Decide por ti y para ti

confianza en ti misma, libertad de hacer por ti y para los demás, libre, voluntad, autoconciencia, desigualdad de género, discriminación, independencia, confianza, autoestima, compromisos, confianza, felicidad, mujer competente, plenitud
Libertad de hacer

La capacidad de elegir es un importante ingrediente de la libertad. Los seres humanos tenemos libertad, autoconciencia y voluntad. En cada momento de nuestra vida tomamos decisiones. Frecuentemente nos vemos en situaciones comprometidas. A veces, cuando alguien nos pide un favor, nos vemos obligados a concedérselo; tal vez de “mala gana”, pero nos sentimos incapaces de negárselo. Es entonces cuando aparece el miedo a decir no. El miedo a ser rechazadas y a no ser queridas puede hacer que una mujer no defienda sus propios derechos y que haga todo lo posible por complacer a la pareja, a los hijos o al jefe…

Desde hace muchos años hemos sufrido desigualdad de género y discriminación. Esta es la razón por la que nos cuesta trabajo tomar decisiones porque nuestra educación y cultura estaban dirigidas a la desigualdad social, así ha sido nuestra historia. El hecho de que puedas decidir por ti misma parece que aún es algo revolucionario y sólo demuestra que la igualdad conseguida está lejos de ser real. La sociedad nos presenta un modelo de lo que significa ser mujer: ser débil, dependiente, sumisa y estar siempre dedicada a la familia. Aunque está cambiando, la mayoría crecieron con él o están relacionadas con personas que todavía lo creen.

Ideas para desterrar:

-  Hay muchas cosas que tú no puedes hacer y necesitas alguien fuerte y capaz que lo haga o te ayude. Es decir, eres incapaz de valerte por ti misma.

-  Las necesidades y deseos de la gente que quieres, están antes que los tuyos. Por lo tanto, tú eres poco importante.

La cultura nos exige ser madre, esposa, hija, ama de casa, cocinera, amiga, etc., etc.

Estar dispuesta 24 horas al día para cumplir con las “obligaciones” de todos los roles.

Y, además, que lo hagamos perfectamente y sin enojo. Si trabajas fuera de casa la situación se complica, porque debemos cumplir con el trabajo sin descuidar otras obligaciones.

Para dejar atrás esta desigualdad, necesitamos conocernos, saber qué es lo que queremos y cuáles son nuestras habilidades. Necesitamos dejar de creer en algunas de las ideas y valores equivocados que aprendimos durante la niñez.

La autoestima es la suma de la confianza y el respeto por uno mismo. Refleja el juicio implícito que cada uno hace de su habilidad para enfrentar los desafíos de la vida y de su derecho a ser feliz.

Piensa en ti

Mejorar tu autoestima trae en consecuencia:

- Beneficio a nuestra salud y calidad de vida, que se manifiestan en una personalidad más plena y una percepción más satisfactoria de la vida.

- Aumenta la capacidad de afrontar y superar las dificultades personales.

- Fomenta la capacidad de adquirir compromisos.

- Potencia la creatividad al aumentar la confianza en nuestras propias capacidades personales.

- Mejora nuestra capacidad de fijar metas propias.

- Nos permite establecer relaciones sociales más igualitarias y satisfactorias.

Desarrollar la autoestima es desarrollar la convicción de que somos competentes para vivir y merecer la felicidad y, por lo tanto, enfrentar la vida con mayor confianza, libertad y optimismo, lo cual nos ayuda a alcanzar nuestras metas y experimentar plenitud. Desarrollar la autoestima es ampliar nuestra capacidad de ser felices.

La toma de decisiones también está relacionada con el empoderamiento. Éste se relaciona con la capacidad de controlar tu propio destino. Se define como “la capacidad de tener acceso a toda una gama de capacidades y potencial humano, la habilidad de tener control sobre recursos tangibles (físicos) e intangibles (ideologías), la confianza en uno mismo, el poder interno, la independencia y la fuerza interior”.

Asimismo, la autoaceptación también nos ayuda a poder tomar nuestras propias decisiones y es la condición previa del cambio. Si aceptamos lo que sentimos y lo que somos en cualquier momento de nuestra existencia, podemos permitirnos ser plenamente conscientes de la naturaleza de nuestras elecciones y acciones, y nuestro desarrollo no se bloquea.

Comienza a ejercitar tu capacidad de decisión, ten confianza en ti misma y pregúntate: ¿cuáles son las decisiones que has estado posponiendo por complacer a otras personas o por sentirte menos?.

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM) Teléfonos: 5286 1744 y 5286 5509 Clínica de asistencia a pacientes México D.F.: Teléfonos5553 3599, 5286 6550 y 5286 0329 Email: spp@spm.org.mx Clínica de Asistencia a la Comunidad Sede Metepec, Edo. de México Teléfono: 215-3024 mail: spmtoluca@gmail.com

, , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste