COVID-19 es ahora problema de salud establecido y en curso, ya no constituye una emergencia de salud pública de interés internacional: OMS

El Director General de la OMS, Dr Tedros Adhanom Ghebreyesus está de acuerdo con el consejo ofrecido por el Comité con respecto a la actual pandemia de COVID-19. Determina que COVID-19 es ahora un problema de salud establecido y continuo que ya no constituye una emergencia de salud pública de interés internacional (PHEIC, public health emergency of international concern). No se informan conflictos de interés para los Miembros y Asesores asistentes.

Declaración sobre la decimoquinta reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (2005) en relación con la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19)

En una reunión por video conferencia el director de la OMS informó respecto al Informe de la decimoquinta reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (2005) (RSI) en relación con la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), celebrada el jueves 4 de mayo de 2023, de 12 :00 a 17:00 CET.

Durante la sesión deliberativa, los miembros del Comité destacaron la tendencia decreciente en las muertes por COVID-19, la disminución en las hospitalizaciones relacionadas con COVID-19 y las admisiones a las unidades de cuidados intensivos, y los altos niveles de inmunidad de la población al SARS-CoV-2. La posición del Comité ha ido evolucionando en los últimos meses. Si bien reconocieron las incertidumbres restantes publicadas por la posible evolución del SARS-CoV-2, advirtieron que es hora de hacer la transición a la administración a largo plazo de la pandemia de COVID-19.

El Director General de la OMS aceptó el consejo ofrecido por el Comité y convocará un Comité de Revisión del RSI para asesorar sobre las Recomendaciones Permanentes para la gestión a largo plazo de la pandemia del SARS-CoV-2. Mientras tanto, se recomienda a los Estados Partes que sigan las Recomendaciones Temporales emitidas y se agradece al Comité por su compromiso y asesoramiento durante los últimos tres años.

Te recomendamos:  Luce resplandeciente incluyendo el Omega-3 en tu dieta

Recomendaciones temporales emitidas por el Director General de la OMS a todos los Estados Partes

1. Mantener los avances de las capacidades nacionales y prepararse para eventos futuros para evitar la ocurrencia de un ciclo de pánico y negligencia.

Los Estados Partes deben considerar cómo mejorar la preparación del país para futuros brotes. En consonancia con la orientación de la OMS, los Estados Partes deben actualizar los planes de preparación para pandemias de patógenos respiratorios incorporando los aprendizajes de las revisiones posteriores a la acción nacionales y subnacionales. Los Estados Partes deben continuar restaurando los programas de salud afectados negativamente por la pandemia de COVID-19.

  • Preparación y resiliencia para amenazas emergentes;
  • Fortalecimiento de la planificación de la preparación para una pandemia de patógenos respiratorios: resumen de políticas;
  • resúmenes de políticas de la OMS sobre la COVID-19;
  • Revisiones de respuesta de emergencia

2. Integrar la vacunación contra la COVID-19 en los programas de vacunación a lo largo de la vida.

Los Estados Partes deben mantener los esfuerzos para aumentar la cobertura de vacunación contra el COVID-19 para todas las personas en los grupos de alta prioridad (como se define en la hoja de ruta SAGE de abril de 2023) con las vacunas recomendadas por la OMS y continuar abordando activamente la aceptación de vacunas y los problemas de demanda con las comunidades.

  • Estrategia mundial de vacunación contra la COVID-19 en un mundo en constante cambio (actualización de julio de 2022);
  • Plan de trabajo de SAGE (actualizado en marzo de 2023);
  • Declaración de buenas prácticas sobre el uso de vacunas COVID-19 que contienen variantes;
  • Colaboración continua con IVAC y otros organismos para resumir los estudios de VE, Conductores conductuales y sociales de la vacunación: herramientas y orientación práctica para lograr una alta aceptación.
Te recomendamos:  Lo que debes conocer de la sinusitis crónica y su adecuado tratamiento

3. Reunir información de diversas fuentes de datos de vigilancia de patógenos respiratorios para permitir una conciencia situacional integral.

Los Estados Partes deben mantener la notificación de los datos de mortalidad y morbilidad, así como la información de vigilancia de variantes a la OMS. La vigilancia debe incorporar información de una combinación adecuada de poblaciones centinela representativas, vigilancia basada en eventos, vigilancia de aguas residuales humanas, serovigilancia y vigilancia de poblaciones animales seleccionadas que se sabe que están en riesgo de SARS-COV-2. Los Estados Partes deben aprovechar el Sistema mundial de vigilancia y respuesta a la influenza (GISRS) y apoyar el establecimiento de la Red mundial de laboratorios de coronavirus de la OMS (CoViNet).

  • Vigilancia de salud pública para COVID-19

4. Prepararse para la autorización de contramedidas médicas dentro de los marcos regulatorios nacionales para garantizar la disponibilidad y el suministro a largo plazo.

Los Estados Partes deben fortalecer sus autoridades reguladoras para respaldar la autorización y el uso a largo plazo de vacunas, diagnósticos y tratamientos.

  • Terapéutica y COVID-19: pauta viva;
  • Vía de atención clínica COVID-19;
  • procedimientos de listado de uso de emergencia;
  • Procedimientos de precalificación de vacunas;
  • Procedimientos de precalificación para diagnóstico in vitro

5. Continuar trabajando con las comunidades y sus líderes para lograr comunicaciones de riesgo y participación comunitaria (RCCE) sólidas, resilientes e inclusivas y programas de gestión de la infodemia.

Los Estados Partes deben adaptar las estrategias e intervenciones de gestión de la RCCE y la infodemia a los contextos locales.

6. Continuar levantando las medidas de salud relacionadas con los viajes internacionales de COVID-19, en función de las evaluaciones de riesgo, y no exigir ninguna prueba de vacunación contra COVID-19 como requisito previo para los viajes internacionales.

  • Documento de posición provisional: consideraciones sobre la prueba de vacunación contra el COVID-19 para viajeros internacionales;
  • Consideraciones de política para implementar un enfoque basado en el riesgo para los viajes internacionales en el contexto de COVID-19
Te recomendamos:  Se realizó foro “La Recta Final de Esta Lucha; Legislando podemos ganarle al cáncer”

7. Continuar apoyando la investigación

Esto para mejorar las vacunas que reducen la transmisión y tienen una amplia aplicabilidad; comprender el espectro completo, la incidencia y el impacto de la condición post COVID-19 y la evolución del SARS-COV-2 en poblaciones inmunocomprometidas; y desarrollar vías de atención integrada pertinentes.

Declaración de conflictos de interés

Es importante mencionar que el Oficial de Ética del Departamento de Cumplimiento, Gestión de Riesgos y Ética recordó a los Miembros y Asesores su deber de confidencialidad en cuanto a las discusiones de la reunión y el trabajo del Comité, así como su responsabilidad individual de revelar a la OMS de manera oportuna cualquier intereses de carácter personal, profesional, financiero, intelectual o comercial que puedan dar lugar a un conflicto de intereses percibido o directo. No se identificaron conflictos de interés para los Miembros y Asesores asistentes.

Imagen cortesía de realinemedia


Referencias

  1. ; Statement on the fifteenth meeting of the International Health Regulations (2005) Emergency Committee regarding the coronavirus disease (COVID-19) pandemic; WHO; Fecha de publicación 05/05/2023; Disponible en el URL : ; Consultado el 05/05/2023

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , ,

Temas relacionados