Nuevo tratamiento para detener infecciones causadas por hongos, como aspergilosis y mucormicosis

Las micosis invasoras siguen aumentando su incidencia en pacientes inmunodeprimidos u hospitalizados con graves enfermedades de base, originando elevadas tasas de morbi-mortalidad. Destacan, entre los más frecuentes la enfermedad denominada aspergilosis, que alcanza un riesgo de muerte del 60% si no se establece tratamiento en las primeras 72 horas. Este tipo de hongos tiene la tasa más alta de mortalidad.

Con infecciones por hongos, 300 millones de pacientes en el mundo.
Con infecciones por hongos, 300 millones de pacientes en el mundo. lightsource
A nivel mundial, cada año hay cerca de 300 millones de casos de pacientes con infecciones por hongos, causando la muerte de un millón 300 mil personas, dijo el Dr. José Arturo Martínez Orozco, Jefe de Infectología y Microbiología Clínica del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

El clima tropical y otras características hacen que en México se manifiesten padecimientos relacionados por la presencia de hongos, como la aspergilosis, que se presenta en pacientes con cáncer que reciben quimioterapias o en pacientes trasplantados, cuyas defensas son bajas. La aspergilosis, agregó, “es un hongo que entra en el organismo mediante inhalación, por lo que activa el sistema inmune y causa infecciones características, principalmente pulmonares“.

Por lo tanto, las aspergilosis son todas aquellas enfermedades producidas por los hongos de este género. Afecta a pacientes “con bajas defensas“, a quienes padecen “leucemia y quienes tienen padecimientos crónicos en los pulmones, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el enfisema pulmonar, la fibrosis pulmonar, la fibrosis quística y otras que hoy en día se asocian mucho a infecciones muy agudas, como la influenza“.

La transmisión de la aspergilosisocurre a través de la inhalación de las esporas del hongo“, mencionó el egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM, Medicina Interna en el Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, Infectología en el Centro Médico “La Raza del IMSS y con Especialidad en Tuberculosis y Micología Médica en el Instituto Pasteur de París, Francia.

La aspergilosis está en todos lados: en el polvo que respiramos, y en casi todos los sitios en donde estamos, “pero no necesariamente nos va a causar enfermedad. Cuando se está sensible, con las defensas bajas, en ese tipo de pacientes se puede presentar la enfermedad, a nivel pulmonar y respiratorio, pues el hongo ingresa al organismo por las vías aéreas“. Entre los síntomas destacan la sensación de falta de aire, disnea, tos, a veces presencia de sangre al expectorar, “pueden presentar un cuadro de dificultad respiratoria“.

La aspergilosis puede ser muy severa en pacientes que no pueden producir una respuesta inmunitaria adecuada; si no se establece un tratamiento en las primeras 72 horas, el riesgo de muerte es del 60 por ciento. Por eso es muy importante identificar a tiempo a los pacientes, con base en su cuadro clínico, hacer el diagnóstico e iniciar el tratamiento.

Hoy se cuenta con tratamiento muy avanzados, con los que se puede lograr la curación hasta en el 95 por ciento de los casos de aspergilosis, si se detecta a tiempo“. Esta enfermedad es más común en personas de edad avanzada y un poco más frecuente en los hombres, pero si se tienen los factores de riesgo señalados puede presentarse en cualquier persona.

En el INER se hizo un estudio en pacientes con aspergilosis, que corresponden al 38 por ciento del total de casos con infecciones fúngicas. Se encontraron más de 150 casos en un periodo de 5 años, siendo las características más importantes que se trata de pacientes con daños pulmonares, con EPOC y con diabetes, además de pacientes oncológicos y trasplantados.

En cuanto a la mucormicosis, señaló que es una enfermedad infecciosa, producida por hongos que ingresan a los senos paranasales, el cerebro o los pulmones. Se presenta en algunas personas con un sistema inmunitario debilitado.

La mucormicosis se caracteriza porque los hongos que la causan están presentes en alimentos, aunque también se pueden inhalar del aire que respiramos. Los síntomas principales se dan en las fosas paranasales, en la boca, y la característica del hongo es que se va más hacia las vías respiratorias. Inicialmente “los afectados presentan secreciones abundantes en la nariz, tos continua, se congestionan, se les hacen úlceras en el paladar y si evoluciona y se agrava la infección, involucra a los senos paranasales, los ojos y el cerebro. La mortalidad puede ser hasta del 90% si no se diagnostica oportunamente“.

Es una de las pocas emergencias de la especialidad en infectología y tiene buen pronóstico “si se detecta a tiempo, aunque involucra lavado quirúrgico y la participación eventualmente de especialistas en cirugía y en neurocirugía“. El tratamiento requiere del suministro de antifúngicos de última generación, añadió el Dr. José Arturo Martínez Orozco.

Cabe señalar que en el XLIV Congreso Nacional de Infectología y Microbiología Clínica, que se realizó recientemente en San Luis Potosí, Grupo Biotoscana presentó isavuconazol, antifúngico activo, un nuevo tratamiento para detener infecciones causadas por hongos, como la aspergilosis y la mucormicosis, el cual tiene un amplio perfil de seguridad y respaldo de investigación clínica[.]

Publicaciones relacionadas