¿Si me caso pierdo mi libertad?

Por Giovanna López, psicoterapeuta individual y de pareja. Vínculo Colectivo. Muchas personas, tanto hombres como mujeres, piensan que el matrimonio es sinónimo de esclavitud y, la verdad, no tiene que ser así.

anillo de compromiso
El hecho de estar casada no significa renunciar a tus amigos, familia, o momentos a solas contigo misma ya que en ningún momento dejas de ser persona individual.

Si es cierto que adquieres nuevas responsabilidades y el compromiso con una persona, pero de entrada se supone que es algo que ambos quieren y por eso aceptaron unir sus vidas.

El hecho de estar casada no significa renunciar a tus amigos, familia, o momentos a solas contigo misma ya que en ningún momento dejas de ser individuo.

Tampoco significa volverse esclava del trabajo y perder tu vida social, y mucho menos significa ver a tu pareja como una bruja o un ogro que no te deja hacer nada , o que todo el tiempo se la pasa fastidiando.

Aún estando casada puedes salir con tus amigas (obviamente será con menos frecuencia) y divertirte de manera responsable y sin faltarle el respeto a tu pareja o a tu relación.

Si, habrá días en que no aguantes a tu pareja y quieras salir huyendo, es algo normal, convivir todos los días con la misma persona es algo complicado ya que cada cabeza es un mundo.

Lo bonito es encontrar una buena comunicación (saber expresar lo que sentimos y también saber escuchar lo que nos está diciendo el otro (a)) y arreglar los problemas o diferencias que surjan.

No porque un día queramos estar solas o no queramos estar con nuestra pareja, significa que ya le dejamos de amar o que algo anda mal. Todos necesitamos estar solos o salir a platicar con algún amigo y se vale, no pasa nada, pero lo fundamental es ser muy sinceras y comunicarlo siempre ,y también, saber escuchar y entender al otro.

Desde mi punto de vista, el matrimonio es una aventura con sus altas y bajas, un trabajo en equipo día con día y una constante comunicación y sinceridad.

Compartir todos los días de tu vida con una persona es una decisión fuerte pero una vez que la tomas, lo haces convencido y consciente que no todo será color de rosa.

Te sumerges en un nuevo mundo en donde ambos deciden, si lo hacen fácil o se complican la vida.

En toda relación es básica la comunicación, expresarle al otro lo que sentimos, lo que queremos o no queremos, lo que nos gusta y lo que no, y también, lo que esperamos de esa persona.

Expresarlo pero desde el amor y no desde el reclamo o el reproche, hablarlo en el mejor de los planes y ambos estar abiertos para recibir lo que el otro nos tenga que decir. Aceptar que no somos perfectos y que cometemos errores pero saber que podemos superarlos.

En fin… el matrimonio es algo que se construye entre dos y nada más. Un nuevo capítulo en donde podemos hacerlo tan bonito o feo como queramos y cada matrimonio es diferente y por eso solo es de quien lo conforma.

Es una plantita qué hay que regar día con día y a cada uno le toca poner su parte para que esa planta crezca sana y dé frutos.

No podemos dar de más ni poner la parte que le toca al otro por que estaríamos en un desequilibrio y a la larga se vería afectada la relación.

Imagen cortesía de AndrewLozovyi


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste