Fuente

¿Puedo embarazarme después de haberme hecho la salpingoclasia?

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 2 minutos
embarazo, evaluación, salud, bienestar, equilibrio, historia clínica, Histerosalpingografia,Recanalización Tubaria Bilateral, Fertilización Asistida o In Vitro, Inyección Intracitoplasmática,

Cirugías reproductivas

Lo primero que se debe hacer es evaluar a la pareja con una historia clínica completa. Entre los aspectos que favorecerán un embarazo están que la pareja sea sana, la mujer tenga menos de 37 años y no padezca Infecciones de Transmisión Sexual o enfermedades crónicas.

Una vez evaluada la pareja se proponen los siguientes métodos:

1.- Recanalización Tubaria Bilateral: se realiza una Histerosalpingografia, que es un estudio radiológico donde se evalúan las características anatómicas del útero, sobre todo para detectar que no existan alteraciones como tumores (polipos o miomas) o procesos adherenciales.

También se observa que exista permeabilidad de las trompas. Si el tamaño de la trompa es mayor a 5 cm. se propondrá llevar a cabo la recanalización tubaria, que consiste en reunificar las trompas de Falopio. Esta cirugía habitualmente se hace por medio de laparatomía (abrir el abdomen) y en pocas ocasiones por medio de laparoscopía (procedimiento más laborioso, en la que sólo se hacen pequeñas incisiones de 1 cm. de longitud).

Una vez concluida la cirugía se cita a la paciente en los próximos 2 ó 3 meses o ciclos menstruales para hacer estudios que permitan evaluar la calidad de la ovulación, si ésta no es buena, se indica tratamiento médico para inducir la ovulación y a través del coito natural o la inseminación intrauterina, lograr un embarazo.

Entre las ventajas de este procedimiento están que permite varios embarazos posteriores si hay éxito, y, en comparación con la Reproducción Asistida es menos costosa. La desventaja es que tienen que conjugarse varios factores para su éxito, y el pronóstico se hace hasta el momento de realizar la cirugía.

2.- Fertilización Asistida o In Vitro: es un procedimiento que se recomienda cuando es imposible realizar una recanalización de trompas, o hay obstrucción de éstas cerca de la matriz. La técnica consiste en hiperestimular al ovario, es decir, inyectar hormonas a la mujer para obtener varios óvulos, que se capturan alrededor del día 14 a 16 del ciclo menstrual y se introducen en medios bioquímicos que semejan las secreciones de la trompa uterina, donde se colocan alrededor de 100 mil espermatozoides por óvulo para que se lleve la fertilización in vitro.

También es posible que a cada óvulo obtenido, se le “inyecte” un espermatozoide, técnica denominada ICSI (Inyección Intracitoplasmática). Dos o tres días después de que se forman los embriones, se transfieren a la cavidad uterina a través de una cánula o sonda especial.

Las ventajas de este procedimiento son que es menos invasivo, el pronóstico de embarazo suele ser mayor, se puede intentar en varias ocasiones y no requiere hospitalización, excepto los días de la captura de óvulos y transferencia de embriones. La principal desventaja es el elevado costo del procedimiento.

Crédito de la imagen

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Autor
Dr. Ignacio Flores Sánchez
Dr. Ignacio Flores Sánchez

Integrante del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM) www.celsam.org Teléfono: 01 800 3170 500

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis

Otras notas del mismo autor

    Código QR



    Publicidad


    Recomiendanos en




    Traductor

      Translate to:

    Consulta por fecha

    octubre 2017
    L M X J V S D
    « Sep    
      1
     2 3 4 5 6 7 8
     9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  

    Publicidad

    Revista con la A

    Ir al principio de la página

    ¡ Bienvenida(o) !

    Pero puedes darlo a conocer en:

    cerrar