De la violencia al feminicidio

Ya no son sólo insultos, golpes, maltrato psicológico y/o abusos sexuales; el homicidio parece ser hoy el inevitable y trágico desenlace de una violencia intrafamiliar que afecta principalmente a niños y a mujeres.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 800 mil mujeres mueren cada año en el mundo por violencia de todo tipo. Una de cada 5 parejas registra actos violentos y el 42% de las mujeres muertas, son asesinadas por sus esposos, amantes, novios o ex parejas.

Crimen pasional ¿justificación de la violencia masculina?

Myriam Jimeno, autora del libro Crimen Pasional, lo define como aquel que comete una persona contra su pareja bajo la falsa idea de que es un acto imprevisible e incontrolable. Aquí, el homicida argumenta haber perdido el control, que “enloqueció de celos” e, incluso, acusa a la víctima de ser quien provocó la agresión.

Debido a que en Latinoamérica se percibe a la pasión como una entidad independiente del pensamiento, con fuerza y voluntad propias y se ve involucrada en un acto criminal, éste se justifica además de favorecer a quien lo comete, perfilándolo como alguien que, no siendo criminal, es arrastrado por una pasión provocada.

La autora asegura que estos crímenes son cometidos en su abrumadora mayoría por hombres contra mujeres y alude este hecho al papel que el uso de la fuerza tiene en la construcción de la identidad masculina. Culpar a la pasión del acto violento es un mecanismo de ocultamiento de los pensamientos y sentimientos socialmente aprendidos.

No obstante, explica Myriam Jimeno, en los procesos judiciales por crímenes pasionales, al hombre se le reconoce con mayor facilidad la influencia de circunstancias o situaciones en que actúa “emocionalmente” y éstas sirven como atenuante de su acción. Pero la mujer no tiene la misma suerte, pues se le suele juzgar con más dureza por acciones violentas, porque parece quebrar con ello una regla de su naturaleza femenina (pasiva, sumisa, tranquila, etc).

Myriam Jimeno concluye que la conducta violenta no obedece a una propensión o inclinación natural, tampoco es resultado de patologías individuales, es una construcción cultural donde se manifiestan claramente las diferencias sociales y donde impera la desigualdad.

Y esta inequidad de género se refleja todos los días en las escalofriantes estadísticas. Según una encuesta de la Asociación Mexicana Contra la Violencia hacia las Mujeres (COVAC) 9 de cada 10 víctimas de maltrato, son mujeres y el 65% de las mujeres a nivel mundial sufren algún tipo de violencia de acuerdo con el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).

Ante esta realidad, en el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal se afirma tajantemente: “Todos los esfuerzos realizados por numerosas organizaciones tendientes a promover la igualdad, y todas las modificaciones a la ley serán insuficientes si los comportamientos se siguen regulando por la normativa cultural que legitima el uso de la fuerza y ve con naturalidad la violencia”.

Fuentes: CIMAC. NOTICIAS. COM/ REVISTA VÉRTICE EL SALVADOR Junio 2004/ Mujeres Hoy.Com/ INSTITUTO DE LAS MUJERES DEL DF

Atención especializada en el estado de Guanajuato

CASA DE APOYO A LA MUJER AC

Egipto 1005 col Los Ángeles, León Guanajuato

Teléfono: 477 780 40 99

Es una asociación civil creada en 1996 para mujeres y hombres que viven situaciones de violencia familiar, su objetivo particular: acompañarlos y atenderlos a nivel afectivo, psicológico y jurídico.

Mediante un proceso de desarrollo integral pretende promover la igualdad, el desarrollo personal, económico y justicia social que logre detener la violencia y genere cambios positivos para ofrecer una mejor calidad de vida.

Este proceso tiene una duración de entre 12 y 18 meses que incluyen, entre otras actividades:

Talleres didácticos y jurídicos

Grupos terapéuticos

Talleres de educación y capacitación laboral

Asesorías psicológicas

Asesorías jurídicas individuales

Es la primera organización en el estado de Guanajuato que realiza esta labor y formó parte de las organizaciones que propusieron al Congreso la consideración de la violencia intrafamiliar como delito. Ley que se aprobó en el año 2002.

Desde 2004 la atención a mujeres ha pasado de 100 casos mensuales a 500.




Temas relacionados