Cuáles son y cómo se contagian las Enfermedades de Transmisión Sexual

Es más difícil diagnosticar las ETS en las mujeres que en los hombres porque los órganos sexuales femeninos se hallan más ocultos.
Es más difícil diagnosticar las ETS en las mujeres que en los hombres porque los órganos sexuales femeninos se hallan más ocultos.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), antes conocidas como enfermedades venéreas, se adquieren a través de las relaciones sexuales sin protección con alguna persona infectada. Pueden ser relativamente inofensivas o existen las que son dolorosas, debilitantes e incluso mortales. Existen más de 20 Enfermedades de Transmisión Sexual y la mayoría son tratables si se diagnostican oportunamente.

La Dra. Guadalupe Ortiz Pedroza, Dermatóloga, integrante de la Academia Mexicana para la Dermatología, informa que las ETS están causadas por bacterias, parásitos o virus y atacan a hombres y mujeres de cualquier edad, sin embargo, agrega,  los adolescentes y adultos jóvenes de entre 15 y 30 años, son los que están en mayor riesgo de contagio.

Entre las más comunes se encuentran las bacterianas como la gonorrea, chancro blanco o las enfermedades inflamatorias pélvicas y las virales como el sida, hepatitis B, herpes genital, papiloma, molusco contagioso, tricomoniasis y el herpes simple.

En el caso de la sífilis (bacteriana), de acuerdo con la especialista, certificada por el Consejo Mexicano de Dermatología, se está registrando un incremento tanto en hombres como en mujeres de esta infección en nuestro país.

La Dra. Ortiz Pedroza explica que una persona con alguna ETS no está exenta de contraer otra enfermedad sexualmente transmisible, por ejemplo, en el 50% de los casos en mujeres infectadas con gonorrea adquieren la clamidia.

Clasificación de las ETS

Por bacterias (bacterianas)

  • Gonorrea, sífilis, chancro blanco, enfermedad inflamatoria pélvica, vaginosis bacteriana y linfogranuloma venéreo, clamidia.

Por parásitos (parasitarias)

  • Piojos del pubis (ladillas), escabiosis, tricomoniasis.

Por virus (virales)

  • Herpes simple, virus de papiloma, virus de inmunodeficiencia humana (VIH), poxvirus (molusco contagioso), hepatitis B y C.

¿Cómo se contagian?

Si las ETS no se detectan a tiempo, pueden lesionar los órganos reproductivos.

Si las ETS no se detectan a tiempo pueden lesionar los órganos reproductivos.

La mayoría de las ETS se contagian a través de la transferencia de fluidos durante la actividad sexual vaginal, anal u oral. Sin embargo, hay algunas que se transmiten por contacto con sangre infectada. Por ejemplo, de una persona a otra al compartir agujas infectadas, mientras que otras ETS pueden pasar de la madre al bebé durante el embarazo, el parto o el periodo de lactancia.

Síntomas

Los síntomas se pueden manifestar de forma genital, oral, anal, faríngea, oftálmica u orgánica.

Secreción u olor inusual de la vagina,  -dolor en el área pelviana (entre ombligo y genitales)

Dolor en el área de la ingle (el área que rodea los genitales)

Ardor o comezón en los genitales

Sangrado por la vagina que no corresponde al período menstrual

Dolor profundo dentro de la vagina durante las relaciones sexuales

Goteo o secreciones del pene

Llagas, bultos o ampollas cerca de los genitales, el recto o la boca

Ardor y dolor al orinar o al mover los intestinos

-Micción frecuente.

 

Diagnostico

La mayoría de las ETS pueden diagnosticarse con un examen médico, un cultivo de las secreciones de la vagina o del pene o análisis de sangre periódicamente si tiene relaciones sexuales de riesgo, es decir, sin protección y/o con más de una pareja sexual. Se recomienda hacerse análisis de VIH, VHB y sífilis.

Tratamientos

El tratamiento de una ETS debe ser prescrito y supervisado por un médico especialista y preferentemente tratar de manera integral tanto al paciente como a su pareja sexual.

Clamidia, Gonorrea y Tricomoniasis: La persona puede tratarse con un antibiótico.

Sífilis: El uso de penicilina ha resultado ser el tratamiento más eficaz. Si no se trata, puede resultar en enfermedades como accidentes cerebrovasculares o meningitis.

Herpes genital: No hay cura conocida, pero es posible tratar los síntomas con fármacos antivirales.

Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA): No se conoce ninguna cura, pero es posible utilizar fármacos antivirales para prolongar la vida y la salud de una persona infectada.

Hepatitis B: No hay una cura, pero existen medicamentos que se pueden usar para tratar la infección crónica en algunos pacientes. Actualmente hay una vacuna disponible y es la mejor protección.

Verrugas genitales: No se conoce ninguna cura, pero es posible tratarlas con medicamentos tópicos y a veces es posible quitarlas con procedimientos quirúrgicos menores (por ejemplo, con productos químicos, congelamiento, láser).

De acuerdo con la experiencia clínica de la Dra. Ortiz Pedroza, las personas acuden a consulta médica dermatológica principalmente por enfermedades de transmisión sexual de tipo viral específicamente el virus del papiloma humano (VPH).

Si las ETS no se detectan a tiempo, pueden lesionar los órganos reproductivos.

Imágenes cortesía de mast3r y


Gabriela Xochiteotzin Peña

Escrito por

Editora y periodista especializada en salud. Soy Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UAM Xochimilco, especializada en periodismo en salud por la Universidad Anáhuac y Universidad Panamericana, respectivamente. Me considero afortunada de ejercer la comunicación porque es la profesión que me apasiona. He incursionado en diversas áreas como radio, televisión, prensa escrita, editorial, periodismo digital, comunicación institucional y relaciones públicas. Socia Fundadora de Plenilunia, 2004. Mi incursión en medios impresos incluye el periódico El Economista y editora de revistas como Plenilunia, Diabetes Hoy y Soy Natural, así como publicaciones especializadas para la industria farmacéutica. Amo a mi familia, disfruto una buena plática y un rico café. @GabXochiteotzin

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste