mujer con un médico en consultorio on ilustración de alergía

Lo que debes conocer de las alergias y la contaminación en las ciudades

Especialistas en alergia coinciden en que los niveles de contaminación en la Ciudad de México detonan síntomas alérgicos como tos, estornudos, congestión y escurrimiento nasal y ojos rojos e hinchados y, en casos más graves, causa prurito, dificultad para respirar y ataques de asma [1].

mujer con un médico en consultorio on ilustración de alergía
La contaminación en espacios cerrados empeora los síntomas alérgicos de los pacientes. imagepointfr
De acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 100 millones de personas están expuestas a niveles superiores de contaminantes climáticos de corta vida como dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono y plomo [2].

Así lo dio a conocer Fernando Iduñate Palacios, médico alergólogo con sub-especialidad en alergología pediátrica, quien detalló que, en las personas sensibles a alérgenos, la contaminación incrementa la hiperreactividad de los órganos desencadenando los síntomas mencionados.

La predisposición genética, sumada a los contaminantes –intradomiciliarios y extradomiciliarios–, desencadena episodios sintomáticos, además causa en algunos casos enfermedades respiratorias como rinitis alérgica, bronquitis, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer de pulmón, entre las más comunes”[3], declaró Iduñate Palacios.

El también integrante de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAI) y del American College of Allergy and Clinical Immunology (ACAAI), refirió que “la contaminación atmosférica causa la muerte prematura de 2 millones de personas al año, 400 millones de personas en el mundo sufren de rinitis y 300 millones tienen asma, enfermedades que afectan notablemente la calidad de vida de estos individuos y de sus familias” [1].

La rinitis alérgica –destacó el especialista– es una inflamación en la mucosa nasal y esta obstrucción persistente puede favorecer el desarrollo de sinusitis, debido a que son los mismos mecanismos de inflamación en las mucosas.

En ese sentido, mencionó que “aquellas personas que tienen una alergia respiratoria –rinitis alérgica– sus síntomas pueden comenzar, o empeorar, por la exposición a algunos desencadenantes conocidos como irritantes, los cuales contaminan el aire interior y potencialmente dañan sus vías respiratorias” [2].

Iduñate comentó que, “las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) afectan a toda la población; sin embargo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2012, se presentan con mayor frecuencia en menores de 10 años (40.7% en hombres y 41.3% en mujeres) [2]“.

Los niños en las grandes ciudades latinoamericanas, como la Ciudad de México, están expuestos a altos niveles de contaminación ambiental y el daño oxidativo que causa puede activar mecanismos de inflamación/reparación, que tendrían la potencialidad de causar alteraciones permanentes en la estructura pulmonar”, refirió el especialista [4].

Adicionalmente, enfatiza que la contaminación en el interior de las viviendas es una creciente preocupación para los expertos porque las personas pasan casi el 90% de su tiempo en esos lugares y algunos contaminantes se concentran hasta 5 veces más que en el exterior [5].

Los contaminantes internos emanan de múltiples fuentes: calentadores de gas sin ventilación, solventes, muebles nuevos, productos de limpieza, tintas, materiales de construcción y humo de cigarro, entre otros”[6], señaló el actual Director de la Clínica de Alergia y Asma Laureano Roncal.

Por su parte, el doctor Manuel Lavariega, Country Medical Head para CHC México comentó, “los contaminantes no tan conocidos pero que existen hoy día, como humo de leña, ácaros, la polinización, ahora qué es época de lluvia, la electricidad generada por las nubes y humedad hacen que partículas de polen se agranden y exacerben la condición de rinitis alérgica de las personas susceptibles a este tipo de cambios”.

Sin embargo, Lavariega Saráchaga afirmó, “además de la importancia de acudir con el alergólogo, quien es el especialista adecuado para tratar las alergias y rinitis alérgica, existe un tratamiento que alivia los síntomas de los pacientes, el cual ofrece rápido alivio, control multi-síntoma, de larga duración sin ser sedante que mejora la calidad de vida de los pacientes”.

Sanofi ha implementado medidas para mejorar la calidad de vida de los pacientes mexicanos ante el incremento de contaminación en la ciudad “nuestro compromiso como empresa es impactar en la calidad de vida de los pacientes, educar a la gente para detectar sintomatología y/o las posibles enfermedades que se presentan debido a los factores de riesgo y cambios, los cuales son muchos, a los que nos exponemos diariamente”, comentó en conferencia de prensa el doctor Lavariega.

Finalmente, el doctor Fernando Iduñate recomendó que, “con prevenciones como inmunoterapia, evitar irritantes, alérgenos, mascotas y tomar el tratamiento adecuado contra las alergias, el impacto –físico y emocional– de los contaminantes en la vida de los pacientes se puede controlar”.

Contenido relacionado