Cuídate del reflujo

prevención, reflujo, buena alimentación, ejercicio, alaimentación balanceda, Asosiación Méxicana de Gastroenterología, autocuidado, ediucación para la salud.
Alimentación balanceada

En esta época hay que cuidarse no sólo del frio. Las fiestas decembrinas vienen cargadas de alegría, regalos, festejos, y con éstos algunos excesos en comida y bebida que pueden ocasionar el aumento de peso y algunas enfermedades como el reflujo. La Asociación Mexicana de Gastroenterología estima que el 40 por ciento de la población adulta padece este malestar por lo menos una vez al mes.

El reflujo se manifiesta con una molesta sensación de ardor en el pecho y es más común que se presente después de comer en el exceso. El embarazo y el estrés también pueden ser detonantes para la acidez gástrica. El gastroenterólogo Rafael Pérez Huacuja, informó que “el contenido gástrico es una combinación de ácido clorhídrico, bilis, y pepsina que al refluir por el esófago, como éste no cuenta con una capa protectora, produce una sensación de quemadura y ardor. Los componentes del contenido gástrico son altamente irritantes y dañinos, por lo que deben mantenerse en el estómago”.

El mexicano y su estilo de vida en la temporada de fiestas lo hacen socializar en torno a una gran cena, la tradición familiar de preparar los platillos propios de la temporada ricos en azúcar, grasa y condimentos, aunado al estado anímico de las fiestas, son factores importantes que facilitan el consumo excesivo de los alimentos lo que incrementa el peso corporal hasta en 4 kilos.

La Lic. en Nutrición Blanca Saint Martin comentó que “es importante que cada paciente identifiqué y restrinja los alimentos que incrementan su malestar”, recomendó:

  • Evitar los cítricos, lácteos enteros, chile, exceso de condimentos, el café, el chocolate y la goma de mascar.
  • Comer en cantidades mesuradas.
  • Restringir el consumo de tabaco.
  •  Cenar dos o tres horas antes de irse a dormir.

El reflujo puede convertirse en algo patológico, puede dañar la mucosa del esófago y la calidad de vida del paciente. También pueden presentarse síntomas como regurgitación (regreso del alimento a la garganta), tos y ronquidos. De no recibir tratamiento durante varios años, puede desencadenar en complicaciones graves como úlceras o cáncer de esófago.

Aunque existen en el mercado medicamentos de libre acceso a base de alginato de sodio, éstos forman una barrera protectora que flota sobre el contenido estomacal y evita que regrese al estómago. El mejor regalo para la salud en esta temporada es una vida saludable, una alimentación balanceada y la práctica del ejercicio. Disfrutemos de las fiestas con nuestras ricas tradiciones culinarias pero con un adecuado control en los excesos de la comida y bebida, no hay que acostumbrarnos a vivir con el dolor, ante el menor síntoma acudir con el médico y tomar un tratamiento oportuno para evitar se desencadenen severas consecuencias.

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste