Fuente

En aumento resistencia de gonorrea a antibióticos, haciéndola mucho más difícil, y a veces imposible, de tratar; necesarios nuevos medicamentos y herramientas

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 6 minutos

Para controlar la gonorrea necesitamos herramientas y sistemas nuevos para mejor la prevención, tratamiento, diagnóstico temprano y seguimiento y notificación más completos de nuevas infecciones, del uso de antibióticos, de la resistencia y fracasos terapéuticos“, sostuvo Marc Sprenger, Director de la Secretaría para la resistencia a los antimicrobianos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “En concreto, necesitamos nuevos antibióticos, así como pruebas diagnósticas rápidas, exactas, y en el lugar de atención –idealmente, aquellos que puedan predecir que antibióticos funcionarán para esa infección en particular–, y a más largo plazo, necesitamos una vacuna para prevenir la gonorrea“.

La OMS presenta plan de acción para controlar la propagación de la gonorrea.

Aumenta la resistencia a los antibióticos para la gonorrea, nuevos medicamentos son necesarios.

La OMS informa que de acuerdo a datos de 77 países indican que la resistencia a los antibióticos está haciendo a la gonorrea -una infección común de transmisión sexual– mucho más difícil, y a veces imposible, de tratar.

Las bacterias que causan la gonorrea son particularmente inteligentes. Cada vez que utilizamos una clase nueva de antibióticos para tratar la infección, las bacterias evolucionan para resistirlos“, afirmó Teodora Wi, oficial médico en reproducción humana de la OMS.

La OMS reporta una resistencia generalizada a los antibióticos más antiguos y más baratos. Algunos países –particularmente aquellos de ingresos altos, donde la vigilancia es mejor– están encontrando casos de la infección que no son tratables por todos los antibióticos conocidos.

Estos casos pueden ser la punta del iceberg, ya que los sistemas para diagnosticar y notificar las infecciones no tratables faltan en los países de menores ingresos donde la gonorrea es en realidad más común“, agrega Wi.

Cada año, unas 78 millones de personas se infectan con gonorrea en el mundo. De ellos, 11 millones pertenecen a la región de las Américas. La gonorrea puede infectar los genitales, el recto y la garganta. Las complicaciones de la gonorrea afectan desproporcionadamente a las mujeres, incluidas la enfermedad pélvica inflamatoria, el embarazo ectópico y la infertilidad, así como un mayor riesgo de VIH.

El descenso en el uso del condón, mayor urbanización y viajes, tasas de detección de infecciones deficientes y tratamiento inadecuado o fracasado, contribuyen a este aumento.

Monitoreo de la farmacorresistencia

El Programa de Vigilancia de la Resistencia de Gonococos a los Antimicrobianosde la OMS (GASP OMS, Gonorrhoea Antimicrobial Surveillance Programme), vigila tendencias en gonorrea farmacorresistente. Los datos de GASP OMS desde 2009 al 2014 encuentran una resistencia generalizada al ciprofloxacino [97% de los países que reportaron datos en ese período encontraron cepas farmacorresistentes], creciente resistencia a azitromicina [81%] y la aparición de resistencia al actual tratamiento de último recurso: las cefalosporinas de espectro prolongado (ESCs), la cefixima oral o ceftriaxona inyectable [66%].

Actualmente, en la mayoría de los países, los ESCs son el único antibiótico que sigue siendo eficaz para tratar la gonorrea. Pero la resistencia a la cefixima –y más rara vez a ceftriaxona– ahora se ha informado en más de 50 países. Como resultado, la OMS formuló recomendaciones actualizadas mundiales de tratamientos en 2016 recomendando a los médicos que administren dos antibióticos:

  1. ceftriaxona
  2. azitromicina

Desarrollo de nuevos fármacos

El conjunto de proyectos de investigación y desarrollo en curso para gonorrea está relativamente vacío, con solo 3 nuevos medicamentos de candidatos en diversas etapas de desarrollo clínico:

  1. solithromycin, para el cual se ha recientemente completado una prueba de fase III
  2. zoliflodacin, que ha completado una prueba de fase II
  3. gepotidacin, que también ha completado una prueba de fase II

El desarrollo de antibióticos nuevos no es muy atractivo para las empresas farmacéuticas comerciales. Los tratamientos se toman solo por períodos cortos (a diferencia de medicamentos para enfermedades crónicas) y se vuelven menos eficaces según se presenta la resistencia, lo que quiere decir que el suministro de medicamentos nuevos debe renovarse constantemente.

La Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, por sus siglas en Inglés Drugs for Neglected Diseases Initiative) y la OMS han lanzado la Asociación Mundial de Investigación y Desarrollo de Antibióticos (GARDP, por sus siglas en inglés, Global Antibiotic Research and Development Partnership), una organización sin fines de lucro, albergada por DNDi, para abordar este tema. La misión de GARDP es desarrollar tratamientos nuevos de antibióticos y promover el uso apropiado, para que sigan siendo eficaces por tanto tiempo como sea posible, mientras se garantiza acceso a todos los que lo necesitan. Una de las prioridades clave de GARDP es el desarrollo de tratamientos nuevos de antibióticos para la gonorrea.

Para atender la apremiante necesidad de nuevos tratamientos para la gonorrea, necesitamos urgentemente aprovechar las oportunidades que tenemos con los medicamentos existentes y los candidatos en proyecto. A corto plazo, procuramos acelerar el desarrollo y la introducción de al menos uno de estos medicamentos que están en curso y evaluar el desarrollo posible de tratamientos combinados para uso en salud pública“, dijo Manica Balasegaram, Director de GARDP. “Cualquier nuevo tratamiento que se desarrolle debe ser accesible a todos lo que lo necesitan, mientras se asegura que sea utilizado apropiadamente para desacelerar la farmacorresistencia lo más posible“.

Prevención de la gonorrea

La gonorrea puede prevenirse mediante el comportamiento sexual seguro, en particular el uso consistente y correcto de preservativos. La información, la educación y la comunicación pueden promover y permitir las prácticas sexuales de menor riesgo, mejorar la capacidad de las personas de reconocer los síntomas de la gonorrea y otras infecciones de transmisión sexual y aumentar la probabilidad de solicitar atención. Hoy, la falta de concientización del público, la falta de capacitación de personal de salud y el estigma alrededor de las infecciones de transmisión sexual siguen siendo barreras para un mayor y más eficaz uso de estas intervenciones.

No hay ninguna prueba asequible, rápida, y de diagnóstico en el lugar de atención para la gonorrea. Muchas personas que están infectadas no tienen los síntomas, de manera que están sin diagnosticar y sin tratar. Por otro lado, sin embargo, cuando los pacientes sí tienen los síntomas, como descarga de la uretra o la vagina, los médicos a menudo suponen que es gonorrea y recetan antibióticos, aunque las personas quizás están sufrimiento otra clase de infección. El uso general inapropiado de antibióticos aumenta la aparición de la resistencia a los antibióticos en la gonorrea así como a otras enfermedades bacterianas.

Sitios de interés

Referencias

  1. World Health Organization; Global Action Plan on Antimicrobial Resistance; ISBN 978 92 4 150976 3; Disponible en el URL http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/193736/1/9789241509763_eng.pdf
Crédito de la imagen Depositphotos.com | Plenilunia Sociedad Civil

Compártelo en tus redes sociales
  • more

Código QR



Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
  1 2 3 4 5
 6 7 8 9101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Publicidad

Revista con la A

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !

Pero puedes darlo a conocer en:

cerrar