Reflujo

El reflujo gastroesofágico es una enfermedad crónica que se presenta cuando un alimento o líquido se regresa desde el estomago hacia el esófago. Los síntomas más comunes son las agruras o pirosis, sensación de ardor detrás del esternón que sube hacia el cuello o la garganta. Generalmente se presenta después de comer, pero se puede prolongar varias horas.

A pesar de que las agruras son un síntoma común aún en personas sanas, es importante señalar que cuando se presenta pirosis, regurgitación (cuando la comida se regresa hasta la boca), dolor, dificultad para tragar, ronquera, indigestión o acidez persistentes, es importante acudir al médico para definir qué es lo que está ocurriendo en nuestro cuerpo.

El reflujo puede provocar cambios en los tejidos del esófago. Estos cambios de mucosa se conocen como esófago de Barret, que es el factor de riesgo más importante para padecer Cáncer de Esófago.

Es importante controlar el reflujo de manera integral, con una dieta sin irritantes y baja en grasas, peso moderado, ejercicio y eliminar por completo el tabaquismo y la ingesta de alcohol.

La Terapia Fotodinámica es una herramienta útil en el tratamiento del esófago de Barret y Cáncer Esofágico. Ésta destruye el tejido enfermo con fines de mejorar la calidad del paciente y no interfiere en el tratamiento oncológico. Sin embargo, no todos son candidatos ya que existen indicaciones médicas precisas como la presencia de displasia de alto grado en el esófago de Barrett.

Para más información acerca de la Terapia Fotodinámica visita nuestro artículo:

http://www.plenilunia.com/cont_espe.php?id_article=671&id_rubrique=57



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados