Fuente

Que los niños coman saludablemente, es una misión posible

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 4 minutos, 869 palabras

Es posible lograr que los niños coman saludablemente y aprendan a llevar una alimentación equilibrada en casa, te presentamos diez consejos para lograrlo.

Tres niñas una comiendo veduras y dos jugando con ellas

No es fácil alentar a los hijos a llevar una alimentación equilibrada ¡pero tampoco es imposible! A continuación, comparte diez consejos prácticos para ayudarles a desarrollar hábitos saludables desde una edad temprana.

  1. DesayunoDesayunar, incluso si es sólo un plátano y un vaso de leche, ayuda al cuerpo a ponerse en marcha y hace que sea más fácil mantener la energía a lo largo del día. Si puedes lograr que tus hijos establezcan el hábito de consumir un buen desayuno desde una edad temprana, ésta constumbre permanecerá con ellos cuando sean adultos.
  2. Elige botanas saludablesEs fácil tener al alcance papas fritas o galletas, cuando tú y tus hijos tienen el antojo de “picar” algo, pero este tipo de botanas tienden a ser bajas en nutrientes y altas en calorías.

    Es mejor tratar de guardar en las alacenas y fruteros, bocadillos saludables como frutas, palomitas de maíz, nueces sin sal y yogur natural.

  3. Bebe aguaHaz del agua natural la bebida elegida durante las comidas y mantén los jugos y otras bebidas dulces como opciones ocasionales. Mientras que el jugo tiene valiosos nutrientes y proporciona un impulso de energía para cuerpos activos y en crecimiento, los niños deben elegir agua natural en primera instancia cuando tienen sed y no bebidas endulzadas con azúcar.
  4. Siembra tu propio huertoEl cultivo de hortalizas y hierbas en casa puede ser una divertida forma de enseñar a los niños de dónde proviene la comida y de animarlos a llevar una dieta más variada. Ellos son más propensos a tomar por lo menos un pequeño bocado de brócoli o zanahoria si han ayudado a plantarlos y cultivarlos. Si
    no tienes un jardín, una caja tipo jardinera en la ventana, puede ser igual de eficaz.
  5. Comer juntosEs tentador cenar frente a la televisión, comer el almuerzo en tu escritorio o ingerir bocadillos mientras sigues haciendo otra cosa. Si alientas a tus hijos a consumir sus comidas contigo en la mesa de manera regular, notarás que no sólo reducen su consumo de botanas, sino que además aprenderán habilidades sociales valiosas.
  6. Diviértanse en la cocinaLos niños son más aventureros a la hora de comer si saben cómo cocinar. Haz que sea divertido dándoles sus propios delantales y permitiéndoles ayudarte de manera regular con pequeñas tareas en la cocina. A medida que crecen y adquieren más confianza, déjales cocinar la cena una vez a la semana. Si el hecho de tener a los niños en la cocina, te hace pensar en una receta para el desastre, ¿por qué no inscribirlos en clases de cocina durante sus periodos de vacaciones?
  7. Hazlo más lentoComer despacio es ideal para el control de peso a cualquier edad. Es una fantástica manera de mostrar a los niños que toma alrededor de 20 minutos para que el mensaje de saciedad, llegue de sus estómagos a su cerebro. Por más que nos encantaría que nuestros niños terminaran su comida en cuestión de minutos, en lugar de horas, es mucho más importante que ellos aprendan a reducir la velocidad y masticar los alimentos apropiadamente.
  8. Sean creativosTodos los colores vibrantes de las frutas y verduras provienen de químicos naturales de las plantas que tienen efectos saludables en nuestros cuerpos. Cada color tiene efectos diferentes, así que es bueno comer una variedad de colores diferentes cada día.  Ofrece a tus hijos coloridas botanas saludables de diversas verduras y frutas, o corta las verduras en formas interesantes para hacerlas más divertidas y emocionantes.
  9. Aprendan cuando pararAunque los niños nacen con la asombrosa capacidad de dejar de comer cuando están satisfechos, a menudo puede ser difícil para los padres juzgar si sus niños han comido los alimentos adecuados y suficientes. Enseñar a los niños a escuchar a sus estómagos y hacerse preguntas sobre la cantidad y la calidad, tales como “¿siento a mi estómago lleno?”, o “¿me voy a sentir mal si como esas galletas extra?”, les dará la oportunidad de desarrollar su capacidad de sentido de saciedad.
  10. No te rindasLa investigación de Nestlé muestra que la mayoría de los bebés y los niños pequeños necesitan probar algo nuevo de siete a diez veces, antes de que les guste. Así que no tengas miedo de introducir en la alimentación de tus hijos nuevos o exóticos sabores. Una buena táctica para hacer que los niños consuman una amplia variedad de alimentos es decirles que probar cosas nuevas es una señal de que están creciendo. O bien, llévalos contigo cuando compras los alimentos y déjales elegir una nueva y sana comida que servirán en casa con algo que ya les gusta.

Con información proporcionada por Nestlé.

Crédito de la imagen © Depositphotos.com/mandygodbehear


Publicidad


Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

junio 2019
L M X J V S D
« May    
  1 2
 3 4 5 6 7 8 9
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Publicidad

Longevitta

Ir al principio de la página

¡ Bienvenida(o) !