Fases del tratamiento de VIH/Sida

La falta de apego a los tratamientos médicos es el principal factor que impide controlar las enfermedades crónico degenerativas que afectan a los mexicanos, pero en el caso de los infectados por el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) que abandonan su tratamiento, puede acarrear severas complicaciones o incluso resultar mortal.

Aunque en el caso del VIH/Sida lo mejor es prevenirlo y evitar el contagio a toda costa, sobretodo mediante el uso del condón en las relaciones sexuales, esta enfermedad desde mediados de la década de 1990 se logró controlar a partir de los fármacos antirretrovirales (ARV´s) que llevan a los pacientes a prolongar su vida por 20 o más años; sin embargo estos tratamientos son de por vida y no se pueden abandonar.

Aquellos pacientes que dejan la medicación crean posteriormente resistencia al tratamiento debido a la elevada capacidad de réplica del virus, por lo cual ya no pueden regresar a esa terapia primaria, a la que se le denomina como “fase uno”.

A la fecha se han desarrollado terapias contra VIH/Sida hasta una tercera fase, después de que la industria farmacéutica en 1996 lanzó el primer ARV, un inhibidor de la proteasa que es una proteína que alimenta al virus, y para 2007 ya se habían desarrollado una veintena de ARV´s.

En esta tercera línea de tratamiento, raltegravir es el ARV que representa la última alternativa para el paciente que ya abandonó en dos ocasiones la terapia y generó rechazo a los medicamentos que le suministraron, y aunque científicamente está demostrado que el apego al tratamiento permite llevar una vida casi normal, no todos los pacientes corren con la misma suerte.

Te recomendamos:  Encuesta 2013

“En las familias de ARV´s hay un límite de eficacia cruzada porque posiblemente el fármaco va a crear resistencia aunque el paciente nunca haya tomado ese medicamento, por eso el apego al tratamiento es fundamental”, indicó el Dr. Javier Báez, infectólogo y director médico de MSD.

Al paso de los años desde que surgieron los ARV´s, los médicos tratantes encontraron que combinando varios de estos fármacos hasta formar lo que se conoce como un “coctel”, provoca mayor eficacia en el paciente, por lo que la adherencia al tratamiento puede resultar complicada ya que diariamente parece que el paciente ingiere “toda una farmacia”.

“En todas las gamas de tratamiento, por ejemplo en osteoporosis, uno de cada tres o cuatro que inician el tratamiento lo van abandonan en dos años. Los pacientes frecuentemente cambian de tratamiento sin que el médico se los prescriba y lo hacen por recomendaciones ajenas.

“Esto no es privativo de los ARV´s, pero aquí la falta de apego es más preocupante. Además que el médico debe ser muy cuidadoso sobre los esquemas para ofrecerle al paciente décadas de sobrevida, porque antes sólo vivian meses, un año ya con mucha suerte, pero ahora estamos viendo a pacientes con 12 ó 15 años de tratamiento con buena calidad de vida, pero esto depende de que se tome la medicación”.

En el estudio más reciente realizado sobre las cualidades de raltegravir, se encontró que resulta eficaz si se toma como terapia de primera fase en tratamientos de VIH/Sida, sin embargo, conforme a la ética y reglas fundamentales de la medicina, no se puede utilizar en esa línea sino hasta la tercera fase, “porque no podemos quemar todas las naves en la primera batalla, no obstante que ya se realizan estudios en medicamentos para cuarta fase”.

Te recomendamos:  ¿Por qué dejar de fumar?



Escrito por


Temas relacionados