Se prevé incrementar al doble el número de implantes cocleares que se llevan a cabo en el INER

En México existen entre 8 y 10 millones de personas tienen algún grado de sordera, la cual consiste en la pérdida de la audición debido a problemas de salud hereditaria o bien, a causa de una enfermedad, traumatismo o exposición a largo plazo al ruido, aseguró el doctor Jorge Salas Hernández, director general del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

En México existen entre 8 y 10 millones de personas que tiene algún grado de sordera
En México existen entre 8 y 10 millones de personas que tiene algún grado de sordera
Indicó que ante este problema y con la puesta en marcha del Programa de Tamiz Auditivo al Nacimiento en las instituciones del sector salud, se ha incrementado la detección y tratamiento oportuno de casos de hipoacusia o sordera, mejorando su calidad de vida a los niños que nacen con problemas de audición.

A los beneficiados del programa, se les brindan consultas, diagnósticos, tratamiento, cirugía, equipo, hospitalización y terapia de lenguaje, y a los infantes que presentan sordera profunda se les coloca un implante coclear, que es un aparato que les permite recuperar la audición.

En conferencia de prensa, el doctor Jorge Salas Hernández explicó que desde hace cinco años, con recursos del Seguro Popular, se cubren los gastos de implante coclear en los menores de edad inscritos al Programa Seguro Médico Siglo XXI, lo que significa que los pacientes no pagan.

Dijo que en México se realizan al año 300 implantes cocleares, este tratamiento es de alto costo, porque cada dispositivo tiene un precio de $20,500 dólares, más gastos quirúrgicos y de rehabilitación.

Destacó que con recursos del Seguro Popular, 59 niños inscritos en el programa de Seguro Médico Siglo XXI del INER, se han beneficiado con este programa.

Debido a la detección cada vez mayor de este problema de salud, subrayó, se prevé incrementar al doble el número de implantes cocleares que se llevan a cabo en el INER, al pasar de 4 a 8 intervenciones mensuales.

La percepción auditiva es vital para la adquisición del lenguaje en la infancia, y el no poder escuchar deriva en problemas psicológicos e intelectuales. En el caso de México, al año nacen alrededor de 6 mil niños con sordera congénita en diferentes grados.

Desde 1999, el INER ha realizado 217 implantes, de los cuales 35 son pacientes mayores de 18 años, ya que también atienden a población adulta del país.

Salas Hernández informó que en 2012, el INER obtuvo la Certificación como Centro Nacional de Implante Coclear y llevan a cabo la colocación de los diferentes tipos de implante para atender las necesidades de la población, dependiendo del grado de pérdida de la audición.

Por su parte Antonio Soda Merhy, presidente honorario del Comité de Implante Coclear del Instituto, indicó que junto con este programa de implante, se lleva a cabo una terapia de rehabilitación del lenguaje por tiempo indefinido, que facilita a los pacientes recuperar la audición e incorporarse a las actividades cotidianas sin la limitación de la comunicación.

Hoy en día la discapacidad auditiva tiene grandes posibilidades de compensación, cuando se detecta de forma temprana y se restablece de forma correcta, con buenos resultados en el desarrollo de lenguaje e integración social”.

La clínica de implante coclear del INER forma parte de un equipo interinstitucional integrado por el Hospital Infantil de México “Federico Gómez y el Hospital General de México.

Imagen cortesía de Secretaría de Salud | México

Contenido relacionado