No por ser moreno(a) uno se salva de la radiación solar

Quemaduras por rayos solares
Cuidado con los rayos UV

Entre la población latina muchas veces nos falta conciencia sobre los efectos a futuro de la radiación causada por los rayos solares. Y es que se tiene la idea de que la piel morena resiste más los rayos del sol, lo cual es un mito histórico que la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) desmiente en forma contundente.

En realidad son muchos los mitos que existen en torno a los rayos del sol, la exposición a ellos y la resistencia de piel.

Aquí van los 5 principales que los especialistas de la FMD tienen bien ubicados y aclara la realidad con su respectiva respuesta:

1. La piel morena de los latinos resiste los rayos del sol: Falso .La piel morena es susceptible a los rayos del sol tanto como la piel blanca y no está exenta de quemaduras y melanomas provocados por los rayos del sol

2. Los rayos del sol no afectan en días nublados: Falso. Las nubes filtran de igual manera los rayos del sol e incluso pueden ser más potentes en la piel

3. El aceite de coco crea un mejor bronceado en la piel: Falso. El aceite común de coco utilizado en algunas playas es sumamente dañino para la piel. No debe ser usado jamás como bronceador solar

4. Sólo se debe usar protector solar en la playa: Falso. La situación geográfica de nuestros países en América Latina incide fuertemente en los rayos del sol recibidos en todo el territorio nacional. La altitud de ciudades, la nubosidad o la contaminación influyen directamente en los rayos del sol recibidos en la piel

5. Es benéfico poner al bebé tras la ventana para que reciba baños de sol: Falso. Si las ventanas o cristales no cuentan con protector UVA, no es recomendable exponer la piel de los bebés de esta manera, pues los cristales comunes filtran la luz ultravioleta B (que causa cáncer).

En particular en México, más de 40 millones de personas habitan en altiplanicies que reciben mayor influjo solar que el recibido a nivel del mar, debido a que por cada 300 metros se incrementa en 6% la radiación ultravioleta B. Por su situación geográfica, el invierno en nuestro país tiene una corta duración y el 70% de la radiación solar se recibe entre los meses de marzo y septiembre. A diferencia de otras latitudes, el promedio de horas de luz solar en México es de 11 horas en invierno y de casi 13 horas en verano. Esto implica abundancia de radiación solar durante prácticamente todo el año.

Estudios donde se analiza la distribución por edad, la variación geográfica, y el color de la piel, refuerzan la teoría de que la exposición solar es el primer factor causal que origina el cáncer de piel.

Las razones del incremento en su incidencia a nivel mundial y también en México, se deben primordialmente a que la población realiza un mayor número de actividades al aire libre y se expone de forma prolongada al sol, aunado a los cambios en el hábito de vestirse y la mayor expectativa de vida de la población.

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste