Ante ondas de calor se propone fortalecer acciones de protección

La diputada Irma María Terán Villalobos propuso exhortar a la Secretaría de Salud y a la Coordinación Nacional de Protección Civil para que, en coordinación con sus homólogas en las 32 entidades federativas, lleven a cabo acciones orientadas a proteger a la población, que afectan al país.

San Luis Potosí, Guerrero, Morelos y Ciudad de México, registran temperaturas muy altas.
San Luis Potosí, Guerrero, Morelos y Ciudad de México, registran temperaturas muy altas.
En un punto de acuerdo que analiza la Comisión de Salud, precisó que las entidades que han registrado temperaturas muy altas en últimas fechas son:

  • San Luis Potosí
  • Guerrero
  • Morelos
  • Ciudad de México

En donde se llegan a alcanzar más de los 30 grados centígrados, situación que puede ser dañina para la población.

De acuerdo con especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estas ondas se refieren a un periodo de calor extremo, con frecuencia, acompañado de humedad alta, constituye un peligro para la salud y vida de las personas, que puede provocar insolación, desmayos, deshidratación, enfermedades diarreicas agudas y de piel, principalmente.

Terán Villalobos detalló que según la clasificación de las ondas cálidas medidas en grados celsius, se establece que existe:

  • riesgo bajo para la salud cuando el termómetro marca de 26 a 29.9 grados
  • medio cuando se encuentra entre 30 y 33.9
  • alto de 34 a 39.9
  • y muy alto cuando es mayor a 40

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) indica que la Isla de Calor Urbana es uno de los efectos más evidentes de la alteración climática producida por la urbanización, se origina a medida que las ciudades añaden concreto y asfalto, edificaciones, industria y aumenta la población.

Agregó que el golpe de calor es de los padecimientos médicos más destacables y se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4 grados centígrados, por efecto de la condición ambiental o actividad física vigorosa, en la que el organismo es incapaz de regular su temperatura, y constituye una de las consecuencias de la exposición a altas temperaturas por tiempos prolongados.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, los síntomas más importantes del golpe de calor son:

  • mareo, sudoración, enrojecimiento y sequedad de la piel;
  • fiebre con temperatura desde 39 a 41 grados centígrados,
  • comportamiento inadecuado,
  • aceleración del ritmo cardiaco con latido débil del corazón,
  • dolor de cabeza y convulsiones.

Ante los graves estragos que puede provocar el calor en la población, especialmente en los sectores más vulnerables, afirmó Irma María Terán, es urgente intensificar medidas para reducir y evitar casos de golpe de calor en todo el país, ya que puede agudizar la situación[.]

Imagen cortesía de AntonioGuillemF

Contenido relacionado