¿Qué es el sexto sentido?

sexto sentido, corazonada, presentimiento, habilidad, sobre natural, mágico,  fenómeno psicológico, elementos biológicos, senso percepción, sospecha, intuición,
Corazonadas y presentimientos

Una “corazonada” o “presentimiento” son situaciones que todos experimentamos y que explicamos por la existencia de un “sexto sentido”. Pero ¿qué es el sexto sentido? ¿una habilidad?, ¿algo biológico?, ¿algo sobrenatural y mágico?

El sexto sentido es una forma de referirnos a la intuición, que es un fenómeno psicológico que contiene una serie de elementos biológicos (sensoriales), cognitivos (de aprendizaje) y psíquicos (fenómenos inconscientes); se trata de algo que todos los seres humanos vivimos.

Los seres humanos recibimos información del medio que nos rodea, por medio de los sentidos. Ojos, piel, oídos, boca y nariz son los órganos que contienen los receptores con los que la información química (sustancias) o mecánica (ondas y movimientos) se transforma en impulsos nerviosos que llegan a nuestro cerebro, dando origen a la sensopercepción, fenómeno por el cual nuestro sistema nervioso no sólo recibe, sino que intenta “entender” e “interpretar” la información.

Se puede decir que hacemos la información parte de nosotros y de nuestra experiencia. Toda la que recibimos es procesada; es decir, los sonidos, sabores, imágenes y sensaciones son archivadas en nuestro acervo privado. No obstante, no todas nuestras experiencias quedan almacenadas en la conciencia. Son tantos los estímulos que nos rodean que es necesario hacer una selección de aquellos que nos sirven para la tarea que queremos realizar y la experiencia integrada de los sentidos o percepción forma parte del contenido de nuestra memoria. Dichos elementos son asociados a otros otorgando sentido a nuestra historia de vida.

Los seres humanos respondemos a estímulos como al calor, al frío, hambre etc. Sin embargo, también generamos una respuesta a estímulos complejos que son congruentes con nuestra propia experiencia y esto genera construcciones más complejas como por ejemplo la religión, nacionalidad, género, cultura etc.

El llamado sexto sentido, no es como tal un “sentido extra” con un órgano específico y receptores sensoriales, mas bien, es un concepto con el cual hacemos referencia a aquellos conocimientos que tenemos y que no responden al proceso típico de cognición, se refiere a un proceso más “inmediato”. El psicólogo Richard L. Gregory define la intuición como “llegar a decisiones o conclusiones sin los procesos explícitos o conscientes del pensamiento razonado.”

Es frecuente escuchar: “esa persona me da mala espina”; o cuando una mujer sospecha que su pareja la engaña es común que se le dé crédito al sexto sentido, a causa de esta sospecha.

La intuición es el resultado de una serie de fenómenos que no residen en la conciencia, sino que surgen del inconsciente. En cualquier relación están presentes fenómenos inconscientes que tienen que ver con la reactivación de experiencias anteriores y personas significativas que marcaron nuestras vidas, por esto, en las relaciones interpersonales la intuición tiene que ver con lo que hemos vivido anteriormente aplicado a una situación actual.

Al relacionarnos con otras personas utilizamos mecanismos que pueden atribuirle a alguien que acabamos de conocer características que no necesariamente tiene, sino que nosotros deducimos o asumimos que tiene, basándonos en la interpretación de elementos que percibimos, como la vestimenta, el tono de voz o ciertos ademanes que nosotros relacionamos con ciertas personas.

Por cuestiones culturales, generalmente las mujeres son quienes hacen mayor referencia a la intuición, pero esto no significa que los hombres no la tengan; todos en cierta forma apelamos a nuestra intuición, por ejemplo, un reclutador que se debate entre dos candidatos que objetivamente tienen características similares puede apelar a la intuición a la hora de decidirse por alguno; incluso, puede decir que alguno de los candidatos “le recuerda a él mismo cuando empezaba” y basar su decisión en una identificación, aunque, realmente, el candidato puede no tener nada en común con él, o puede decir que “presiente que alguno de los candidatos no es tan formal como el otro”, por la forma en la que le estrechó la mano, el color del traje que usa, o el tono de voz que tiene.

La intuición es una herramienta que puede ser muy útil siempre y cuando se tenga en cuenta que en las relaciones con los demás siempre entran en juegan elementos de nuestra propia personalidad que no siempre identificamos y que pueden atribuirse a otras personas, sin que estemos en lo cierto. La intuición es necesaria para orientarnos en las relaciones. Fomentando la introspección y el autoconocimiento es posible sensibilizarnos más con la intuición y utilizarla en nuestro beneficio para tener un mejor manejo de nuestras relaciones.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM) Teléfonos:             (+52-55) 5286 1744       y 5286 5509 Clínica de asistencia a pacientes México D.F.: Teléfonos:             (+52-55) 5553 3599      , 5286 6550 y 5286 0329 spp@spm.org.mx Clínica de Asistencia a la Comunidad Sede Metepec Edo. México: Teléfono: 2153024 spmtoluca@gmail.com

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste