, como ya dijimos, la edad para concepción se ha prolongado, además la calidad del esperma de los hombres también se ha cambiado.

Las condiciones del medio ambiente, la alimentación que llevamos, entre otros factores, determinan esto. Además de que cada año que pasa en la vida de un hombre, disminuye un 1% la calidad de su esperma.

En realidad, son una serie de elementos que juntos han provocado está situación. Se sabe por ejemplo, que algunos taxistas tienen problemas de esterilidad porque al pasar mucho tiempo sentados en su automóvil, soportando el calor del día, tienen modificaciones en el semen porque sus testículos no estén a la temperatura adecuada.


¿Cómo sé si tengo problemas de infertilidad?

* Llevas más de un año intentando concebir teniendo relaciones sexuales frecuentes y sin métodos de protección.

Te recomendamos:  ¿Cómo evitar contagiarme de enfermedades respiratorias?

* Tienes más de 35 años.

* Padeces alguna enfermedad crónica.

Por supuesto todo esto es bastante relativo, es sólo una guía general para determinar que debes acudir con un especialista. Recuerda que todas las mujeres somos diferentes y que es indispensable siempre estar de la mano con un médico.

Existen causas extragenitales como la edad, enfermedades transmisibles, entre otras; o bien genitales, como la amenorrea de más de 6 meses o la obstrucción de las trompas de Falopio, que es necesario tomar en consideración.

Para el diagnostico es esencial:

* Revisar si la mujer ovula. Sólo se debe comprobar que lo haga cada 28 días por 7 días aproximadamente.

* Evidencia de una reserva ovárica suficiente.

* Comprobar a través de un seminograma que el semen es normal.

* Observar si el canal genital es normal. Esto se realiza a través de una ecografía transvaginal.


Causas

De las causas más comunes encontramos: la endometriosis, ovarios poliquísticos, semen de baja calidad, presencia de miomas, obesidad extrema, anorexia nerviosa, enfermedades graves, alteraciones tiroideas, abuso de drogas, medicamentos, alcohol, tabaco, o estar recibiendo quimioterapia. El 20% se debe a causas desconocidas.

La dificultad más recurrente sigue siendo la edad de la mujer. La capacidad ovocitaria y la capacidad del útero para soportar el embarazo disminuye a partir de los 35 años, esto se acentúa a partir de los 40. Las anomalías cromosómicas también aumentan con la edad.

Es importante mencionar que los problemas de infertilidad se deben en igual proporción al hombre y a la mujer.

Tratamiento

Lo que más se utiliza es la inseminación artificial, pues proporciona tasas acumuladas de embarazos mayores al 60%. Este método consiste en colocar semen en el interior del útero de una mujer, ya sea de su pareja o bien de un donante, en caso de que exista algún problema con el de su cónyuge.

Te recomendamos:  Reflujo

Si aún así no se logra la concepción, generalmente se recurre la Fecundación In Vitro, que es la inyección de espermatozoides directamente al óvulo. Primero se estimula el ovario a través de hormonas, se extrae el ovocito y se insemina de forma externa, se introduce el espermatozoide más fuerte y con mayor movilidad. Después se cultiva hasta que el embrión se encuentra en un estadio de desarrollo adecuado y finalmente se implanta en el útero de la madre.

En mujeres de menos de 30 años, y después de haber tomado las pruebas necesarias confirmando que todo sea normal, se realizan coitos dirigidos.

Información proporcionada por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) http://www.ivimexico.com.mx/




Escrito por

Aunque soy publicista, llevo algunos años concentrada en escribir y editar textos, lo cual me encanta por cierto. Sobre todo me he interesado en temas que tienen que ver con la salud reproductiva y sexual, al menos eso es lo que más he disfrutado escribir. En Plenilunia me he dedicado a hablar de temas relacionados con la salud femenina, siempre rescatando la importancia que tiene hacerlo de manera integral, pero sobre todo pensando que la conciencia de tu cuerpo te ayuda a empoderarte en los demás ámbitos de tu vida.


Temas relacionados