Conoce cómo contamina el tabaco a todo el planeta

La Asociación para la Prevención y Atención de Riesgos Psicosociales y Promoción de la Salud en el marco del Día Mundial Sin Tabaco, nos comparte información respecto a las implicaciones en la salud, y su impacto en el medio ambiente en todo el ciclo de vida de productos de tabaco. Estos inician desde la contaminación generada su producción; transporte; consumo; gases y desechos tóxicos que generan. Por lo que nos invita a reflexionar, consumir un cigarro afecta al planeta entero.

Niña sentada en l piso esuchando un estetoscopio que aplica a una pelota en forma del planeta tierra
Las implicaciones en la salud y el medio ambiente
Aunque todos sepamos bien que el tabaco es perjudicial para la salud como para el medio ambiente, aún hay un alto porcentaje de personas que fuman en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue alertando en sus informes de sus efectos nocivos y llama la atención sobre las altas cifras de víctimas del tabaquismo, pero, ¿cómo afecta éste al planeta?

El humo de un cigarro corriente puede contener hasta 4 mil productos químicos. Según un reciente estudio italiano, la contaminación generada por el tabaco es mayor que la de los automóviles diésel.

La contaminación comienza desde la misma planta del tabaco, ya que, para su conservación, se hace uso muchos químicos y pesticidas que, también, están enviando sustancias perjudiciales a la capa de ozono.

Los cigarrillos, además, son causantes de un gran número de incendios, por supuesto, los incendios forestales, donde un simple descuido es suficiente para que ardan varias hectáreas, pero también debemos tomar en cuenta que una colilla de cigarrillo puede provocar incendios en viviendas, bodegas o tiraderos de basura.

Desgraciadamente, aún existe el hábito de arrojar la colilla por la ventana del coche. En la Unión Europea, los fuegos relacionados con los cigarrillos causan más de 30 mil incendios al año (un millar de víctimas mortales), entre los forestales y aquellos que tienen lugar en viviendas. Tanto es así, que se está intentando cambiar las normas de seguridad para fabricar cigarros que se apaguen solos.

Aunque en países como México el porcentaje de incendios es menor, no debemos dejar de tomar en cuenta el peligro que implica tirar una colilla al suelo sin tener el debido cuidado.

Debemos tomar en cuenta que cada año se tiran 4.5 billones de colillas, la parte más tóxica del cigarro, de acuerdo con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), siendo esta la mayor causa de basura en el mundo.

Los filtros de las colillas están hechos de acetato de celulosa, un material no biodegradable cuyo efecto contaminante puede durar en el entorno 25 años hasta que se descompone, Además del filtro, la colilla puede conservar las sustancias tóxicas que componen el cigarrillo. La nicotina y el alquitrán de un solo cigarrillo pueden contaminar hasta 50 litros de agua.

Las mayores plantaciones de tabaco se encuentran en países en desarrollo, donde se han convertido en una de las principales causas de deforestación de las últimas selvas tropicales. Y ello no solo se debe a los cultivos, sino a la curación posterior de las hojas.

Este proceso consiste en secar la planta, de manera que las hojas verdes se vuelvan marrones y adquieran su característico aroma. Para ello se necesita aplicar calor a una temperatura de unos 70º, que en la mayor parte del mundo donde se cultiva proviene de quemar leña.

La planta del tabaco es muy exigente y consume los nutrientes del suelo de manera muy rápida.

Los responsables de estas plantaciones utilizan por ello gran cantidad de pesticidas y fertilizantes químicos que contaminan el suelo y el agua, como señala el estudio del Centro para el Control del Tabaco de la OMSTabaco como riesgo para el Medio Ambiente, de la planta a la colilla”.

El uso de estas sustancias puede provocar diversos daños en el entorno, como erosión, pérdida de biodiversidad o eutrofización de lagos y ríos.

La producción de tabaco también incide e manera considerable en el cambio climático de múltiples maneras. Al talar bosques y selvas para su cultivo y curación, los árboles destruidos emiten el dióxido de carbono (CO2) que tenían almacenado. Y cuantos menos árboles quedan, el planeta tiene menor capacidad de absorber este gas de efecto invernadero (GEI).

Finalmente nos subrayan que que al fumar se emiten diversas sustancias nocivas que empeoran la calidad del aire. Por lo que al consumir un cigarro no solo estás afectando el lugar donde te encuentres, sino al planeta entero.

Sitios de interés

Imagen cortesía de ikostudio


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste