Liderazgo en los niños

liderazgo en los niños, empresas escuelas, desafiar limites, exaltar fortalezas, independencia, mejorar habilidades, desenvolvimiento, ¿Qué significa ser lider?.
Exaltar fortalezas

La palabra “liderazgo” está en boca de todos. Las empresas buscan líderes, las escuelas ofrecen formar líderes. Sabemos que un líder se podrá posicionar mejor en cualquier ámbito; pero ¿qué es ser líder? ¿Cómo podemos formar a nuestros hijos para que desarrollen estas capacidades?

El liderazgo es un conjunto de capacidades que tienen los seres humanos, que les permite desafiar sus propios límites, guiar a los demás por un camino de retos y exaltar sus fortalezas, pero también implica aceptar y mejorar sus habilidades para ser capaces de ejercer influencia en una persona o en un grupo de personas, para perseguir un bien colectivo, anteponiendo incluso sus objetivos personales. . Cuando una persona es líder tiene cualidades que la hacen sentirse segura de lo que quiere y sabe cómo obtenerlo, tiene un objetivo y un plan para llevarlo a cabo, crece pero busca que su grupo crezca con ella, tiene carisma, es innovadora y es responsable. Un líder presenta características de buena comunicación, trabajo en equipo y dirección.

Por otro lado, los padres juegan un rol muy importante en la formación de un líder. Para poder dar el ejemplo acerca de qué es ser líder, deben actuar como tal, formando a un niño educado para ver a todos como iguales, que conozca sus cualidades y defectos y pueda mejorarlos, que exprese lo que siente y no actúe, que pueda equivocarse y aprender de sus errores. Los niños educados bajo las premisas anteriores, tienden a desarrollar características de liderazgo casi de forma automática.

Dependiendo de la edad, el niño va a ir adquiriendo habilidades básicas para su vida diaria, a través del “ensayo y error”. Hay que recordar que si tratamos de que el niño no se frustre por temor a que llore o se lastime, generamos un niño inseguro, sin capacidad para tolerar la frustración y evitando que lo intente de nuevo. Por ejemplo, cuando el bebé está aprendiendo a caminar, se cae muchas veces y también llora unas cuantas, sin embargo, hay padres que no pueden tolerar esto y lo “cachan” o no le permiten caerse. Esto, el niño lo vive como una invasión a su entorno y, además, recibe el mensaje de que no puede hacer las cosas por sí mismo, por lo que en un futuro la independencia que podrá desarrollar será menor ó más lenta que la de un niño que aprendió de sus errores.

Hoy en día, las escuelas ofrecen todo un plan para formar líderes, pero también hay que recordar que el ambiente que más influencia ejerce sobre el niño es su casa y su familia. Si el niño dentro de casa vive un ambiente de armonía y comunicación, seguramente podrá practicar las habilidades aprendidas en casa en cualquier otra situación; sin embargo, cuando en el ambiente familiar no se fomenta la independencia y se castiga el error, el niño dependerá en mayor grado de sus padres y todo ello dificultará su desenvolvimiento fuera de casa. Además, el niño no va a entender qué está sintiendo, estará enojado y triste y no podrá comunicarlo, y lo reflejará en la escuela, por medio de agresiones a sus compañeros. Y si coincide que este niño tiene desarrolladas ciertas habilidades de liderazgo, se convertirá entonces en un líder negativo que provocará un ambiente de tensión en el salón de clases.

Un líder negativo es aquel que, habiendo desarrollado las capacidades de liderazgo, busca obtener beneficios personales, sin importar el bien del grupo.

Todo en esta ciudad es rápido e inmediato y esto causa una baja tolerancia a la frustración en los padres, lo que provoca que el niño no quiera darse la oportunidad de tener sus primeros logros como persona independiente. Para los padres, es más sencillo dejar pasar los problemas de sus hijos por falta de paciencia o incluso por falta de tiempo, pero esto provoca una dependencia de los niños hacia ellos y no les permite desarrollarse adecuadamente y adquirir la seguridad necesaria.

Para fomentar el liderazgo en tu hijo, debes fomentar la confianza en sí mismo, el respeto hacia su persona y hacia los demás, la empatía, la capacidad de comunicar sus sentimientos, así como permitirle expresar lo que piensa, aún sin estar de acuerdo con ello, la igualdad entre las personas, estimular la toma de decisiones, el trabajo en equipo, el cuestionamiento de todos los aspectos de su vida y la capacidad de expresarse de manera asertiva.

Cada niño es un ser individual y no hay nadie parecido a él, por lo que lo mejor que podemos hacer como padres, es ayudarle a desarrollar su individualidad y estimular la obtención de la mayor cantidad de características de liderazgo posibles para que el niño se sienta motivado a incrementarlas. Esto se logra a través de aplaudirle y celebrarle las actitudes positivas que vaya mostrando.

Miembro de la SOCIEDAD PSICOANALÍTICA DE MÉXICO (SPM)

www.spm.org.mx

Teléfonos:             (+52-55) 5286 1744       y 5286 5509

Clínica de asistencia a pacientes México D.F.:

Teléfonos:             (+52-55) 5553 3599      , 5286 6550 y 5286 0329

Email: spp[arroba]spm[punto]org[punto]mx

Clínica de Asistencia a la Comunidad Sede Metepec Edo. México:

Teléfono: 2153024

email: spmtoluca[arroba]gmail[punto]com

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste