Disminuye el aborto y el embarazo no planeado

mujer, aborto, embarazo no planeado, anticonceptivos, tasas de embarazo no planeado, bienestar familiar, métodos modernos, mortalidad, aborto clandestino.
Bienestar familiar

Londres, Reino Unido.- El aumento en el uso global de anticonceptivos ha contribuido a la disminución en el número de embarazos no planeados y, a su vez, a la disminución del número de abortos, cifra que disminuyó de un estimado de 45.5 millones de procedimientos en 1995 a 41.6 millones en 2003.

Aunque tanto los países desarrollados como aquellos en desarrollo experimentaron estas tendencias positivas, las regiones desarrolladas evidenciaron los progresos mayores. Dentro del mundo en desarrollo, la mejora se dio de manera desigual, con África por detrás de las otras regiones, de acuerdo con el nuevo informe del Guttmacher Institute publicado “Abortion Worldwide: A Decade of Uneven Progress” (El aborto a nivel mundial: Una década de progreso desigual”).

La disminución del aborto a nivel mundial se dio junto con una tendencia global orientada a liberalizar las leyes sobre aborto. Desde 1997, diecinueve países han reducido significativamente las restricciones a sus leyes sobre aborto, mientras que sólo tres países han aumentado sustancialmente las restricciones legales.

A pesar de estas tendencias, el 40% de las mujeres del mundo vive en países donde la legislación del aborto es profundamente restrictiva, casi todos localizados en el mundo en desarrollo. En África, el 92% de las mujeres en edad reproductiva vive bajo leyes sobre aborto altamente restrictivas; en América Latina ese porcentaje alcanza el 97%. Estas proporciones no han cambiado durante la última década.

El informe afirma que mientras la incidencia del aborto está íntimamente relacionada con la incidencia del embarazo no planeado, no se correlaciona con el estatus legal del aborto. En efecto, las tasas de aborto son muy similares en regiones donde el aborto es legal y en regiones donde es altamente restringido. La diferencia clave es la seguridad; el aborto ilegal y clandestino daña significativamente a la mujer, especialmente en los países en desarrollo.

“El progreso que se ha realizado durante la última década al aumentar el uso de anticonceptivos y al disminuir la necesidad del aborto es fundamentalmente una buena noticia. El mundo se está moviendo en la dirección correcta”, dijo Sharon Camp, Presidenta y Directora Ejecutiva del Guttmacher Institute. “Sin embargo, todavía existen dos realidades ampliamente disparejas. En casi todos los países desarrollados, el aborto es legal y seguro. Pero en la mayoría del mundo en desarrollo, el aborto sigue estando restringido, y el aborto inseguro es común y continúa dañando la salud de las mujeres, y amenazando su supervivencia”.

Se estima que 70 000 muertes por año son consecuencia de abortos inseguros, y cinco millones de mujeres más son tratadas anualmente por complicaciones resultado de abortos inseguros. Aproximadamente tres millones de mujeres que experimentan complicaciones serias por procedimientos inseguros no reciben tratamiento.

A nivel mundial, la tasa de embarazos no planeados disminuyó de 69 por cada 1 000 mujeres de 15-44 años en 1995 a 55, por 1 000 en 2008. La proporción de mujeres casadas que usan métodos de anticoncepción aumentó desde un 54% en 1990, a un 63% en 2003. Otros aumentos también tuvieron lugar entre las mujeres solteras sexualmente activas. Sin embargo, los niveles regionales de uso de anticonceptivos variaron ampliamente, mientras que un 71% de mujeres casadas en América Latina y el Caribe usaba métodos anticonceptivos en 2003, sólo un 28% de mujeres casadas hacía lo mismo en África. Entre 2002 y 2007, casi una de cuatro mujeres casadas africanas tuvo una necesidad insatisfecha de anticoncepción, comparado con un 10-13% de sus homólogas asiáticas, latinoamericanas y caribeñas.

“Las pruebas son concluyentes: otorgar a las mujeres los medios para decidir por ellas mismas cuándo quedarse embarazadas, y cuántos hijos tener, reduce significativamente las tasas de embarazo no planeado y, por lo tanto, reduce la necesidad del aborto”, agregó la Dra. Camp. “Tratar la necesidad insatisfecha de anticoncepción, la cual continúa siendo muy alta en muchas partes del mundo, es un paso crítico para promover el bienestar de las mujeres y de sus familias. Este es el caso especialmente en aquellas partes del mundo en desarrollo donde el uso de métodos modernos de anticoncepción sigue siendo bajo y la mortalidad relacionada con el aborto clandestino e inseguro continua siendo alta”.

Imagen cortesía de


Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , ,

Temas relacionados