Las depresiones femeninas

depresión, tristeza, padecimiento, enfermedad, presión, roles, evaluación diagnóstica, psicoterapía.
Padecimiento

La Organización Mundial de la Salud coloca en cuarta posición a la Depresión, dentro de la lista de las enfermedades más incapacitantes. En México tiene un prevalencia del 4.5 por ciento sobre la población total, presentándose el doble de casos en mujeres que en hombres. Se proyecta que para el 2020 ocupe el segundo lugar si no mejora la prevención, el diagnóstico y la terapia.

La depresión es un padecimiento que ha existido desde el inicio de la humanidad; sin embargo, en la actualidad se ha incrementado de manera alarmante y estudios demuestran que se presenta más en mujeres que en hombres, pues la tasa de incidencia respecto a los varones es casi del doble.

Es una enfermedad que puede tener varios agentes causantes, en su mayoría son psicológicos y sociales, y en la mujer afectan en mayor medida porque también puede ser causada por factores genéticos o biológicos, reproductivos y hormonales; el embarazo, el periodo postparto y la menopausia son momentos en que aumenta el riesgo de padecer un episodio de depresión mayor. También el desempeño de los diferentes roles pueden generar estrés, que deriva en depresión, como el maltrato o la opresión.

Cada persona manifiesta la depresión de manera diferente y desafortunadamente, no se le da la importancia requerida hasta que llega un punto donde la enfermedad es incapacitante. “Todos pasamos por momentos de tristeza ante situaciones como la pérdidas del trabajo, cambios de casa, la muerte de algún ser querido, enfermedades, el rompimiento de la relación de pareja; a cada persona afectan de manera diferente, pero si la presencia de síntomas como: estado de ánimo triste o malhumorado, desgano, inquietud, ansiedad, llanto excesivo, pérdida de apetito y peso o ingesta excesiva de comida y aumento de peso, pensamientos de muerte o suicidio persisten por más de tres semanas, aumentan y/o afectan la vida laboral, familiar y de pareja. La mujer debe acudir a un especialista para poder obtener una evaluación diagnóstica confiable y un tratamiento adecuado” comentó la Psicóloga Karla Gaona Peláez.

Te recomendamos:  Estrés laboral o síndrome del "trabajador quemado"

También pueden presentarse varios síntomas físicos, si se padece de dolores crónicos como reumatismo, dolor de espalda, o dolores que se presentan a menudo; estos pueden empeorar cuando se está deprimida. Aunque se sea una persona sana, se pueden causar dolores, musculares, en las articulaciones, de cabeza e incluso problemas estomacales.

En algunos casos el paciente se da cuenta de la enfermedad que padece y acude con el especialista, en su gran mayoría requieren de la intervención de familia y amigos para tomar este paso. “Hoy en día existen muchos tratamientos, que son efectivos dependiendo del tipo de depresión que se padezca; la más común es la psicoterapia, que es un proceso de comunicación entre un terapeuta y la persona atendida donde se maneja el cambio y evolución de la conducta, puede usarse o no medicación. Esa es una decisión que depende de cada individuo y el terapeuta.

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia



Escrito por

Etiquetas , , , , , , ,

Temas relacionados