Fuente

Director del ISSSTE compareció ante Comisiones Unidas de Salud y Seguridad Social del Senado de la República

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 7 minutos, 1,499 palabras

Durante la comparecencia ante las Comisiones Unidas de Salud y Seguridad Social del Senado de la República, el Director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda señaló este 13 de marzo de 2019 que a pesar de las carencias impulsa una estrategia para garantizar abasto de medicamentos y servicio gratuito de urgencias a toda la población. Es necesaria la participación de los legisladores su apoyo para crear reformas que permitan hacerle frente a los desafíos que presenta el organismo.

Durante la comparecencia ante las Comisiones Unidas de Salud y Seguridad Social del Senado de la República, el titular del Instituto solicitó el apoyo a los legisladores para impulsar reformas como educación nutricional desde niveles básicos en las escuelas, iniciativas que garanticen el acceso a alimentos saludables, y así enfrentar los desafíos que se le presentan al ISSSTE en materia de salud, ya que el gasto para atender enfermedades crónico-degenerativas es aproximadamente de 20 mil millones de pesos.

Ramírez Pineda reconoció que hay deudas con los proveedores de medicamentos, sin embargo, se han establecido negociaciones para que continúe el abasto y no se “entorpezcan los tratamientos médicos”. De igual manera, dijo, que por instrucción del Presidente de México, no se construirán más clínicas y hospitales, sino que se dará prioridad a concluir las obras que hasta el momento están inconclusas.

Ramírez Pineda informó que se planea ahorrar alrededor de 500 millones de pesos en la compactación de estructuras, además de que se consolidará y centralizará las compras de insumos y servicios. “Se hará una política de uso racional de medicamentos y material de curación por medio de unidosis en servicios hospitalarios, mejorar la planeación de necesidades y los esquemas de distribución para evitar desabasto, censos de pacientes para medicamentos de alto costo y recetas resurtibles”.

Comentó que se mejorará el uso de los estudios de diagnósticos que eviten la duplicación de éstos en diferentes niveles, el relanzamiento de telemedicina, además de subrogarlos, preferentemente con instituciones públicas a mejores costos que en privadas.

El Director General del ISSSTE puntualizó que la principal preocupación del Instituto es la atención al derechohabiente, por lo que se creó el área de supervisión y calidad, dedicada a revisar que los servicios se otorguen con oportunidad; un programa de sensibilización y reconversión laboral, así como la reestructura organizacional que permita agilizar y mejorar la eficiencia de los trámites a los afiliados.

Además implementaremos nuevos programas con orientación social como el turismo, convenios con SEGALMEX, nuevas Casas de Día que actualmente benefician a más de 91 mil adultos mayores, promoción para el desarrollo de construcción de vivienda social, disminución de la comisión de PENSIONISSSTE, créditos de vivienda con tasas de interés competitivas, simplificación administrativa en los trámites de atención médica, participación en la estrategia del Plan Nacional de Salud, por medio de un censo en materia de infraestructura, equipamiento y personal, y una ventanilla única de atención al derechohabiente”, apuntó.

También se informó que ISSSTE tiene un pasivo de alrededor de 20 mil millones de pesos, así como un rezago de inversión en infraestructura y equipo médico, lo que ha generado su dependencia de servicios subrogados y la tercerización de los mismos.

El funcionario destacó que a pesar de que 2 de sus 4 fondos (Seguro de Salud, y Servicios Sociales y Culturales) presentan un déficit, el ISSSTE cuenta con solidez financiera gracias a las reservas financieras y actuariales, cuyo saldo, al cierre de 2018, ascendía a 93 mil millones de pesos.

Sin embargo, acotó, tenemos una saturación en instalaciones y atención deficiente, lo que atribuyó a que el modelo de salud está desarticulado y ya no corresponden al perfil de la población derechohabiente.

Además, faltan especialistas para atender enfermedades crónicas y a adultos mayores, entre los que nombró a geriatras, reumatólogos, urólogos, gastroenterólogos, endocrinólogos, nefrólogos y radiólogos.

Ramírez Pineda dio a conocer a los legisladores que también existe “una presión adicional al gasto por sentencias y resoluciones judiciales, que ordenan al Instituto a incrementar el monto de la pensión“.

Hay, advirtió, 13,301 sentencias pendientes de cumplimiento que equivalen a más de 2,200 millones de pesos, así como 104 mil juicios en trámite, lo que significaría más de 7 mil millones de pesos.

Dijo que para este año se tiene un presupuesto superior a 323,300 millones de pesos, pero que 70% de estos recursos se destinarán exclusivamente para pensiones.

Agregó que sólo 16.3% de este total es para gasto de operación (materiales e insumos, servicios generales y ayuda) y 0.5% al gasto de inversión (bienes e inversión pública). “Esto muestra el deterioro de la situación presupuestal”, subrayó.

Luis Antonio Ramírez expresó que las cuotas y aportaciones no han sido suficientes para cubrir los gastos. Por ello, se han requerido transferencias gubernamentales, pero éstas tampoco han bastado para atender el déficit del Instituto.

Señaló que de 2012 a 2018, las transferencias del gobierno al ISSSTE cayeron en 76%, pues pasaron de 15,700 millones de pesos a 5 mil millones en 2018 en dicho periodo. Para este año, agregó, “se nos otorgaron transferencias de 3 mil 800 millones“.

La senadora Sylvana Beltrones Sánchez, manifestó su preocupación de que el nuevo mecanismo de compras consolidadas pueda generar un desabasto de medicamentos en el sistema de salud. Preguntó: ¿qué se hará para evitar una situación así?.

También recordó que fueron despedidos 3 mil funcionarios, entre los que se encuentran enfermeras y médicos. ¿Qué medidas se tomarán para garantizar que no se afecte la calidad de la prestación de los servicios de salud?, interrogó.

A su vez, la senadora Martha Cecilia Márquez, consideró que la federalización de los servicios de salud es una medida de centralización. Se realiza bajo la figura de un mando único, como se está haciendo prácticamente en todos los aspectos de la administración pública, lamentó.

Preguntó si ese nuevo esquema podrá poner fin a problemas en este sector y si cumplirá la meta de atender a las personas más pobres, que no cuentan con seguridad social. En otro tema, cuestionó si hay alguna alternativa para que los empleados del Senado -que no tienen seguridad social- puedan acceder a alguna prestación del ISSSTE.

El senador Primo Dothé Mata, refirió que en la región de la Huasteca, en San Luis Potosí, no hay medicinas, especialistas ni infraestructura médica. Los pacientes son “bateados” sin respuesta de un hospital a otro, de una región a otra, denunció.

Reconoció que “todo el destare” heredado no se puede arreglar en 100 días. ¿Pero qué ocurre con las decisiones que no incluyen un gasto monetario, ¿qué pasa con la voluntad de un cambio profundo y verdadero?, ¿cuándo llegará ese cambio allá donde se siguen padeciendo estos rezagos?, reclamó al funcionario.

El senador Américo Villareal aseguró que nunca como hoy es importante tener un control férreo de los costos y de la optimización de los recursos para hacer eficientes los servicios que ofrece el Instituto.

Al responder a las preguntas, Luis Antonio Ramírez Pineda afirmó que el abasto de medicinas está garantizado y se busca asegurar el acceso gratuito a medicamentos a toda la población en general.

Explicó que para realizar las compras consolidadas se creó un cuerpo intersectorial, integrado por la Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, Pemex y las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional, donde hay expertos que pertenecen a la Comisión Panamericana de Salud. Ellos son los responsables de este tema, precisó

Respecto del tema de despidos y congelamiento de plazas, indicó que parte del problema en el ISSSTE es la anarquía y la forma en cómo se manejaron las contrataciones, así como el uso de las plazas temporales y de honorarios, que crecieron de manera desorganizada.

Desafortunadamente, dijo, este desorden se concentró en la figura de guardias y suplencias, donde se encuentran médicos y enfermeras. No obstante, aclaró que los despidos futuros están enfocados a las áreas administrativas, no a personal de base ni a médicos o enfermeras.

Por el contrario, subrayó, buscamos de qué manera el ISSSTE pueda tener médicos y enfermeras. Hay un faltante de 2 mil plazas para las áreas médicas que se necesitarán para las 33 obras pendientes y que se terminarán de construir en los próximos meses.

Sobre los trabajadores del Senado contratados bajo el esquema de honorarios, Ramírez Pineda dijo estar en la mejor disposición para hacer un convenio con este órgano legislativo y garantizar servicios a su personal.


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago    
  1
 2 3 4 5 6 7 8
 9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !